LA CTA APOYA LA DECISIÓN DE DENUNCIAR ANTE LA ONU LA MILITARIZACIÓN DE MALVINAS

La Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), encabezada por su titular, el secretario general, Hugo Yasky estuvo presente en el acto encabezado ayer por la presidenta de la nación, Cristina Fernández de Kirchner. Allí se anunció que Argentina presentará una denuncia ante la ONU, respecto a la militarización de la zona del Atlántico Sur por parte del Reino Unido.

La CTA, además acompaña la decisión de la Jefa de Estado, que mediante la firma del decreto 200/2012, dispone la descalificación del Informe Rattenbach, elaborado por la Comisión de Análisis y Evaluación de las Responsabilidades Políticas y Estratégico Militares en el Conflicto del Atlántico Sur.

Finalizado el acto, el titular de la central rescató el discurso brindado por la Presidenta de la Nación y manifestó "ha sido muy importante porque plantea el tema de la recuperación de Malvinas como una cuestión de Estado".

Además Yasky declaró que "es muy importante que la Presidenta haya planteado con todas las letras que Malvinas no es una causa de los argentinos, es una causa de América Latina y el Caribe, de la región antes que nada".

El decreto 200/12 fue publicado hoy en el boletín oficial. El mismo señala que “la decisión del Estado de clasificar y mantener información y/o documentación de carácter no público no sólo debe basarse en la necesidad de proteger la seguridad del Estado y sus relaciones multilaterales sino que debe también establecer un límite temporal a esa restricción".

En el decreto se fundamenta que "luego de treinta años, muy difícilmente puedan existir partes de lo archivado que puedan afectar, por su conocimiento, en algún punto la seguridad de la Nación".

El informe Rattenbach, fue realizado por encargo del gobierno militar en el año 1983 y contiene un análisis y evaluación del desempeño de las Fuerzas Armadas argentinas durante la guerra de Malvinas. A pesar de eso, en noviembre de ese mismo año, se dispuso que mantuviera el carácter de “secreto político y militar”.

La Presidenta anunció además la creación de un Hospital de Salud Mental para los ex combatientes, en donde funcionaba el Instituto Geográfico Militar.

Del acto oficial realizado en el Salón de los Patriotas Latinoamericanos de la Casa de Gobierno participaron ministros, gobernadores, funcionarios, legisladores oficialistas y opositores, ex combatientes, militares, representantes de organismos de derechos humanos, líderes sindicales y empresarios.