NUEVA LEY PARA LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Desde el pasado 2 de diciembre la provincia de Buenos Aires cuenta con una nueva norma de Turismo. Este proyecto deroga la antigua Ley 5254 de 1948, que estará vigente hasta que el Ejecutivo promulgue la nueva, y declara de interés provincial al turismo como proceso socioeconómico esencial y estratégico para el desarrollo de la Provincia; y en ese contexto anuncia la creación del Consejo de Promoción Turística (COPROTUR).

La nueva ley es más inclusiva y aborda conceptos como el turismo social, rural, la accesibilidad y el turismo aventura, generando así un marco apropiado para posicionar al turismo dentro de las políticas de Estado.

Esta nueva norma no sólo le permite a la Provincia ponerse a tono con la Ley Nacional Nº 25.997/05, sino que genera un nuevo marco desde donde desarrollar una actividad más próspera y a la vez contemplativa de las particularidades de las distintas ofertas y posibilidades turísticas.

La propuesta del Ejecutivo fue rápidamente tratada y mejorada por la Cámara de Diputados, que incluyó modificaciones tendientes a acercar el Banco Provincia a los empresarios turísticos, facilitando el acceso a créditos y bajando las tasas de interés.

Desde ahora los Municipios tendrán la posibilidad de desarrollar una participación directa en el turismo dentro de sus partidos, pudiendo relacionarse directamente con los servicios y los prestadores privados.

Uno de los fines que se persigue es la búsqueda de una “profesionalización del sector”, con capacitación en todos sus niveles y sectores, para lo cual se establece la creación del Consejo Provincial de Turismo (Coprotur) como entidad de carácter consultivo, de concertación y apoyo a la gestión ejecutiva, el cual estará integrado por el sector público y privado, además del Banco Provincia.

Hasta hace un par de décadas el turismo de sol y playa, con poca movilidad en vacaciones, primó en los usos y costumbres de nuestra sociedad. Esas opciones construyeron una conocida potencialidad y ventajas relativas para la jurisdicción de Buenos Aires, pero hoy esta ventaja es obsoleta y es necesaria una instancia superadora para el bien propio y del país.

La propia Organización Mundial del Turismo, propicia y reconoce una nueva dinámica hacia la diversidad, con actualizadas reglas de juego, en las que la provincia de Buenos Aires puede nuevamente destacarse a través de sus atributos. En este contexto, la nueva ley considera el desarrollo sustentable, resguarda la identidad y la calidad de vida de las comunidades receptoras, establece mecanismos de participación y concertación de los sectores públicos y privados, y destaca la protección al turista y el fomento de la actividad.