INFORME IDESBA: BREVE INFORME DE COYUNTURA SOBRE LA CRISIS ACTUAL

21/04/2020
 
Una crisis mundial
 

  • La economía mundial venía registrando un crecimiento relativamente débil desde la recuperación post-crisis de 2008
  • Las medidas de asilamiento social y restricción de actividades tomadas por los gobiernos para contener la pandemia del COVID-19 han producido una caída inédita en el nivel de actividad
  • Ello ha afectado las denominadas Cadenas Globales de Valor. En el primer trimestre la economía China registró su primera contracción en 30 años (-6,8%)
  • Las economías centrales -especialmente Estados Unidos y Europa-, y las latinoamericanas se verán duramente golpeadas este año
  • La magnitud de la actual crisis mundial es muy superior a la de 2008 y es la mayor desde, al menos, el crack de 1929

Los trabajadores en la crisis mundial
 

  • La crisis laboral desatada a partir de la pandemia deja en evidencia la precariedad de buena parte de los empleos actuales, incluso en los países centrales
  • En el último mes las nuevas solicitudes por un seguro de desempleo en EEUU alcanzaron un récord histórico de 22 millones. Ello equivale a todos los empleos nuevos creados en nueve años y medio desde la última crisis
  • En la actualidad no está solo en juego una reducción de las ganancias empresariales sino la condición de posibilidad de existencia de las mismas, tanto por la magnitud de la destrucción de capital como por la creciente porción de la clase trabajadora que no cuenta con los medios de subsistencia necesarios para reproducirse
  • Esta situación se agudiza en países periféricos como el nuestro, donde casi un 40% de la fuerza de trabajo no cuenta con protección formal 

 
La crisis en Argentina
 

  • La economía argentina viene cayendo ininterrumpidamente desde 2018, cuando estalló la crisis por las políticas neoliberales implementadas por el gobierno de Cambiemos
  • A ello se le suma el efecto de la pandemia; el FMI pronostica una caída de 5,7% en el PBI para este año
  • De cumplirse este pronóstico, la economía argentina volvería a tener el tamaño que tenía en 2010, es decir, se consumaría una «nueva década perdida»
  • Si se considera el incremento de la población, la riqueza generada por habitante registraría una caída del 17% entre 2011 y 2020, culminando en valores similares a 2005
  • Si bien la caída esperada para este año va en línea con las de otras economías afectadas, la crisis previa hace que el impacto de la pandemia sea mucho más grave aún en términos sociales