CAUSA NOBLE: MUESTRA OBLIGATORIA Y COMPARACIÓN LIMITADA

La sala II de la Cámara Nacional de Casación Penal confirmó la orden de extracción "con o sin consentimiento" de muestras de sangre, saliva o cabello "pertenecientes de forma indubitable" a los hermanos Marcela y Felipe Noble Herrera, hijos adoptivos de la dueña de Clarín, Ernestina Herrera de Noble, para determinar si fueron apropiados durante la última dictadura militar.

Sin embargo, limitó la comparación de los perfiles de ADN con las muestras almacenadas en el Banco Nacional de Datos Genéticos de familiares de personas que hayan desaparecido hasta el 13 de mayo de 1976 en el caso de Marcela, y hasta el 7 de junio de 1976 en el caso de Felipe, de acuerdo a las fechas del expediente de adopción presentado por la dueña del grupo Clarín. "Se aferran a un expediente de adopción que está viciado", sentenció Pablo Llonto, abogado de una de las familias querellantes. En diez días ambas partes podrán apelar ante la Corte Suprema.


La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, había manifestado su “expectativa” de que la Sala II de la Cámara de Casación Penal “resuelva ateniéndose a justicia”, en referencia al fallo. Carlotto no ocultó su disgusto ante la actitud de los abogados de los hijos adoptivos de la dueña de Clarín, ya que “siguen poniendo piedras en el camino” y están “impidiendo la posibilidad que se conozca la verdad”.