RECHAZO AL AUMENTO DE LOS COSEGUROS DE CONSULTA MéDICA Y BIOQUíMICOS

SUTEBA rechaza distintos aumentos en los valores de copagos y coseguros que deberían abonar los trabajadores. Nuestro representante en el Directorio de IOMA manifestó nuestro rechazo en relación con los últimos acuerdos con las entidades representativas de los profesionales médicos y de los laboratorios, que implicaron aumentos sustanciales en los co–pagos que deben realizar los afiliados y los co–seguros gremiales.

Señalamos que los aumentos obtenidos por los docentes a comienzo del ciclo lectivo (desde marzo 2008) fruto de una lucha consecuente de los trabajadores del sector, significaron un incremento del aporte en $15.000.000 (quince millones de pesos mensuales). Sólo para el sector docente.

Obviamente hay que agregar también el impacto del aumento en la recaudación del IOMA como producto del aumento salarial del resto de los trabajadores estatales, judiciales, policía, servicio penitenciario y municipales (los docentes representan una tercera parte de los aportes obligatorios de los trabajadores de la Provincia de Buenos Aires).

Pero además, en el mes de agosto del corriente año, y nuevamente fruto de la lucha, los docentes hemos obtenido un nuevo ajuste salarial que representa 8,8 millones de pesos mas mensuales de aportes docentes al IOMA, un 14 % de incremento. Es decir, el sub-sector docente incremento su aporte al I.O.M.A en el año 2008 en ciento noventa y cuatro millones de pesos ($194.000.000).

Esto también fue acompañado de la recomposición salarial del resto de los estatales similar en porcentaje a los docentes y por lo tanto de mayor recaudación del IOMA.

Por ello, y sin desconocer la necesidad de un ajuste en los pagos a los prestadores que tiene el IOMA en todos los niveles, entendemos que los mismos podían haberse concretado con los fondos provenientes del aumento de la recaudación de los aportes y sin que implique un nuevo ajuste sobre el bolsillo de los trabajadores.

Los aumentos en los co–pagos de los bonos de consulta médica implican en forma directa un aumento del 37% en los bonos de la categoría C y un 40% en los bonos de la categoría B.

En este punto y como lo expresamos en nota reciente a este Directorio, reiteramos que, con las entidades representativas de los médicos, los afiliados reclaman a su vez otras cuestiones que tendrían que discutirse junto con la actualización de aranceles y que hacen a las dificultades que tienen para acceder a las prestaciones y de la cual es responsable la obra social:

  • Dificultades para la adquisición de bonos, por los “cupos” que arbitrariamente determinan cada círculo médico en forma independiente, y que solo atiende y responde a sus intereses económicos como sector (regulación de la cápita) y no a las necesidades asistenciales de los afiliados.

  • Afiliados de un distrito que no son atendidos en otro, (aunque sea distrito vecino) aunque la Provincia de Buenos Aires es una sola, porque los médicos aducen falta de actualización de los “clearing” entre entidades médicas. De acuerdo al Convenio Marco con las entidades intermedias y que tiene varios años, esta cuestión es responsabilidad de las propias entidades que lo incumplen y no existe casi control por nuestra parte.

  • El eterno problema del “cobro indebido” generalizado en la mayoría de los distritos de la provincia, y que como lo demostró la experiencia de los últimos años no se soluciona con los aumentos de aranceles. Por otra parte y a pesar de que en el mencionado Acuerdo Marco las entidades intermedias se comprometen a encontrar estrategias para erradicarlos, en la práctica no hacen absolutamente nada, esperando que sea el afiliado el que deba enfrentarse al profesional. Como sabemos el afiliado en la inmensa mayoría de los casos no puede por sí solo enfrentar al profesional denunciándolo (relación de confianza médico – paciente, pocos los especialistas en el distrito, etc. etc.).

  • Profesionales que solicitan prácticas o insumos (prótesis, medicamentos) por fuera de los nomencladores y que son los afiliados (que obviamente están “viviendo su enfermedad”) los que quedan indefensos entre dos fuegos: entre lo que su médico indica como “solución” a su enfermedad y las auditorías de la Obra Social que las rechaza. Con respecto a esto último, nuestra vocalía hizo propuestas concretas por escrito ante el Directorio en el mes de marzo, las que no han sido tratadas hasta el momento.

 

Con respecto a los bonos de prácticas de laboratorios, si bien se mantiene el bono de $10.-, éste antes tenía el mismo valor sin importar la cantidad de prácticas requeridas. Hoy solo se mantiene el bono de $10.- hasta 6 prácticas, incrementándose en un 40% si se requiere una práctica más ($14.-) y puede llegar a un 80% de aumento ($18) si dentro de estas 7 u 8 prácticas se encuentran algunas como el TSH, T3 u otros 38 análisis que se consideran de alta complejidad.