CUIDADO DE LA PIEL: ¿POR QUÉ DEBEMOS PROTEGERNOS DEL SOL? ¿QUÉ SON LOS PROTECTORES SOLARES?

El sol es indispensable para la vida y beneficioso para la salud, aunque también puede causar y/o desencadenar enfermedades de la piel o que se expresan en ella (quemaduras solares, daño ocular, alergias asociadas a medicamentos, envejecimiento prematuro de la piel, cáncer, etc.).

El sol es indispensable para la vida y beneficioso para la salud, aunque también puede causar y/o desencadenar enfermedades de la piel o que se expresan en ella (quemaduras solares, daño ocular, alergias asociadas a medicamentos, envejecimiento prematuro de la piel, cáncer, etc.).

 

Es muy importante cuidar la piel de lxs niñxs y jóvenes ante la exposición al sol porque se sabe que el 80% de la exposición solar de una persona ocurre en los primeros 18 años de vida. Además, la piel de lxs niñxs es más vulnerable a la radiación. El daño producido por los rayos solares se inicia con cada exposición al sol y se va acumulando a lo largo de toda la vida.

 

Los protectores solares son sustancias químicas o físicas (cremas, geles, lociones) de uso externo que actúan como barreras protectoras de la piel. Actúan absorbiendo, filtrando o reflejando la radiación solar de manera que los rayos no lleguen a las capas más profundas de la piel. Todos estos productos son clasificados de acuerdo al FPS (FACTOR DE PROTECCIÓN SOLAR) según su composición. A mayor número de FPS brindan mayor protección a la piel.

 

¿CÓMO, CUÁNDO Y DÓNDE APLICAR PROTECTOR SOLAR?

 

Si es la primera vez que vas a usar un determinado protector, es aconsejable colocar una pequeña cantidad en la piel. Si produce enrojecimiento de la piel u otra reacción, se debe cambiar de producto.

 

Modo de uso: Colocar una capa abundante a lxs niñxs 30 minutos antes de que salgan de casa y con la indicación de que repitan su aplicación cada dos horas, al salir del agua, luego de frotarse con toallas o después de hacer ejercicio y/o transpirar. Es importante aplicarlo en todas las partes de la piel expuestas al sol (sin olvidar orejas, nuca, labios, manos, empeines del pie).

 

¿CÓMO Y CUÁNDO PROTEGERNOS DEL SOL? ¿QUÉ TIPO DE PROTECTOR SOLAR NECESITO? 

 En la actualidad, el cuidado de la piel es un problema de Salud Pública. No solo en verano debemos cuidarnos de los efectos nocivos de la radiación solar. Todo el año y en días nublados también. 

 

 Medidas para protegernos del sol:

 

  • Evitar la exposición solar directa entre las 10 y las 16 hs. Cuando nuestra sombra es mayor que la altura de nuestro propio cuerpo estamos más protegidxs
  • Preferentemente usar ropa de algodón no ajustada y que cubra la mayor parte del cuerpo
  • Los sombreros de ala ancha (8 a 10 centímetros de ancho) son preferibles a los gorros tipo baseball, ya que estos dejan al descubierto orejas, cuello y nuca.
  • Usar protectores solares adecuados para piel y para los labios.

 

Protectores:

 

  • Se recomiendan de acuerdo al tipo de piel, al menos de 20 FPS. En lxs niñxs lo más conveniente son los que tienen FPS mayor a 30. Si la piel es muy blanca, es mejor uno de más de 45 FPS. Si en la familia hay antecedentes de cáncer de piel o síndrome familiar de nevus atípico, consultar al/la Médicx ya que recomendará el nivel de protección requerido. Se aconseja, además, de acuerdo a las actividades a realizar en la playa o en la colonia, un protector que sea a "prueba de agua" (hay otros denominados "resistentes al agua") ya que se mantienen en la piel aún después de 80 minutos en contacto con el agua. Es aconsejable evitar la exposición en lxs niñxs menores de un año
  • Los sombreros de ala ancha (8 a 10 cm de ancho) son preferibles a las gorras con visera que dejan al descubierto orejas, cuello y nuca
  • Usar protectores solares adecuados para la piel y para los labios
  • Usar anteojos de sol
  • Buscar lugares con sombra

 

En verano, el SUTEBA también cuida tu salud y la de tu familia.

 

Acercate a los Centros de Salud del SUTEBA o a tu Médicx de cabecera, realizá una consulta y el control de tu salud.