SOBRE LOS LíMITES A LA ENTREGA DE BONOS DE CONSULTA

Solicitud de información sobre las exigencias y límites, en distintos distritos, para acceder a bonos de consulta.

En todos los distritos de la Provincia de Buenos Aires los Círculos Médicos están poniendo límites a la entrega de bonos a los afiliados. En el mejor de los casos entregan tres en un mismo mes y para acceder al cuarto solicitan resumen de Historia Clínica.

En otros distritos (Florencio Varela, Berazategui, Ramallo, Tigre, San Nicolás, etc.), el limite es 2 bonos mensuales y la Historia Clínica es requerida para obtener un tercer bono.

En todos los casos se les comunica a los afiliados que solamente se dispensarán 6 bonos de consulta anuales y si se requiere más hace falta HC, y que esto es parte del convenio con el IOMA.

Por otra parte, los médicos les informan a los afiliados ques si son atendidos más de dos veces al mes, al profesional le practican un ajuste en la liquidación.

En otros distritos (La Plata, Merlo, Berazategui, Ramallo, Partido de La Costa, San Nicolás, etc.) los bonos de arancel B o C, solo los dan nominados, es decir que los afiliados no pueden cambiar el médico ante cualquier inconveniente que les impida acceder al médico que tenían pensado visitar (ausencia, falta de turno, etc.).

En San Nicolás, algunos médicos de arancel B o C poseen la planilla en su consultorio y otros no. Cuando el paciente concurre, muchas veces se entera en el lugar que ese profesional no posee planilla sino que debe concurrir al Círculo Médico al otro día a retirar el bono y luego volver al consultorio. Esto porque se estaría implementando el sistema FOL 2.

Este tema fue planteado innumerables veces por nuestra representación en IOMA en las reuniones de Directorio. Coincidimos allí en que las necesidades de los afiliados no tienen límites fijados por la obra social.

El acceso a la consulta médica debe regularse exclusivamente por la necesidad que tiene nuestro afiliado que es quien exclusivamente sostiene con su aporte a la obra social y no porque a las entidades médicas se le “achique” el monto de la cápita. Máxime cuando nuestra Obra Social está abonando los mayores aranceles por consulta del mercado.

Si creemos en la necesidad de poner el acento en la prevención antes que en la curación (por la salud de nuestros afiliados y en términos económicos para el propio IOMA), tendríamos como obra social que elaborar un plan que implique que todos nuestros afiliados realicen anualmente una revisación de rutina (“chequeo”) con control médico clínico, RX, análisis bioquímicos, cardiológico, etc. Esto pondría casi al borde a nuestros afiliados de las “consultas autorizadas anualmente por las entidades médicas”.

Por lo expuesto solicitamos (10/07/08) que de una vez se resuelva esta cuestión desde el seno del Directorio de IOMA, y proponemos que por las direcciones correspondientes y por medio fehacientes se notifique a las entidades médicas que deben poner fin a este tipo de conductas hacia nuestros afiliados. Que la eliminación del límite de bonos debe anunciarse en las entidades médicas donde los afiliados concurren, mediante carteles visibles y que esto debe ser controlado por nuestra obra social mediante las auditorias correspondientes. Asimismo se impone un criterio uniforme que respete lo decidido en el Directorio respecto de la vigencia del sistema FOL 2, ante la existencia de distritos que lo aplican mientras que otros no. Esta divergencia debe ser superada por el Instituto.