DECLARACIÓN APROBADA POR UNANIMIDAD EN EL PLENARIO DE SECRETARIOS GENERALES DE SUTEBA EL 3-11-10

JUICIO Y CASTIGO A LOS AUTORES MATERIALES E INTELECTUALES DEL ASESINATO DE MARIANO FERREYRA

Estamos convencidos que el asesinato de un joven luchador social constituye un crimen aberrante, ante el cual los trabajadores de todo el país nos pusimos de pie  para expresar nuestro indignado repudio.

 Denunciamos que esta violencia ejercida con el apañamiento y complicidad de estamentos sindicales del sector ferroviario, es expresión de prácticas de matonaje al servicio de grupos empresarios, que cuentan con la complicidad de las fuerzas policiales y otros organismos de seguridad, que dejan hacer a delincuentes armados que son utilizados como fuerza de choque, contra los propios trabajadores.

Rechazamos los argumentos expresados por algunos empresarios de la comunicación, señalando falsamente, que el asesinato de Mariano fue producto de un enfrentamiento “entre sindicatos”.
 Nosotros decimos  que en este hecho   hubo un dirigente sindical que traicionó, asumió y asume los intereses de las clases dominantes ,se puso del otro lado del mostrador y mandó atacar a los trabajadores.  Afirmamos esto porque diferenciamos de aquel,  a los verdaderos protagonistas populares y estamos orgullosos de la historia de lucha del sindicalismo argentino  que vemos reflejada en el compromiso y la coherencia de compañeros como Agustín Tosco, Felipe Vallese,   Isauro Arancibia, René Salamanca, Marina Vilte  y tantos otros  compañeros y compañeras que dieron su vida por la dignidad de nuestro pueblo.
 Queremos recordar y reivindicar al compañero Mariano Ferreyra, porque era un militante politico con convicciones ligadas a la lucha popular. Le expresamos nuestra solidaridad a los compañeros del Partido Obrero.  También abrazamos y le expresamos nuestra solidaridad a su familia que  hoy lamenta su pérdida.
Para condenar y enfrentar este tipo de salvajismos, es necesario hacerlo en unidad, una unidad que tiene que ser ejemplo de transparencia, de práctica sindical, de convicción, de organización, y de lucha.  Señalamos con total convencimiento que las autoridades gubernamentales deben garantizar la libertad de manifestarse y deben dar señales claras de su compromiso institucional con políticas que impidan que este tipo de hechos puedan seguir enlutando a nuestro pueblo.

Por la memoria de este militante popular , exigimos la investigación de estos trágicos sucesos y no bajaremos esta bandera hasta llegar al esclarecimiento de los responsables materiales e intelectuales para que éstos sean condenados y castigados por el  asesinato de Mariano.