TEATRO POR LA IDENTIDAD: TALLER PARA JUBILADOS DE LOMAS DE ZAMORA

La Secretaría de Promoción Social de SUTEBA Lomas de Zamora puso en marcha este taller como un espacio imaginario y de crecimiento, donde la experiencia grupal sea posible de una manera vital, activa y gratificante. El objetivo esencial es lograr que los docentes desarrollen una actitud crítica ante el hecho literario. Se realiza los miércoles cada 15 días en SUTEBA de Lomas de Zamora.

El teatro nos lleva a un juego de alienación y ensimismamiento: algo sucede en el escenario a otros, pero al mismo tiempo nos está sucediendo a nosotros. En la representación nos desprendemos de nuestro tiempo y espacio para observar la vida de los demás en un desfile de imágenes simbólicas. Por eso el teatro no es un mero entretenimiento, sino que invita a la meditación que atañe a nuestra más profunda raíz humana.


La propuesta es un trabajo de conocimiento e interpretación de obras de Teatro breve argentino contemporáneo, con una introducción, comentarios y  propuestas de trabajo en cada una de ellas. Se trata de 6 obras cortas, algunas consagradas ya en la experiencia de ”Teatro Abierto”, las cuales fueron elegidas en función de una apertura a este tipo de texto dramático y, en especial, a la valoración del género como representación de “Teatro por la Identidad”. Estas obras son:


- “Papá Querido”, Aída Bortnik
- “Gris de Ausencia”, Roberto Cossa
- “El Acompañamiento”, Carlos Gorostiza
- “Tentempié I”, Ricardo Halac
- “Los Datos Personales”, Julio Mauricio
- “Convivencia”, Oscar Viale.


Estos textos se inscriben dentro de la corriente que se define como “realismo intimista”, y su lectura y representación, juntamente con las actividades sugeridas en las propuestas de trabajo, atraerán a los docentes por la actualidad de las situaciones y conflictos que se plantean.


Esta actividad pretende la valorización del “espacio imaginario” frente a la potenciación de las expresiones de nuestra imaginación. Lo lúdico constituye una “zona imaginaria”, donde lo objetivo y lo subjetivo se fusionan, que permite un tránsito activo hacia la plasticidad del goce, del trabajo, del amor y la no-discriminación.