DESARROLLO DEL MOSQUITO, MEDIDAS DE PREVENCIÓN Y POTENCIALES LUGARES QUE SE PUEDEN CONVERTIR EN CRIADEROS

¿Cómo se desarrolla el mosquito transmisor y qué medidas se pueden adoptar para prevenir el Dengue?

 Durante los meses fríos, las larvas del mosquito permanecen en recipientes con agua estancada o limpia, sean floreros, tanques de agua, neumáticos o recipientes en desuso. Recién con el calor las larvas comienzan a desarrollarse hasta alcanzar el estadio de mosquito adulto.
Los cambios climáticos, la presencia de numerosos criaderos artificiales que le ofrece el hombre en zonas urbanas, la resistencia a los insecticidas y el desconocimiento acerca del dengue, están influyendo en la dispersión de la especie Aedes aegypti y de la enfermedad.
 

Las personas deben cuidarse de manera continua independientemente del ámbito en el que circunstancialmente se encuentren. Por ello, para protegerse de las picaduras durante todo el día se debe:  


-Evitar los lugares donde prolifere el vector.
-Utilizar indumentaria que cubra las extremidades (pantalones largos, camisas o remeras de mangas largas y medias).
-Usar repelentes sobre la piel expuesta.

En el hogar, la escuela y barrio se deben realizar tareas de:

Descacharrización: Es el retiro de todos aquellos objetos inservibles que constituyan posibles criaderos y que sean fáciles de remover, asegurando su recolocación en lugares que no perjudiquen a la comunidad.

Neutralización de recipientes útiles o que no pueden ser removidos, a través de:

 
-Limpiar el interior del recipiente refregando con cepillo o esponja.
-Tapar con tela o plástico impermeable. En particular verificar las tapas de tanques de agua. De no existir las mismas o estar rotas proceder a cubrirlos, previa limpieza del tanque.
-Volcar el recipiente, eliminar el contenido y dejarlo con la boca hacia abajo.
-Guardar bajo techo.
-Enterrar (excepto aquellos envases que hayan contenido agroquímicos o productos contaminantes).
-Rellenar con tierra o arena los huecos de árboles, rocas, paredes o tapias, pozos, construcciones o letrinas abandonadas y depresiones de terreno.
-Cloración: de piletas o estanques
-Desmalezamiento y corte de pasto con periodicidad de parques o jardines cercanos a los lugares habitados.

 

¿Qué lugares potencialmente se pueden convertir en criaderos?

 

En los hogares, los lugares donde pueden existir criaderos son: patios externos e internos, fachadas rotas con recovecos, cocinas, comedores, lavaderos, depósitos de materiales, baños, cocheras, entrepisos, balcones, maceteros, piletas rotas u obturadas que generen charcos, neumáticos, tanques de agua sin tapa, muebles en desuso, terrazas.

 

 

En los establecimientos escolares, además, debemos tener en cuenta como posibles ámbitos de criaderos: el entorno del edificio, aulas, talleres, laboratorio, sala de informática, bibliotecas, sanitarios, oficinas, predios destinados a la acumulación de materiales, pañoles, cámaras de montacargas y ascensores, salas de máquinas (bombas cloacales y de agua), intendencias y torres de enfriamiento.

 

 

En nuestros barrios podemos detener el ciclo evolutivo del mosquito controlando especialmente vehículos en desuso, malezas y veredas rotas o desniveladas, canaletas rotas o tapadas, desagües rotos o tapados, caños rotos, charcos, recipientes de residuos sin tapa, envases de plástico o vidrio y árboles rotos. Debemos erradicar y no generar los microbasurales.