COVID-19 COMO ENFERMEDAD PROFESIONAL: REUNIÓN DE REFERENTES DE SALUD LABORAL DE ENTIDADES DE BASE DE CTERA

En el encuentro virtual convocado por la Secretaria de Salud Laboral de la CTERA, Noemí Tejeda, se trataron las implicancias del Decreto N° 367 que declara al COVID-19 como Enfermedad Profesional no listada. Por el SUTEBA participaron la Secretaria de Salud, Mariana Molteni, y la Delegada Paritaria de Salud Laboral, Marisa Barromeres.


En la reunión que se llevó a cabo el miércoles 16 de septiembre, la Dra. Lilian Capone realizó un informe en el que especificó que, según el Decreto antes mencionado, el COVID-19 debe ser reconocido como Enfermedad Profesional no listada por la Comisión Médica Central y que esta determinará si es o no aceptada la denuncia expresada por el/la Trabajador/a.

Por su parte, la Secretaria de Salud Laboral de la CTERA, Noemí Tejeda, se refirió a la situación nacional de la emergencia sanitaria y destacó las conquistas alcanzadas en relación a las Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo en los Acuerdos Paritarios Nacionales del 4 de junio y 24 de julio. En este sentido, expresó la necesidad de realizar un importante monitoreo y seguimiento para el efectivo cumplimiento de los puntos del acuerdo.

Posteriormente lxs referentes provinciales realizaron un informe jurisdiccional con relación a:

  • El grado de aceptación y/o rechazo de las ART de los casos de denuncias de contagio de Docentes  de COVID-19 en el ámbito laboral.
  • Las licencias especiales por diagnóstico con COVID-19 y/o contacto estrecho.
  • La participación gremial en la elaboración de protocolos de prevención y en qué ámbitos mixtos se han elaborado.
  • El cumplimiento de los Acuerdos Paritarios Nacionales del 4 de junio y 24 de julio en cada jurisdicción del país.

Sobre este aspecto en particular, se observó que algunas provincias mantienen ámbitos mixtos de participación de las Organizaciones Sindicales para la elaboración de los protocolos, referidos no solo a la vuelta a la presencialidad, sino también a las tareas que desde el inicio del ASPO vienen realizando un importante número de Trabajadorxs de la Educación en todo el país, entregando alimentos y/o material pedagógico a lxs Estudiantes.

También se trató la importancia de que se reconozcan e incorporen otras enfermedades, que surgen de la condición de trabajo virtual y se ratificó la necesidad de hacer efectiva la regulación de la jornada laboral, así como el acceso a las herramientas tecnológicas y la conectividad, tanto para lxs Docentes como para lxs Estudiantes.

Las Organizaciones Sindicales manifestaron que seguirán exigiendo el cumplimiento de los Acuerdos Paritarios y el aumento de la inversión educativa que haga posible más puestos de trabajo, mejores salarios, y mejoramiento de la infraestructura edilicia y tecnológica, que garantice el Derecho Social a la Educación y que permita hacer frente al desafío de este complejo presente de pandemia y el que resulte en la postpandemia.

Enseñar en condiciones dignas y seguras es un fundamental para cuidar la vida y la salud.

 

Foto: atribución