SOLICITADA PUBLICADA DIARIO PÁGINA 12 - 4/3/18

LA ESCUELA PÚBLICA ENSEÑA, RESISTE Y SUEÑA 

Cada año al inicio del ciclo lectivo, en el primer día de clases, se produce el maravilloso encuentro entre nosotros, los maestros y los profesores, con nuestros alumnos. 

En ese encuentro, como en tantos otros a lo largo de cada año, se sintetizan desafíos, temores, alegrías. En una palabra, se cristaliza el pacto de amor que hay entre los docentes, los padres y los chicos. Quienes poblamos la Escuela Pública sabemos de las batallas cotidianas para que nuestros alumnos aprendan aún en las peores condiciones, para que la Escuela sea un lugar de cobijo para sus sueños, para que la Escuela sea un territorio de derechos para todos, pero sobretodo para los más vulnerables; un territorio donde se proteja lo que crece con la mirada puesta en el presente y en el futuro.

Por eso, nuestro compromiso con nuestros alumnos y nuestro compromiso con la Escuela Pública no se reduce a enseñar a leer y a escribir, a enseñar historia, geografía, matemática o arte; sino a formar ciudadanos críticos, transformadores de la realidad, que sepan defender sus derechos y luchar por una vida digna. Desde ese lugar, nos paramos para reclamar por nuestros derechos, los de nuestros alumnos y los de la Escuela Pública.

Lo hacemos ante un gobierno profundamente insensible y sordo ante los reclamos, un gobierno que viola la ley no convocando a la Paritaria Nacional, un gobierno que pretende un techo del 15% para el aumento salarial, un gobierno que cierra escuelas y tiene que retroceder ante la lucha de padres y docentes, un gobierno para el que los alumnos y los docentes somos sólo un número en sus políticas de ajuste, un gobierno que subejecuta el Presupuesto Educativo, un gobierno que promete la creación de 3.000 jardines de infantes y no ha inaugurado ni un aula, un gobierno que suspendió el programa de Educación Sexual Integral, un gobierno que paga salarios que están por debajo de la línea de pobreza, un gobierno que cierra comedores escolares, un gobierno que desvaloriza el trabajo docente, un gobierno que no distribuye libros ni computadoras, un gobierno que no repara los edificios escolares, un gobierno que desmantela los Programas Socioeducativos, un gobierno que no garantiza la formación pedagógica en servicio, un gobierno que no cumple con la Ley de Financiamiento Educativo y no envía las partidas presupuestarias a la provincias asfixiándolas económicamente, un gobierno que usa la extorsión y la persecución gremial como método de disciplina.

UN GOBIERNO QUE DESFINANCIA LA EDUCACIÓN Y PROFUNDIZA EL VACIAMIENTO DE LA ESCUELA PÚBLICA.

Pero nosotros estamos convencidos que DONDE HAY UNA ESCUELA ESTÁ LA PATRIA.

Por eso las maestras y los profesores que trabajamos en el Litoral, en la Patagonia, en el campo, en el Norte profundo, en la Pampa, en Cuyo, en las montañas, en las ciudades, en todos los conurbanos, en las Islas y en cada rincón de la patria, queremos cada día abrir las puertas de nuestras escuelas para que entren nuestros alumnos y, ejerciendo nuestro amado oficio, recrear la magia de enseñar y aprender. El gobierno tiene la palabra.

El lunes 5 de marzo tenemos una cita de honor con el presente y el futuro. ¡TODOS A LA MARCHA! - Congreso 11:30 hs.

 

Ante el ataque a la Escuela Pública, ante la falta de respuesta al reclamo de la docencia de todo el país, el Congreso de CTERA resolvió:

5 Y 6 DE MARZO PARO NACIONAL