LOS JUBILADOS DE MORÓN HACEMOS BÍODANZA, ¿VOS QUÉ HACÉS?

La Comisión de Jubilados de la Seccional Morón no para de generar actividades, y los afiliados no se pierden oportunidad para pasarla bien. Ahora comenzamos con la “Bíodanza”.

La bíodanza es un movimiento integrado que conecta a la persona consigo misma, con sus emociones, sus necesidades y con sus deseos... Es un método para el auto descubrimiento, una guía que permite explorar y encontrar nuevos recursos para alcanzar un mejor estilo de vida, más armónica y fluida en el ámbito personal, familiar y social, ya que favorece los vínculos sanos, se practica grupalmente, en contacto con el otro y en un marco de afectividad y respeto.

Esta actividad nos vincula con nuestro propio ritmo biológico, y logramos una manera de ser más humana, más placentera, y comenzamos a mirar de una manera diferente aquello que nos rodea.

El método que se utiliza es La Vivencia sin palabras, donde sólo la música y la danza nos remiten al aquí y ahora. Y en ese momento casi mágico logramos sanar heridas, dejar de lado pensamientos o sentimientos que no nos sirven, que nos hacen daño, favoreciendo la salud física y emocional. Nos devuelve la vitalidad y la alegría. Deshace las corazas y desintegra los temores permitiéndonos descubrir todas las potencialidades silenciadas en nosotros, volviéndonos más creativos, ya que reafirma nuestra identidad.

La bíodanza participa de una visión diferente ya que trabaja sobre la parte sana de las personas, y no desde la patología. Propone la búsqueda de un nuevo modo de vivir, y despierta nuestra sensibilidad adormecida.

¿Para quién es recomendable?

Para todas las personas que quieran recuperar la alegría de vivir, para los que quieran tener un espacio para dedicarse a sí mismos independientemente de su edad.

Su práctica regular es recomendada para fortalecer la salud física, mental y emocional, mejorar la calidad de vida y prevenir enfermedades. Activa la expresión de la identidad, la comunicación afectiva y las funciones integrativas del organismo.
Podemos decir que bíodanza es “una pedagogía” que nos enseña a vivir. Vivir de tal modo que podamos enamorarnos de la vida, respetando todo lo que existe, aceptando la diversidad, en la revalorización del otro y del universo, como una unidad.
Esta actividad fue creada por Rolando Toro, psicólogo y antropólogo Chileno, que en los años 60 investigó los efectos de la música sobre los estados de la conciencia, y obtuvo excelentes resultados que lo llevaron a desarrollar un modelo aplicable a todo tipo de grupos humanos. Utilizando determinados movimientos y música alegres, euforizantes, o sensual y relajantes, observó que se podía recuperar el equilibrio psicofísico. Es decir lograr una coherencia entre el pensar, el sentir y el hacer!
En Morón la coordinadora de bíodanza es Cristina Baliari, y todos los jueves de 14:00 a 15:00 el grupo de Jubilados nos juntamos para hacer bíodanza y yoga con la profesora Ana Barbosa.

Te esperamos!