CATAMARCA: 41 FIESTA NACIONAL E INTERNACIONAL DEL PONCHO

La  edición 41 de la Fiesta Nacional e Internacional del Poncho se llevará a cabo desde el 15 de julio y hasta el 24 inclusive, en el Predio Ferial Catamarca,  y  se transforma en la principal vidriera de las artesanías, del turismo, de la producción y la cultura local. Actualmente la propuesta turística, de todos los municipios catamarqueños, artística y artesanal abre un abanico de manifestaciones: pintura, escultura, cine, títeres, talleres artesanales y culturales. Mientras que los niños tienen su lugar ganado en el “Ponchito”.

El mapa de fiestas y festivales de Catamarca es amplio, y en ellos sobreviven rastros de antiguas culturas que le dan sabor y color a sus platos, artesanías, música y danza. Esta impronta marca con un color singular sus fiestas tradicionales y populares.

Estas fiestas populares son el resultado de grandes convocatorias que perviven en la memoria de un pueblo y ponen en escena su cultura. Son la celebración de la identidad de un pueblo, enriquecen el patrimonio cultural y son dignas de ser incluidas dentro de cualquier agenda turística.


Cada invierno la provincia  de Catamarca se despliega en un gran poncho y San Fernando del Valle, Capital de la Provincia, se convierte en el escenario de la fiesta.
La gran fiesta de los catamarqueños, fue institucionalizada por el gobernador Guillermo Brizuela, y se fijó el mes de julio para su realización en concordancia con las vacaciones invernales. El lugar elegido fue la ya histórica Manzana del Turismo, y la programación cuenta con la participación de todos los Departamentos de la Provincia, con concursos de artesanías, poesía, y el festival de música. Además, de la cartelera nacional ha contado con importantes personalidades como Los Chalchaleros, Jaime Dávalos, Margarita Palacios…
La creación de la fiesta del poncho fue motivada por los siguientes objetivos, entre otros: la reivindicación de una prenda tan singular, importante y representativa  de Catamarca a nivel nacional  e internacional, que brillo en exposiciones mundiales y sirvió para homenajear a diversas personalidades  destacadas que visitaron nuestra provincia y nuestro país. Entre los tejidos artesanales el elegido para homenajear a las personalidades fue el más hermoso: el poncho de vicuña. También la necesidad de exponer  estas artesanías tan ricas y variadas en una exposición y venta al gran publico. Y por otra parte, el folklore catamarqueño, tan rico, debía ser incentivado y promovido en una instancia nacional  y demostrar nuestra historia, cultura, cordialidad y sobre todo los incomparables paisajes.


A través de los siglos los tejidos catamarqueños siguen exigiendo la misma laboriosidad y empeño, simbolizando la esencia nativa de esta provincia.
La fiesta mayor de Catamarca cobija en cada edición la mirada asombrada de los visitantes a la muestra, conmovidos por la diversidad y la belleza de las artesanías locales, nacionales e internacionales.


La ciudad capital, San Fernando del Valle es la orgullosa anfitriona convocando a los hacedores de esta riqueza cultural que da identidad a nuestro pueblo. El poncho es el representante inalterable de Catamarca y de sus artesanos.

Este invierno al abrigo del mejor poncho del mundo, Catamarca recibirá a quienes deseen disfrutar de una autentica muestra, fruto del esfuerzo de quienes mantienen viva nuestra cultura transmitida de generación en generación. Diez días de fiesta, de canto, de homenajes y gestos. Un ritual elaborado por el hombre y para el hombre, es una celebración típicamente catamarqueña, eternamente nuestra.


Si está pensando en unas vacaciones alejadas del bullicio de las grandes ciudades pero cerca muy cerca de las tradiciones populares, Catamarca tiene para este invierno una excelente programación de temporada, pensada para que usted junto a su familia o amigos  la disfrute.