¡JUSTICIA POR LUCÍA! ¡NI UNA MENOS!

SEGUIMOS LUCHANDO POR UN PODER JUDICIAL CON PERSPECTIVA DE GÉNEROS Y DIVERSIDAD

24/11/2021

El martes 23 de noviembre y ante las acusaciones presentadas, suspendieron a los jueces que absolvieron a los acusados del femicidio de Lucía Pérez y serán sometidos a un jury.

Las acusaciones fueron llevadas a cabo por Legisladorxs Nacionales, el Procurador General de la Provincia, la Comisión Bicameral, el Defensor del Pueblo bonaerense y la madre, el padre y el hermano de la víctima contra los dos jueces del Tribunal Oral Criminal 1 de Mar del Plata, quienes absolvieron a los acusados del abuso sexual y femicidio de la adolescente Lucía Pérez, cometido en 2016 en el distrito.

Desde el SUTEBA, en el marco de la CTA de lxs Trabajadorxs y junto a otras Organizaciones Sindicales, Feministas y Políticas, continuamos acompañando como lo hicimos siempre el reclamo de la familia de Lucía y gritando desde cada Escuela y desde cada plaza: ¡NI UNA MENOS! ¡VIVAS Y LIBRES NOS QUEREMOS!

La acusación fue hecha contra los jueces Juan Facundo Gómez Urso y Pablo Viñas, quienes en noviembre de 2018 absolvieron a Matías Farías, de 26 años, a Juan Pablo Offidani, de 45, y Alejandro Maciel, de 62, del delito de femicidio; aunque dos de ellos fueron condenados a ocho años de prisión por "tenencia de estupefaciente con fines de comercialización" y a pagar una multa de $135.000. Esa sentencia fue revocada el año pasado por la Cámara de Casación.

Lucía Pérez Montero, de 16 años, fue asesinada el 8 de octubre de 2016. Fue un femicidio que conmocionó al país y generó la convocatoria al Primer Paro Nacional de Mujeres el 19 de octubre de ese año.

La lucha por justicia para Lucía es vital para que se revea el accionar del Poder Judicial. Prejuicios, estereotipos y revictimización son aristas que impregnan estos fallos machistas que dejan en la impunidad los femicidios, la violencia por razones de género y los crímenes de odio.

Como sociedad, no podemos seguir tolerando el maltrato y la violencia que ejerce el Poder Judicial machista y patriarcal. En ese marco, la Educación es fundamental para desterrar estas violencias que se traducen en la realidad más cruda.

 

¡JUSTICIA POR LUCÍA!

¡BASTA DE VIOLENCIA MACHISTA Y PATRIARCAL!