EFECTOS DEL CIGARRILLO EN EL ORGANISMO

El humo del cigarrillo contiene más de 4.000 sustancias químicas dañinas, tales como la nicotina, el monóxido de carbono, el alquitrán, el cianuro, el formol y el plomo. Los componentes del cigarrillo pueden producir una gran cantidad de desórdenes capaces de generar enfermedades cancerosas y mortales. Se desarrollan algunos daños a la salud relacionados con el hábito de fumar, el problema de la dependencia social y los riesgos y consecuencias para los fumadores pasivos.

Fumar puede provocar:


CAMBIOS EN LA PIEL: La piel del fumador, sufre de envejecimiento prematuro. La piel de los dedos de la mano, también se  mancha por el color  pardo del filtro de los cigarrillos.

MANCHAS  y CAIDAS DE LOS DIENTES: Uno de los componentes del tabaco: el alquitrán, produce manchas y caries en los dientes. También puede provocar problemas en las encías que facilita la caída de los dientes.

DEPENDENCIA: La nicotina del cigarrillo, es una droga que produce una dependencia en el fumador.

OSTEOPOROSIS: El cigarrillo aumenta el riesgo de padecer osteoporosis (debilidad de los huesos), lo que causa fracturas de huesos en las personas mayores de edad, y particularmente entre las mujeres.

IMPOTENCIA SEXUAL: El tabaquismo es una de las causas más comunes de impotencia.  El fumar un paquete por día, aumenta un 60% de riesgo de sufrir impotencia.

PROBLEMAS DURANTE EL EMBARAZO: Si la mujer fuma durante el embarazo, tiene más probabilidades de tener parto prematuro y aborto espontáneo.

PROBLEMAS DE FERTILIDAD: La mujer fumadora, tiene menores posibilidades de quedar embarazada.

ULCERAS GASTRICAS Y DUODENALES: Por efecto de la nicotina que hace más difícil la digestión  y causa mayor acidez después de comer, los fumadores son más susceptibles de padecer úlceras gástricas y duodenales.

ENFISEMA DE PULMON Y BRONQUITIS CRONICA: El consumo de cigarrillos es la causa más común del enfisema. También produce bronquitis crónica. Estas enfermedades disminuyen la cantidad de oxígeno que el cuerpo recibe, ya que los pulmones son incapaces de llenarse con aire fresco y la respiración se hace dificultosa. También los fumadores, tienen más probabilidades de padecer asma bronquial.

DERRAME CEREBRAL: También llamado ataque cerebral, ocurre cuando se produce una alteración del flujo normal de sangre en el cerebro, que puede aparecer porque un coágulo obstruye uno de los vasos sanguíneos vitales de este órgano. Los venenos del cigarrillo producen este tipo de afección ya que bloquean las arterias.

ATAQUE CARDIACO: La persona que fuma tiene más del doble de posibilidades de contraer un infarto de miocardio (ataque cardíaco).

CANCER DE PULMON, BOCA, LARINGE, ESOFAGO Y ESTOMAGO: El fumar cigarrillos es la principal causa de cáncer de pulmón. Además, puede producir otros tipos de cáncer: de boca, de laringe, esófago y estómago. También se lo relaciona con el cáncer de vejiga, útero, páncreas y riñón.

La Dependencia Social


La dependencia social se basa en la gran aceptación social que tiene el tabaco, no siendo considerado una droga sino una opción personal, con la que, en determinadas situaciones, aumenta la imagen de seguridad y dominio de la situación.
No sólo induce al individuo a iniciarse en esta dependencia sino que además llega a convertirse en el instrumento para iniciar una conversación, allanar el acercamiento entre dos personas e incluso puede llegar a asimilarse a un gesto de amistad o solidaridad.
La dependencia social es cultural, pero es también económica, ya que mueve intereses millonarios para empresas productoras, los trabajadores de la industria y los estados que ingresan recursos, también millonarios, por medio de los impuestos.
La influencia social es clave para conseguir nuevos consumidores de tabaco, las tabacaleras lo sabían y consiguieron poner de moda regalar puros y cigarrillos y promover a través de los medios masivos propagandas que vinculan el fumar con el éxito y la distinción.
¿Por qué resulta difícil dejar de fumar?
El tabaco es altamente adictivo. La nicotina puede generar una dependencia tan fuerte que hace que sea difícil el abandono del cigarrillo, ya que el cuerpo se acostumbra a dicha presencia, y reacciona con una serie de síntomas que se denominan síndrome de abstinencia, (irritabilidad, trastornos del sueño, aumento de peso, dificultad en la concentración, trastornos gastrointestinales, etc.)
¿Se puede conseguir dejar de fumar?
Las experiencias fallidas no deben ser un impedimento para intentarlo nuevamente. Existen programas para superar la dependencia creada por la nicotina y el hábito de fumar. Los programas de cesación tabáquica se pueden realizar en forma grupal o individual con supervisión médica y/o de equipos de salud.
¿Afecta el cigarrillo a quienes rodean al fumador?
El fumar no sólo afecta la propia salud, sino también la de las personas que están a su alrededor. El humo de su cigarrillo perjudica seriamente a las personas que no fuman.

Perjuicios provocados por el tabaquismo en el hogar y el trabajo

  • Los niños que viven en ambientes donde se fuma son más propensos a enfermarse de bronquitis, otitis y resfríos.
  • Los niños asmáticos que están expuestos al humo del cigarrillo tienen ataques de asma más frecuentes.
  • Los familiares que conviven con el fumador presentan mayor riesgo de contraer cáncer y enfermedades cardíacas.
  • Los bebés amamantados por madres fumadoras, pueden sufrir inquietud, insomnio, vómitos, diarreas, succión débil y debilidad.
  • La "muerte súbita del lactante" se presenta con mayor frecuencia en hogares de fumadores. Se conoce con ese nombre a la muerte repentina del bebé en los primeros meses de vida.
  • El humo del cigarrillo en el medio ambiente aumenta el riesgo de contraer cáncer de pulmón.
  • En nuestro país, se producen 6 mil muertes anuales por humo de tabaco ajeno.