LA IMPORTANCIA DE UNA BUENA ALIMENTACIÓN

La dieta para el paciente diabético

La alimentación debe ser balanceada en hidratos de carbono, grasas, proteínas y fibras. Se deben evitar los carbohidratos de rápida absorción como los dulces. Es muy importante el fraccionamiento en cuatro comidas para el diabético tipo 2 y sumarle dos colaciones para el tipo 1. La dieta cualitativa debe ser efectuada por un médico y la cuantitativa por el nutricionista en los casos más difíciles.
El diabético puede comer de todo, la clave está en la cantidad que se ingiere y en evitar los dulces. Hay una regla útil para los pacientes: "COLAMI", que significa Coma La Mitad. Para ello, es bueno servirse la comida en plato de postre.
Saber entonces, que no hay alimentos prohibidos pero si alimentos que hay que comer de vez en cuando y en pequeñas cantidades.
Junto con la dieta y el peso adecuado, la actividad física es fundamental (caminar, correr, nadar, andar en bicicleta, hacer gimnasia, bailar, hacer trabajos de jardinería,etc.)

La alimentación para diabéticos sugiere:

  • Lácteos descremados
  • No más de tres huevos por semana.
  • Carnes desgrasadas en preparaciones sin fritura (ave sin piel, vacuna sin grasa, pescados frescos de mar).
  • Todo tipo de hortalizas del *grupo A y del B.
  • Una porción diaria de hortalizas del *grupo C, o reemplazarlas por igual cantidad en peso cocido (después de la cocción) de harinas, cereales o pastas.
  • Máximo 70 gramos de cereales integrales por porción (tamaño de un pocillo de café).
  •  Legumbres en reemplazo de los cereales.
  • Todo tipo de frutas.
  • Preferentemente pan y galletas integrales y de bajo tenor graso.
  • Aceites crudos.
  • Bebidas sin azúcar, de bajas calorías. Las bebidas de bajas calorías deben consumirse en forma controlada.
  • Evitar azúcares, dulces, golosinas y amasados de panadería o confitería (todo tipo de alimentos con hidratos de carbono simples).


Clasificación según el contenido de hidratos de carbono

Grupo A
(hasta un 5% de hidratos de carbono): acelga, apio, espinaca, berenjena, coliflor, lechuga, pimiento, rabanito, tomate, zapallito.
Grupo B (hasta el 10% de hidratos de carbono): alcaucil (alcachofa), arveja fresca (guisante), cebolla, chaucha (vainita), nabo, puerro, zapallo, zanahoria, remolacha.
Grupo C (hasta el 20% de hidratos de carbono): batata, mandioca, papa, choclo (maíz tierno).
Una vez calculadas las necesidades calóricas necesarias, debemos aportar un 55-60% en forma de Hidratos de Carbono. En las dietas por intercambios, un intercambio de HC equivale a 10 g de HC.

Cada intercambio de HC es una cantidad de alimento que, entre otros nutrientes, contiene 10 g de Hidratos de Carbono. Por ejemplo en una dieta de 2000 kcal el 60% deberían ser HC (1200 kcal). Como cada gramo de HC aporta 4 kcal, 300 g de HC es lo que necesitamos para generar 1200 kcal. 300g entre 10 g de HC por intercambio, suponen 30 intercambios de HC que se distribuirán a lo largo del día según las indicaciones del especialista y el tipo de tratamiento insulínico. Esta recomendación es para pacientes con diabetes tipo 1 que deben realizar tratamiento con insulina. En estos casos es muy importante el horario de las comidas según la hora de aplicación y el tipo de insulina, esto debe ser indicado por el médico y el licenciado en nutrición.

Ejemplos de alimentos que equivalen a un intercambio de HC:

  • 5 g de pan de trigo tostado  
  • 20 g de pan blanco
  • 50 g de lentejas cocidas
  • 200 g de brécol
  • 200 g de espárragos (8-10 grandes)
  • 35 g de patata asada
  • 35 g de patata frita (en casa)
  • 18 g de patata frita comercial (chips)
  • 75 g de ciruelas (2 piezas)
  • 100 g de mandarina (1 pieza)
  • 75 g de manzana (1 pequeña)
  • 100 g de melocotón (1 mediano)
  • 150 g de melón
  • 100 g de naranja (1 pequeña)
  • 50 g de plátano (1/2 pequeño)
  • 200 g de leche de vaca
  • 250 g de yogur natural


Recomendaciones Comunes Generales:

Puedo tomar edulcorantes: se utilizan para sustituir al azúcar y tienen un poder edulcorante muy superior al azúcar refinado. Los acalóricos son el ciclamato, el aspartamo y la sacarina. El más recomendable de todos es el aspartamo. En general debe respetarse la cantidad máxima permitida ya que su ingesta excesiva puede tener efectos secundarios.
El Sorbitol se utiliza habitualmente en los chicles sin azúcar. También es importante respetar su consumo máximo para evitar efectos secundarios.

Debe restringirse el consumo de sal: debe restringirse el consumo de sal cuando existe hipertensión arterial. La diabetes no requiere una restricción especial en el contenido de sal de la dieta.

Puedo tomar alcohol:
en general las recomendaciones para una persona con diabetes no difieren de las aconsejables para la población general. Debe aconsejarse abstinencia absoluta en casos de embarazo, pancreatitis, neuropatía avanzada, hipertrigliceridemia o abuso de alcohol. En caso de tomar alcohol la ingesta máxima recomendada es de 2 bebidas/día para los varones y 1 bebida/día para las mujeres. Se considera que una bebida contiene 15 g de alcohol.
El alcohol puede tener efectos hiper o hipoglucemiantes. Depende de la cantidad de alcohol ingerida en poco tiempo y si se ha tomado con o sin comida. Para evitar el efecto hipoglucemiante del alcohol se aconseja tomarlo con algún alimento. Se debe tener en cuenta que 1 g de alcohol produce 7 calorías que se denominan vacías porque no tienen ningún valor nutritivo, por lo tanto hay que limitarlo en los pacientes con sobrepeso.

¿Me puedo fiar de los alimentos especiales para diabéticos?: En general depende de la composición, ya que bajo esta etiqueta existen alimentos aconsejados y desaconsejados. Es importante evitar productos no etiquetados de los cuales desconocemos su contenido en hidratos de carbono o su distribución calórica. En caso de duda es mejor evitarlos. El consumo de productos dietéticos y para diabéticos debe siempre ser controlado, consultado y recomendado por un especialista.

Todos tenemos algo de glucosa en la sangre. En las personas que no tienen diabetes, el nivel normal es de 70 a 120. La glucosa en la sangre se eleva después de comer, pero vuelve a un nivel normal después de 1 ó 2 horas.
Pregunte al equipo de profesionales de la salud cuándo debe medirse el nivel de glucosa en la sangre con un medidor. Pida que le digan si los niveles recomendados de glucosa en la sangre que se mencionan a continuación son los más adecuados para usted. Luego, escriba sus propios niveles deseados.


Niveles recomendados de glucosa en la sangre para la mayoría de las personas con diabetes                                                                                                                
               Cuándo Niveles recomendados Mis niveles deseados
Antes de las comidas de 70 a 130 de _______ a _______
1 a 2 horas después del comienzo de una comida menor de 180 menor de _______


Autoevaluación de la glucosa sanguínea

Si su médico le recomienda el uso de este sistema, le indicará una frecuencia de mediciones que variará de 1 a 4 veces al día. Es muy probable que necesite conocer su glucemia en diferentes horas el día. Estos son los momentos en que probablemente deberá evaluar su glucemia (el patrón de mediciones variará de acuerdo a los valores obtenidos, síntomas, etc.)

  • Antes de las comidas
  • 2 horas después de las comidas
  • Antes de acostarse a la noche
  • A las 3 de la madrugada
  • Cuando tenga síntomas de azúcar bajo
  • En cualquier momento en que le parezca que tiene el azúcar alto
  • Mida siempre con mayor frecuencia cuando está enfermo.

Muy probablemente necesitará medir su azúcar con menor frecuencia una vez que el patrón de su glucemia esté claramente determinado.