CTERA Y EL ACUERDO PARITARIO NACIONAL: 12 PUNTOS SOBRE INFRAESTRUCTURA ESCOLAR

 

UNA BUENA  INFRAESTRUCTURA ESCOLAR GARANTIZA EL DERECHO SOCIAL A LA EDUCACIÓN, ES LA BASE MATERIAL DE LA REALIZACIÓN DEL PROCESO DE TRABAJO PARA LA ENSEÑANZA Y EL APRENDIZAJE.


LA CTERA Y EL ACUERDO PARITARIO NACIONAL SOBRE INFRAESTRUCTURA ESCOLAR


En el año 2005, la CTERA firmó el Convenio "Programa Nacional de Seguridad y Riesgo en la Escuela" con la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT), con el objetivo de generar espacios de capacitación y reflexión sobre los riesgos laborales escolares.  Este convenio surgió ante la necesidad de construir instrumentos específicos sobre salud y seguridad de las escuelas y herramientas de evaluación ya que la normativa existente no tenía la especificidad necesaria para generar estrategias de prevención.
Tras un año de arduo trabajo, con participantes de todo el país, se elaboró un manual sobre salud y seguridad en establecimientos escolares.
Con esto logramos una  normativa nacional que nos permite defender, con herramientas legales, buenas condiciones de trabajo y establecer un piso mínimo de condiciones de salud y seguridad en los Establecimientos Escolares a nivel nacional.
Este piso mínimo se concretó en 12 recomendaciones emanadas de la SRT, sobre condiciones básicas de infraestructura escolar de los establecimientos educativos de todo el país.
En febrero de 2011 en el ámbito de la Negociación Colectiva Nacional, la CTERA logró incluir estos 12 puntos como Acuerdo Paritario Nacional.

 

Nota de SRT sobre las recomendaciones básicas de prevención

Descripción de los 12 puntos sobre infraestructura escolar incluidos en el acuerdo paritario nacional.


1. Agua Corriente y potable segura, sin ningún tipo de contaminación. Examen bacteriológico, físico y químico. Limpieza de tanque de agua anual.
2. Instalaciones eléctricas legalizadas con planos de aprobación. Comprobación preventiva de las instalaciones en forma periódica por autoridad competente. Instalación de disyuntores y puesta en forma periódica por autoridad competente. Instalación de disyuntores y puesta a tierra. Tableros señalizados. Tomacorrientes en buen estado.
3. Instalación de gas legalizada, con planos de aprobación y control sistematizado de las mismas. Artefactos de combustión internas están prohibidos.
4. Construcción edilicia segura, sin riesgo en la estabilidad de su estructura total y/o parcial. Patios, escaleras y pasillos seguros y sin obstrucciones.
5. Instalaciones sanitarias suficientes en cantidad y capacidad para personal y alumnados. Seguridad de buen funcionamiento en toda la jornada laboral.
6. Red cloacal con eliminación segura de excretas. Pozos y cámaras sépticas en buen funcionamiento y mantenimiento periódico.
7. Planes de emergencia ígnea y química: incluyendo capacitación, estructuras y elementos de seguridad adecuados y funcionales (matafuegos, hidrantes, etc.) Simulacros de evacuación sistematizados. Puertas con apertura hacia afuera.
8. Iluminación y ventilación adecuadas a las actividades desarrolladas en aulas, oficinas, cocina, pasillos, escaleras, salones, talleres, salas, etc.
9. Almacenaje de sustancias químicas de acuerdo a normativa vigente.
10. Plan de emergencias zonales (sismos, inundaciones, incendio de bosques y otras)
11. El edificio escolar en obra debe estar sin actividad escolar.
12. Provisión de botiquín de Primeros Auxilios.