VÁRICES

Las várices de miembros inferiores puede ser considerada como Enfermedad Profesional de todas las personas que trabajan. Si padecen la enfermedad en ambas piernas y se presentan en forma simétrica. Para prevenir la enfermedad te contamos qué medidas podes tomar.

 

¿Qué son y por qué aparecen las varices?

 

La aparición de varices en los miembros inferiores es la expresión de una enfermedad que afecta las venas, la insuficiencia venosa periférica. Se produce por el mal funcionamiento de las válvulas que hacen que la sangre que circula por las venas no retroceda. Como consecuencia de esta enfermedad las venas se dilatan y se produce edema (hinchazón) en las piernas.

 

 

¿Cuáles son sus síntomas?

 

Los síntomas más comunes:

  • son pesadez en las piernas
  • edema
  • calambres sobre todo por la noche
  • picazón
  • ardor
  • adormecimiento
  • hormigueos

Con el tiempo, la piel se deteriora, se engrosa y se endurece. Puede cambiar de color y ponerse amarronada (lo que se conoce como dermatitis ocre). Sin tratamiento adecuado, pueden aparecer complicaciones como flebitis (inflamación de las venas) y trombosis (formación de coágulos en las venas profundas de los miembros inferiores.

 

 

¿Cómo se previene?

 

-Hay que estar de pie sin moverse por mucho tiempo. También es perjudicial permanecer mucho tiempo sentado con las piernas cruzadas.

 

-Realizar una buena dieta alimentaria y la ingesta adecuada de líquidos (al menos 2 litros por día) son esenciales para prevenir la aparición de varices. El consumo de cantidades moderadas de vitamina C y E (como las que se encuentran en frutas) es beneficioso para la salud de las venas.

 

-Realizar ejercicio con asiduidad, gimnasia aeróbica, caminatas en puntas de pie o sobre los talones, ejercicios de elongación o flexiones, natación y caminatas frecuentes son ejercicios que previenen y mitigan los problemas relacionados con la insuficiencia venosa. Durante la jornada laboral es importante moverse y pararse cada una hora para prevenir varices y sus complicaciones.

 

Para considerarlas como enfermedad profesional se requiere:

  • Estar de pie de manera prolongada

  • Tener tres años de antigüedad y exposición continua o discontinua con 2 horas de bipedestación seguidas por día (deambulación nula o restringida)

  • Existen algunos aspectos a tener en cuenta respecto de la bipedestación que condicionan la enfermedad: bipedestación con carga física o térmica.