A LXS LEGISLADORXS DE TODO EL PAÍS

Los Gremios Docentes Nacionales queremos expresar nuestra profunda preocupación por los proyectos de "reforma laboral, previsional y de acuerdo fiscal" que el Poder Ejecutivo envió al Congreso de la Nación para su tratamiento.
Lxs maestrxs y profesorxs argentinos nos oponemos a este "ajuste", mal llamado "reforma", que significarán una pérdida de derechos y un retroceso en la calidad educativa.
En nuestra historia los trabajadores de la educación hemos vivido momentos  en los que debíamos trabajar hasta los 70 u 80 años, frente al aula, porque nuestra jubilación era una miseria.
La reforma previsional es un ajuste tremendo y una inconcebible pérdida de nuestros derechos que afectarán a miles de docentes. No son jubilaciones de privilegio, son derechos adquiridos que tienen que ver con nuestro trabajo y con leyes que lo avalan.
Así vivimos en los años 90 el dolor de jubilaciones de hambre, de docentes que trabajaban en tres cargos para llegar a fin de mes,  cuando los comedores de las escuelas se llenaban de chicos y los jóvenes no podían ingresar a la carrera docente.
La lucha de los trabajadores de la educación, como la Marcha Blanca del 88 y la Carpa Blanca del 97 y la Marcha Federal, fueron luchas históricas que los docentes de todo el país protagonizamos contra políticas económicas y educativas que destruyeron el sistema educativo argentino.
Esas luchas hicieron posible la conquista de derechos, expresados en leyes, que mejoraron sustancialmente la educación: Ley de Educación Nacional,   Ley de Financiamiento Educativo, la Ley de Educación Técnica, la recuperación de la Ley de Jubilación Docente y la Paritaria Nacional Docente, entre otras.
Queremos un gobierno que cumpla las leyes. Es inadmisible que no se convoque a la Paritaria Nacional Docente, herramienta que posibilitó la discusión y mejora de salarios y condiciones laborales para todos los docentes del país.
La Educación es un Derechos Social que debe garantizar el Estado Nacional y los gobiernos provinciales. No queremos volver a un sistema educativo paupérrimo; no queremos un Estado ausente en su financiamiento; no queremos maestrxs con más de 70 años frente al aula; no queremos el cierre de los institutos de formación docente; no queremos jóvenes con pasantías que remplacen horas de clase por trabajo precarizado; no queremos un sistema educativo fragmentado y desfinanciado;  no queremos volver a las tremendas desigualdades, cuando existían sistemas educativos de primera, de segunda y de tercera, que se expresaban en escuelas para ricos y escuelas para pobres.
Estos "ajustes" que propone el Gobierno Nacional afectarán la vida de los docentes y de los estudiantes,  dañando fuertemente la calidad de la educación.
Las organizaciones nacionales de trabajadores de la educación, en representación de lxs maestrxs y profesorxs argentinxs, llamamos a nuestros Legisladores a rechazar estas "reformas".
Srxs. Legisladorxs Nacionales: avalar con su voto estas leyes significará un gran retroceso para los docentes, los trabajadores en general y la educación.


POR LA EDUCACIÓN PÚBLICA, POR NUESTROS DERECHOS, POR UNA EDUCACIÓN DE CALIDAD PARA EL PRESENTE Y EL FUTURO DE NUESTROS CHICOS Y JÓVENES,
¡NO AL AJUSTE EN EDUCACIÓN!
¡NO AL RETROCESO EN NUESTROS DERECHOS LABORALES Y PREVISIONALES!
¡EL 29 TODOS Y TODAS AL CONGRESO!