SALUD Y CONDICIONES DE TRABAJO: CUIDADOS POSTURALES

Recomendaciones para las horas de trabajo a distancia y la vida cotidiana en tiempos de pandemia.

La modalidad de trabajo a distancia, en contexto virtual no presencial, hace necesario tener en cuenta aspectos para el cuidado de la salud, entre ellos, los relacionados con los cuidados posturales, ya que a la actividad laboral, se suma, la actividad física o recreativa, la resolución de necesidades de gestiones administrativas y económicas familiares, así como también compras y visitas a amigxs y/o familiares, que se resuelven a través de las pantallas y teléfonos, generando esfuerzos físicos en todas estas actividades.

Si aún no lo hicimos, se hace necesario pensar de qué manera estamos resolviendo nuestro espacio de trabajo, frente a la computadora, y otras herramientas tecnológicas, porque en el caso de que no se esté realizando de acuerdo a medidas posturales recomendadas, nos exponemos a alteraciones por sobrecarga en las distintas estructuras del sistema músculo - esquelético.

Estas alteraciones no siempre pueden identificarse clínicamente, dado que el síntoma clave, el dolor, es una sensación subjetiva.

Trabajar con equipos mal diseñados, sillas inadecuadas, permanecer demasiado tiempo de pie o sentado, no contar con la iluminación adecuada, etc., condiciona un trabajo en posturas no confortables que con el tiempo provocan daños en la salud.

La disciplina que se encarga del diseño de lugares de trabajo, herramientas y tareas, de modo que coincidan con las características fisiológicas, anatómicas, psicológicas y la capacidad de lxs Trabajadorxs que se verán involucradxs, es la ERGONOMÍA.

Esta disciplina permite evitar o reducir las lesiones y enfermedades del ser humano vinculadas al uso de la tecnología y los entornos artificiales.

También es importante tener en cuenta la postura que se debe adoptar para trabajar varias horas.

 

RECOMENDACIONES

Es importante tener presente cuatro puntos vulnerables:


ESPALDA:

  • Mantener la espalda recta, independientemente del tipo de asiento usado y, en lo posible, apoyar la columna lumbar.
  • Si es necesario, utilizar un apoyo lumbar adosado al asiento.
  • Para mantener una postura neutra de la espalda, es importante el apoyo de los pies en el suelo con la planta apoyada por completo (si es necesario poner un apoya pies o suplemento de altura con ladrillos, libros o cajas debajo de la mesa).
  • Usar un asiento que permita tener la flexión de rodillas a 90 grados.
  • Ubicar correctamente la computadora para no tener que bajar la cabeza para mirar la pantalla.


MUÑECAS:

  • Para evitar el exceso de presión en las muñecas, se deben apoyar correctamente para el uso del teclado y el mouse, de forma que las manos estén paralelas entre sí y continúen la línea del brazo, que debe bajar a 90 grados de la línea de los hombros y el antebrazo.
  • Es importante regular la altura de la mesa o superficie en la que se trabaja, para que permita que los brazos reposen sobre ella. Se puede resolver subiendo el mismo asiento o utilizando un apoyo para levantar la superficie de sentado.

CUELLO:

  • Cuidar la postura general de la espalda, la de los brazos y el ángulo de la visión (alineado a la parte superior de la pantalla).
  • No usar la cabeza girada ni inclinada.

TENER EN CUENTA TAMBIÉN:

  • Interrumpir la sedestación, la posición de sentado al menos cada dos horas (idealmente cada hora). La posición sentada por muchas horas provoca daño en los discos intervertebrales y predispone a padecimientos relacionados con la columna.
  • Procurar sentarse frente a la pantalla (no usarla sobre la falda).
  • Poner el monitor de la computadora a unos 40-50 cm de distancia, con el borde superior de la pantalla a la altura de la línea de la vista (en línea recta).
  • Poner el teclado y el mouse cerca del borde de la mesa, de manera de no hacer presión sobre la muñeca, levantando los hombros para escribir.
  • Si se trabaja en una computadora portátil o en una tablet, es importante ponerla a la altura de la línea de la vista, para ello se debe elevarla en un soporte o atril (elevadores) o en una pila de libros.


IMPORTANTE

En esta época de salidas restringidas es importante y necesario incorporar momentos de actividad física en las rutinas diarias.

Las pausas activas de 10 minutos, con ejercicios recomendados para hacer en el mismo lugar de trabajo, pueden ayudar a interrumpir la sedestación, corregir posturas incorrectas y mejorar la capacidad laborativa y de concentración.


ENLACES CON MÁS RECOMENDACIONES Y PROPUESTAS


Para más información sobre enfermedades tecnológicas, ingresá acá.

Para información sobre cuidados posturales, ingresá acá.

Para recomendaciones de COMISASEP, ingresá acá.

Propuestas de pausas activas de acuerdo a tu nivel de actividad habitual, ingresá acá.