POR QUÉ UNA "POLÍTICA DE SALUD"

En agosto de 1986 nace el SUTEBA, fruto de un proceso de unidad de los trabajadores de la educación bonaerense afiliados a numerosos sindicatos distritales, que representaban en conjunto al menos de 20.000 docentes.

 

Se cumplía un viejo sueño: construir un Sindicato que fuera herramienta de lucha, de transformación, de organización para defender los derechos docentes desde un fuerte compromiso con la defensa de la Escuela Pública.

 

Bajo estos tres ejes nos dimos una forma organizativa y participativa que, a través de acciones e iniciativas, permitieron que nuestra organización creciera vertiginosamente en afiliados y seccionales.


En el área de Acción Social, a partir del año 1988, comenzamos a instrumentar esta política de crecimiento y organización, realizamos un fuerte debate interno sobre las características que nosotros, los docentes, entendíamos que debían tener nuestros Servicios Sociales.


De ese debate que se realizó a lo largo de un año y medio, surgieron algunas características que al día de hoy, siguen siendo el eje central de la Política de Salud y Promoción Social de SUTEBA.


La creación y puesta en marcha de las políticas de salud y promoción social como parte integral de la política general del Sindicato y no como mero apéndice de servicios. Conformando una propuesta de beneficios sociales con la misma concepción política que nos llevó a construir el SUTEBA. De esta manera, a lo largo de los años, fuimos desarrollando políticas propias en Salud y Promoción Social.


El funcionamiento como co-seguro del IOMA, y, al mismo tiempo, la generación de experiencias propias de salud y de servicios sociales.

Acciones en Salud y Promoción Social con carácter solidario, donde los aportes de los compañeros afiliados se vuelcan para mejorar y expandir las prestaciones con una política no mercantilista. Intervenimos en nuestra Obra Social defendiendo un sistema solidario, donde se aporta en proporción a lo que ganás y tenés derecho de acceso igualitario a los servicios en forma igualitaria.

Así, SUTEBA jamás  cedió en la lucha por un IOMA más eficiente, más solidario y democrático, en el cual los trabajadores elijan la conducción del Instituto mediante elecciones directas. SUTEBA no cederá jamás en asumir y defender a la salud como un derecho.

Los conceptos que nos guían


Consideramos que la salud es un proceso de construcción compleja, histórica, cultural, política y económicamente determinado. La salud no es un estado ni un equilibrio, es un proceso con constantes movimientos, flujos y reflujos, es una capacidad de tomar desafíos y afrontar conflictos. Siempre las soluciones a los problemas traen nuevos problemas.


La salud excede la contraposición salud - enfermedad y no podemos dejarla de ver como algo más que un padecer físico que es generalmente lo que más se asimila a la enfermedad o a la prevención medicalizante.


Las políticas de salud, los programas y los modelos de atención se sostienen en posiciones ideológicas no siempre explicitadas (muchas veces omitidas). Consideramos que el Estado es quien debe intervenir en la regulación de la salud y ser el garante de ese derecho, pero con una idea de Estado que incluya la sociedad civil y que mueva a organizar las demandas colectivas que deben presentar esos reclamos.


Creemos en el Estado como lugar donde los trabajadores acumulamos lo que vamos conquistando. En este país tenemos una Salud Pública que es una conquista de trabajadores que dieron ese debate y esa disputa.


En síntesis, creemos que es posible correr a la salud del terreno de la medicalización cuando se avanza en promoción y prevención. Especialmente la promoción de la salud implica avanzar en derechos políticos, económicos y sociales, disputa en la que los trabajadores organizados son un actor fundamental.

El rol de la escuela como actor político


En este marco, estamos convencidos que la escuela es un actor social al cual le atañen y debe comprometerse en los problemas de salud, en tanto responden a dificultades de un proceso de determinación múltiple y compleja. La escuela, al tiempo que puede ser escenario de esos problemas, ser testigo o incluso ser un factor más en la determinación de los mismos, puede también ser un espacio para la transformación de esas condiciones.


La información, la problematización de la realidad, la producción de conocimiento, la comunicación y la promoción de formas de organización comunitaria y el fortalecimiento de redes locales de actores sociales y organismos estatales y otros, son algunos de los modos en que puede participar. Las instancias de organización de los trabajadores como los sindicatos y centrales de trabajadores, pueden avanzar aún más en llevar la voz de la comunidad educativa a instancias de discusión y definición de políticas públicas que amplíen los derechos colectivos.

Nuestros resultados


Gracias al férreo compromiso con nuestros objetivos políticos, traducidos en innumerables intervenciones sindicales en salud, en programas preventivos, en nuestra participación paritaria, conquistando, a través de la lucha, sustanciales mejoras en las condiciones laborales de los trabajadores de la educación, hoy, logramos avances significativos para la organización, nuestros afiliados y su grupo familiar, y el conjunto de los docentes de la provincia de Buenos Aires:

Contamos con un Vocal Docente, que representa a la totalidad de los Trabajadores de la Educación Bonaerense, surgido del SUTEBA por ser el Sindicato docente con mayor cantidad de afiliados de la Provincia.

Hoy tenemos un co-seguro que no sólo complementa con amplia cobertura las prestaciones del IOMA sino que además cubre otras necesidades (reintegros, entrega de bonos, red de atención psicológica, alojamiento por motivos de salud, óptica y cobertura en medicamentos) no contempladas por la Obra Social (IOMA).

Hoy los afiliados y sus familias son protagonistas del cuidado de su salud desde nuestros diecisiete Centros de Atención Primaria, nuestros Programas Preventivos y las tres Unidades Móviles Preventivas que recorren la Provincia.

Hoy somos una de las organizaciones sindicales docentes de la Argentina con mayor experiencia en el campo de la Salud Laboral, que desde la investigación y la intervención sindical accionamos para dignificar las condiciones del trabajo docente. Desde Salud Laboral luchamos para contar con una herramienta que nos permita discutir nuestros puestos de trabajo y la conquista de todas las condiciones laborales que merecemos. Algunos de ellos se traducen en los acuerdos paritarios que hemos logrado.


Hoy nuestras acciones en salud y promoción social tienen un desarrollo propio en turismo, recreación, vivienda, etc.

Hoy más de 85.000 compañeros afiliados, que con sus grupos familiares suman más de 170.000 beneficiarios, son protagonistas cotidianos de este proyecto colectivo construido a lo largo de 25 años y convertido en herramienta formidable de lucha de los Trabajadores de la Educación en la Provincia de Buenos Aires.

Fecha de publicación : 04-03-2013