SE PRESENTÓ "YO FUI A LOS JUICIOS CON MI PROFE"

CTERA presentó, en la Feria del Libro, "Yo fui a los juicios con mi profe" sobre experiencias de pibas/es y profesores en los juicios de Lesa Humanidad.

06/05/2013

La CTERA y el SUTEBA presentaron el libro "Yo fui a los juicios con mi profe", el día 6 de mayo en la 39º Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. Esta publicación es producto de experiencias de docentes y estudiantes de escuelas secundarias de la zona norte y oeste del conurbano, en los Juicios de Lesa Humanidad.

En la presentación estuvieron Rogelio De Leonardi (Secretario de Derechos Humanos de CTERA), Rosana Merlos (Secretaria de Derechos Humanos de Suteba), Marina Mapelli, (Coordinadora y Compiladora de la publicación), Adriana Taboada (Grupo de Estudios sobre Genocidio- UNTREF y miembro de la Comisión por la Memoria de la Zona Norte), y Mariano Emanuel Vera y Sabrina Llonto, estudiantes de escuela secundaria que asistieron a los juicios y plasmaron sus sensaciones y pensamientos en el libro.

Entre los más de 400 asistentes, estuvieron Osvaldo Bayer, familiares de Detenidos-Desaparecidos, miembros de H.I.J.O.S, los jueces Héctor Sagretti y Daniel Petrone, por SUTEBA concurrieron Cecilia Martinez (Sec. Gral. Adjunta), Eduardo Alonso (Sec. Comunicaciones), Maria Elisa Semino (Sub. Sec. Comunicaciones), Patricia Romero Díaz (Sub. Sec. DDHH) y demás personalidades de la cultura y la política nacional y provincial. Asimismo, la presentación contó con la participación de estudiantes de nivel medio de muchas escuelas de la Provincia de Buenos Aires. Cabe destacar el apoyo brindado por el Secretario General de SUTEBA y CTA Pcia de Buenos Aires, Roberto Baradel, para la realización de esta publicación.

Durante el encuentro, coordinado por Marina Mapelli, la Secretaria de Derechos Humanos de SUTEBA, Rosana Merlos dijo: "Estamos muy contentos y felices porque creemos que es el broche de oro de un trabajo muy intenso y fuerte". Además expresó: "El libro representa el esfuerzo, el compromiso y el trabajo del SUTEBA, la UNTREF y la Comisión por la Memoria, la Verdad y la Justicia Zona Norte, pero también de los profes y de los alumnos que estuvieron ahí". Y concluyó: "Vamos a seguir por a este tipo de proyectos porque creemos que es el buen camino".

Por otro lado, Marina Mapelli comentó: "Esta participación juvenil en los juicios tienen que ver con dos definiciones políticas muy importantes. Primero con la definición del Tribunal Oral Federal N°1, para dejar ingresar en un TOF a pibas y pibes de 14 años en adelante. En segundo lugar, resaltar y agradecer la importancia de la decisión de Adriana Freva (Jefa de la Región 6ta de la DGCyE) y Mirta López (Jefa Región 7ma de la DGCyE), ya que fueron ellas quienes promovieron y tomaron, en los distritos de San Martin y 3 de Febrero, esta línea directriz para planificar toda la estrategia pedagógica-educativa".

Por último Mapelli explicó: "Los alumnos de escuela secundaria concurrieron a todas las salas y a todas las audiencias e hicieron sus producciones. Por eso el libro es un abanico que recoge las experiencias de todos los actores de este entramado social, como por ejemplo Alberto Palacio (Municipalidad), Mariano Gaitán y Florencia Sotelo (Abogados de Abuelas), Daniel Feierstein (UNTREF), delegados de escuelas, docentes, trabajadores, estudiantes, nuestro Secretario General de la CTA, Hugo Yasky, la Secretaria General de CTERA, Stella Maldonado, entre muchos otros".

Por su parte, Adriana Taboada, del Centro de Estudio sobre Genocidio de la Universidad Nacional de Tres de Febrero y miembro de la Comisión por la Memoria, la Verdad y la Justicia Zona Norte, leyó unas palabras del gran Rodolfo Walsh y luego comentó: "Toda acción lleva a una modificación de la conciencia y por eso a nosotros nos parece que cualquier instancia educativa es bueno que tenga un pie puesto en la realidad y en el hacer, en las prácticas. Parte de lo que uno debe ir transformando a partir de ir luchando contra los efectos del genocidio tiene que ver con la capacidad o la posibilidad de ir modificando nuestras prácticas y saberes. En ese sentido, estar en un juicio, ver cómo funciona la justicia, cómo funcionan los distintos actores de la justicia (jueces, defensores, acusados), cómo se desempeña un testigo, todo eso impulsa cambios y transformaciones y genera un pensamiento crítico, ese pensamiento crítico que el genocidio trató de borrar".

Para el final, Sabrina Llonto narró: "Participar en los juicios me pareció una experiencia muy interesante, sobre todo para que los chicos que no saben mucho sobre lo que es este tema puedan intersarse y aprender. Haber visto y participado, por ahí, a varios les generó las ganas de investigar y saber qué fue lo que pasó realmente durante la dictadura".

Quien también dio su punto de vista fue Mariano Emanuel Vera, quien dijo: "Lo que me movió a ir a los juicios fue que no podía quedarme afuera siendo que voy todos los 24 de marzo a la Plaza, entonces pensé que tenía que ser más participativo y entrar a los juicios y ver qué es lo que pasaba. Era interesante esto de estar adentro, verlo todo y ser partícipe de la historia, porque todo lo que está pasando va a terminar en los libros". Luego, Mariano contó una anécdota que le ocurrió durante los juicios: "Estábamos en el juicio por conocer la sentencia, cuando al señor Carlos Macedra, acusado, se le ocurre interrumpir al juez de cargo y éste último lo frena diciendo: "Detengasé, ya no estamos en sus tiempos, ahora usted tiene que esperar a que yo termine de hablar".

El evento finalizó con la entrega de libros a quienes asistieron y con un espectáculo musical protagonizado por Pepa Pascal.