LOS BENEFICIOS DE DEJAR EL TABACO

Dejar de fumar es beneficioso para la salud desde el mismo momento en el que se apaga el cigarrillo. Alivia los síntomas de la tos y la expectoración. Disminuye las sibilancias ("silbidos" del pecho). Reduce el riesgo de infarto de corazón. Se recupera el olfato y se disfruta más.

Las personas fumadoras que dejan el cigarrillo, a cualquier edad, tienen menos riesgo de morir por enfermedades asociadas con el tabaco que quienes continúan fumando. Además, mejoran mucho su calidad de vida:

  • Dejar de fumar a los 30 años: Las personas fumadoras que dejan el tabaco alrededor de los 30 años de edad reducen su probabilidad de morir prematuramente por enfermedades relacionadas con fumar en más del 90%
  • Dejar de fumar a los 50 años: Las personas fumadoras que dejan de fumar alrededor de los 50 años de edad reducen su riesgo de muerte prematura en más del 50% en comparación con quienes siguen fumando
  • Dejar de fumar a los 60 años: Las personas que dejan el tabaco alrededor de los 60 años de edad o más viven más tiempo que los que siguen fumando

Cuanto antes se deja de fumar, más beneficios se obtienen.

 

 

Beneficios para la salud al dejar de fumar

Los beneficios comienzan a sentirse enseguida y se multiplican de manera progresiva:


-A los 20 minutos: disminuye la presión arterial

-A las 12 horas: se normaliza el monóxido de carbono en sangre

-Entre las 2 semanas y los 3 meses: mejora la circulación y la función pulmonar

-Entre el primer y el noveno mes: disminuye la tos y la falta de aire junto con el riesgo de infecciones

-Al año: el riesgo de enfermedad coronaria disminuye a la mitad y mejora la energía

-A los 5 años: el riesgo de cáncer de boca, garganta, esófago y vejiga disminuye a la mitad y el riesgo de cáncer de cuello y de ACV se iguala al de una persona no fumadora

-A los 10 años: el riesgo de cáncer de pulmón disminuye a la mitad y también disminuye el riesgo de cáncer de laringe y de páncreas

-A los 15 años: el riesgo de enfermedad coronaria es similar al de una persona no fumadora

    Otros beneficios
    • Mejora el gusto y el olfato
    • Desaparece la tos típica de quien fuma
    • Es más fácil subir escaleras y caminar varias cuadras sin cansarse
    • El pelo y la ropa huelen mejor
    • Mejora el aspecto y la salud de su piel

    MÁS INFORMACIÓN sobre los Efectos del cigarrillo en el organismo


    Beneficios para los convivientes que no fuman
    El consumo de tabaco no solo afecta la salud de la persona fumadora sino también la de quienes están a su alrededor. La exposición al humo de tabaco ajeno causa un 30% de aumento en el riesgo de infarto y de cáncer de pulmón en las personas no fumadoras. En la niñez, la exposición es particularmente dañina provocando problemas respiratorios, infecciones del oído y el síndrome de muerte súbita de quienes están en etapa lactante. Las embarazadas expuestas también pueden sufrir complicaciones. Al dejar de fumar estos riesgos desaparecen.
    Beneficios en el trabajo Las personas fumadoras se enferman más y, en general, presentan menor productividad que las no fumadoras. Por esto, la mayoría de las grandes empresas de todo el país tienen políticas de ambientes laborales 100% libres de humo. Por otra parte, la ley nacional de control del tabaco (ley 26.687) estipula lugares de trabajo cerrados 100% libres de humo. Al dejar de fumar mejorará su desempeño en cualquiera que sea su lugar de trabajo y le será más fácil cumplir con la prohibición de fumar.
    Beneficios económicos Una persona que fuma un paquete por día ahorrará una considerable suma de dinero al no hacerlo. Por otra parte, teniendo en cuenta que las personas fumadoras se enferman más que quienes no fuman, también ahorrarán en atención médica y en medicamentos. Algunas compañías de seguros y medicinas prepagas están ofreciendo pólizas más económicas para quienes no fuman. Hoy es un buen día para dejar de fumar.