SUTEBA PARTICIPÓ DE LA CAMPAÑA PARA LA ELIMINACION DE LA RUBÉOLA Y EL SINDROME DE RUBÉOLA CONGÉNITA

Durante los meses de julio y agosto de 2009 SUTEBA participó de la Fase Complementaria de la Campaña Nacional de Vacunación para la eliminación de la Rubéola y el Síndrome de Rubéola Congénita que se había iniciado en el último cuatrimestre de 2008 sin haber alcanzado las metas de cobertura esperadas por el Ministerio de Salud para nuestro país.

a fase complementaria -instrumentada mediante los Centros de Salud del sindicato- se extendió a las once jurisdicciones que no llegaron en 2008 al 95% de cobertura, vacunando con Doble Viral Sarampión - Rubéola a todos los varones y mujres de 16 a 39 años que no fueron vacunados en 2008, independientemente de que hayan tenido la enfermedad.

En Abril del año pasado el Ministerio convocó a una reunión informativa a actores sociales que pudieran favorecer el desarrollo de la Fase Complementaria de la Campaña para un mejor alcance de los objetivos planteados. Los sindicatos fueron de la partida, entre ellos el SUTEBA, ya que la Provincia de Buenos Aires, por su población numerosa y por las bajas coberturas alcanzadas en 2008, es uno de los territorios clave para este objetivo de erradicar la Rubéola y el Síndrome de Rubéola Congénita (SRC).

Además de las acciones concretas de vacunación, también se Informó a nuestros afiliados para que se vacunen o difundan y motiven a otros a vacunarse; a los docentes en general acerca de esta Campaña y de la importancia que tiene colaborar con el logro de estos objetivos: erradicar la circulación del virus de la rubéola y el SRC.

¿Por qué eliminar la Rubéola?
La rubéola es una enfermedad viral aguda leve, que causa erupción en la piel, aumento leve de la temperatura corporal e inflamación de grupos ganglionares, especialmente del cuello y retroauriculares. Cursa en forma asintomática en un 50% de las personas.
 
¿Por qué trabajar para su erradicación?
Porque la rubéola puede provocar malformaciones congénitas cuando afecta a una mujer embarazada, el riesgo de que ello suceda es muy alto (90%) en las primeras once semanas de gestación.
Los daños más frecuentes en el SRC son sordera, ceguera, malformaciones cardíacas, retraso mental, microcefalia (cabeza muy pequeña) e infección del sistema nervioso central.
No es preciso aclarar que estas afecciones persisten hasta la vida adulta con todas las dificultades que a ellas se asocian.

¿Es posible la erradicación de esta enfermedad y del SRC?
SI porque el virus de la rubéola es de reservorio humano exclusivo;
SI porque la vacuna es altamente eficaz (genera anticuerpos protectores en todos los vacunados);
SI porque la inmunidad que confiere la vacunación es duradera;
SI porque la vacuna está disponible en forma gratuita, es segura y los efectos adversos reportados son leves y limitados;
SI porque otros países de América y del mundo ya lograron las metas de vacunación mayores al 95% y lograron interrumpir la transmisión viral en sus países.

¿Qué otras cosas debemos saber para informar?

Que la vacuna es de aplicación sencilla, en el brazo, y se dispondrá de las mismas en forma gratuita en jeringas monodosis que deben ser conservadas en heladera para no interrumpir la cadena de frío.

Que las contraindicaciones para vacunarse son muy pocas y se resumen en:

  • haber presentado reacción alérgica severa en dosis recibidas anteriormente o desarrolladas por componentes de la vacuna como la Neomicina,
  • padecer inmunodeficiencia severa conocida,
  • estar embarazada.


En varios países que hicieron campañas de vacunación con doble viral SR, incluido el nuestro, se ha realizado el seguimiento de aquellas mujeres que fueron vacunadas sin saber que estaban embarazadas y que NO SE REGISTRARON CASOS DE DAÑOS NI PROBLEMAS EN LA SALUD DE LOS NIÑOS QUE NACIERON DE ESAS MAMÁS que pudieran ser atribuibles a un Síndrome de Rubéola Congénita en ninguna de sus presentaciones.
Es importante saber que si esa vacunación sucede y la mujer no sabe que está embarazada, NO SE RECOMIENDA INTERRUMPIR EL EMBARAZO. La recomendación de no vacunar a la mujer embarazada es para no adjudicar a la vacuna cualquier evento adverso que, independientemente de la misma, pudiera ocurrir en el feto y/o recién nacido.
La vacunación, por realizarse con vacuna Doble Viral Sarampión Rubéola, contribuye a mantener los logros en la eliminación del sarampión.

El objetivo de la campaña estuvo dirigido en forma primaria a los varones de 16 a 39 años, que son los que están pendientes de ser inmunizados por la vacunación, pero no es porque se relacione a un problema de ningún género en particular. Tampoco estuvo vinculado a una potencial transmisión exclusiva del hombre a su compañera sexual o mujer más próxima. Lo que se puso en juego fue la posibilidad de que todos como humanidad, seamos capaces de erradicar una enfermedad que puede causar daño en la salud actual y futura de un niño, su familia y su comunidad.