LAS MUJERES CELEBRARON SU DÍA

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, la Secretaría de Género e Igualdad de Oportunidades de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), junto a otras organizaciones, realizó esta tarde un acto frente al Congreso Nacional.

Todos -y todas- bajo el lema: “Desde la memoria de luchas pasadas y presentes, reunidas con la alegría del encuentro en la diversidad, de la movilización como motor de los cambios, de la participación y el protagonismo como las claves para avanzar en la tarea pendiente”.

Además de la CTA, participaron militantes del Movimiento Evita; de la Federación de Tierra y Vivienda y del Movimiento Territorial de Liberación (MTL). También docentes nucleados en la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE); en el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación (SUTEBA); en la Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU) y en la CTERA (Confederación de Trabajadores de la Educación). Integrantes de la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), de Pueblos del Sur, del Partido Comunista y de Nuevo Encuentro también estuvieron presentes, junto a organizaciones como la Red PAR (Periodistas por una Comunicación no Sexista); el Centro de Estudios Mujeres y Trabajo (CEMyT) y de la Campaña Nacional por el Derecho al aborto legal, seguro y gratuito.

Declaración

En ese sentido, el área de Género de la CTA redactó una declaración en donde sostienen que la conmemoración del día de las mujeres -en su origen el día de la mujer trabajadora, es una “oportunidad para repasar el largo camino recorrido en pos de una sociedad más igualitaria y sin discriminación hacia las mujeres, pero también para revisar la agenda de los temas pendientes”.

En el documento también enumeran -en el contexto actual- algunas medidas que tuvieron fuerte impacto en lo laboral y la seguridad social, “como la moratoria previsional –con un 75% de beneficiarias mujeres que accedieron a la jubilación- y la asignación universal por hija/o. Otras vinieron a producir cambios más fuertes en el terreno cultural y simbólico, como la Ley Integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y la Ley de matrimonio igualitario. Sólo algunos ejemplos de un contexto que permite soñar despiertas con la ampliación de los derechos”.

Al mismo tiempo, afirman que es indispensable recordar algunas reivindicaciones en el marco de esta convocatoria: “el debate en el Congreso y sanción de una Ley de interrupción voluntaria del Embarazo, propuesta por una amplísima coalición social como es la Campaña Nacional por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito; la sanción de la Ley para trabajadoras de casas particulares, que quedó pendiente de manera inexplicable en el Senado Nacional; la derogación de la figura del avenimiento del Código Penal, rémora patriarcal que permite saldar la aberración de una violación con promesa de casamiento; la implementación de un plan nacional integral para prevenir y atender la violencia contra las mujeres, que demora más de lo que puede esperar una problemática urgente; implementación de políticas activas de empleo para achicar las brechas del mundo laboral remunerado para las mujeres, que contemplen la promoción de responsabilidades familiares compartidas, políticas de cuidada infantil y personas dependientes, orientadas a lograr impacto también para las trabajadoras del mercado informal”.