PRIMER CONTINGENTE DE SUTEBA VIAJÓ A MACHU PICCHU (PERÚ)

El viaje se realizó en el marco del Programa “Conociendo Nuestra América”.

Luego de ocho intensos y emotivos días, regresó de Machu Picchu el primer contingente de SUTEBA, en un viaje que se realizó entre el 15 y el 23 de julio.
El mismo estuvo integrado por 52 compañeros y compañeras de las seccionales de: Lomas de Zamora, Saliqueló, Patagones, Pilar, San Isidro, Necochea, Matanza, Lanús, Morón, Florencio Varela, Gral Sarmiento, Punta Indio, La Plata, San Nicolás y Coronel Suarez.

En esta oportunidad el contingente estuvo acompañado por la Dra. Andrea Ross de la Secretaría de Salud, Vicky Musacco de la Secretaría de Promoción Social, y Julio Ceresa, Secretario de Promoción Social.

El recorrido fue un hermoso peregrinar por las ciudades de Lima, Cusco, Pisac, Urubamba, Ollantaytambo, Aguas Calientes y Machu Picchu. Los compañeros estuvieron acompañados todo el tiempo por Jorge, un guía apasionado de su historia y raíces Inca, que les hizo conocer la sabiduría de su pueblo.

Durante el viaje también se realizó una visita a una comunidad nativa en Chinchero y también en las Salinas de Maras.

La belleza de Lima, el encanto de Cusco, la intimidad de Urubamba, la tranquilidad de Ollantaytambo, el colorido de Chinchero, la pobreza de Maras y Moray, el mercado de Pisac, la alegría y solidaridad de todos los compañeros que viajaron y, sobre todo la tranquilidad y amabilidad de los peruanos, hicieron que cada uno pudiera encontrar en este viaje lo que realmente hace mucho tiempo venía buscando y pudo concretar de la mano de la Pachamama.

El guía denominó al grupo: HANANPACHA, que en la mitología Inca a Hanan Pacha o Hanaq Pacha se le definía como el mundo de arriba donde se encontraban todos los dioses, el mundo celestial donde estaban Viracocha, Inti, Mama Killa, Pachacámac, Mama Cocha e Illapa, a menudo es usual incluir bajo esta denominación al Haqay Pacha.

El mundo aparecía compuesto por cuatro planos, Haqay Pacha (el mundo del más allá), Hanan Pacha (el mundo visible de arriba), Kay Pacha (el mundo de aquí) y Uku Pacha o el mundo de los muertos y también de aquello que se encontraba bajo la superficie terrestre.

Los compañeros aprendieron además que en lengua quechua, Pacha significa a la vez tiempo y espacio y que la representación animal del Hanan Pacha es un cóndor.

Como muchos lo han expresado, este viaje ha sido un sueño cumplido: la mayoría esperó muchos años para concretarlo y fueron muy felices en un solo sentimiento de reencuentro al llegar a la Ciudadela. La visita al Peru Incaico implicó que la sabiduría de los pueblos originarios fuera asumida por los afiliados al SUTEBA, que desde su pertenencia a la clase trabajadora argentina, rescataron las mejores tradiciones de organización americanas.