MÚSICA, BAILE Y ALEGRÍA EN EL BRINDIS DE FIN DE AÑO DE SAN NICOLÁS

“SUTEBA San Nicolás bajó la persiana del año 2011 con una celebración a todo trapo. Hubo más de 30 invitados, mucho brindis y un show bailable para alquilar balcones.” Así comienza la imperdible crónica de Rubén González -integrante de la comisión de jubilados de la seccional-, a continuación, mucho más para disfrutar, como si estuvieran allí. 

Nos acompañaron en el festejo integrantes de otras organizaciones como Banco Credicoop; el movimiento EDE, compañeros de la cooperativa de viviendas, afiliados, jubilados, familiares y amigos.
La bebida –desde gaseosas, cervezas, pasando por la infaltable sidra- circuló toda la noche y el menú dejó contentos a todos: sándwiches de queso, jamón cocido, de verduras, pizzas calientes, empanaditas, budines y pan dulce, hicieron la delicia de los presentes que en ningún momento aflojaron. Todo ello acompañado con un compendio musical que hizo bailar a la totalidad de los presentes.
Si bien la fiesta apuntaba a durar hasta que el sol iluminara toda la vereda de la agrupación, razones de fuerza mayor (familia y trabajo) nos obligaron a retirarnos, a regañadientes, sin esperar la salida del Astro Rey.
Los invitados -varios de ellos asistieron por primera vez-, se mostraron entusiasmados y alegres compartiendo estos gratos momentos. Fue una ¡espectacular improvisación! que dejó muy contentos a todos.
En el medio de la fiesta, Bibiana Giglio -Secretaria General de San Nicolás- brindó  unas emotivas palabras alusivas al evento: “Es bueno hacer balance, pero de manera positiva. Es importante despedir y terminar el año feliz, con ganas, con nuevos proyectos y, porqué no, con todas las energías puestas en aquello que todavía no sucedió. A los que caminan aún a nuestro lado, les agradezco seguir eligiéndonos. A los que nos acompañaron en los momentos duros, gracias por estar, y a quienes se acercaron a buscar apoyo, gracias también por confiar y creer.”
Finalmente, Bibiana nos entregó (simbólicamente) a cada uno de los presentes, dos palabras en una cajita de paz, llena de alegrías, envuelta con cariño, sellada con una sonrisa y enviada con un beso...¡FELIZ AÑO NUEVO!