A 10 AÑOS DEL FRENTE NACIONAL CONTRA LA POBREZA

A diez años de la consulta del Frente Nacional Contra la Pobreza (FRENAPO) la CTA Pcia de Bs As recuerda este acontecimiento histórico llevado adelante por nuestra Central durante Diciembre de 2001 y que sentó precedente para la implementación de la Asignación Universal por Hijo.

Crónica de Pagina12 - 17 de diciembre de 2001

MASIVO RESPALDO A LA CONSULTA DEL FRENAPO POR EL SALARIO CIUDADANO Y PARA JUBILADOS Dos millones de esperanzas por otro modelo económico

Los organizadores de la Consulta ya contaron el 67 por ciento de las mesas y proyectan que casi dos millones de personas ya votaron. Esto duplica el piso esperado. En el interior hubo poblaciones que tuvieron asistencia total: no hubo ausentes en las urnas. Los distritos más grandes fueron el GBA, Capital, Santa Fe y Entre Ríos. En Concordia se votó pese a los saqueos.

Por Laura Vales

En la reserva ecológica los porteños hicieron cola para votar. En Misiones un operativo especial llevó urnas hasta las poblaciones metidas en la selva. En algunas zonas del sur del país, como la pequeña localidad de El Hoyo, en Chubut, la votación terminó antes de tiempo, cuando el habitante número 98 puso su boleta y en el pueblo ya no quedó nadie sin votar. La Consulta del Frente Nacional Contra la Pobreza avanzó en su tercer día con una participación muy por encima de la esperada. Las proyecciones del Frenapo indican que entre el viernes, el sábado y el domingo votaron un millón novecientas mil personas. La Consulta termina hoy a las seis de la tarde y la gran apuesta es a alcanzar los dos millones de electores. “Nos habíamos fijado un piso en cada lugar del país y prácticamente en todos lados ese mínimo se está superando”, resumió anoche uno de los fundadores del Frenapo. La votación consiste en decir sí o no a la creación de tres instrumentos que en conjunto constituyen un salario de ciudadanía: un seguro de empleo y formación de 380 pesos mensuales para cada jefa o jefe de hogar desocupado, una asignación universal de 60 pesos por mes por cada hija o hijo de hasta 18 años y otra de 150 pesos para los mayores de 65 años que no perciban jubilación ni pensión. De acuerdo a los datos relevados hasta anoche por el Frente, los distritos con más alto número de electores son la provincia de Buenos Aires (578.828), la Capital Federal (186.683), Santa Fe (118.950) y Entre Ríos (90.340). Los datos corresponden al 67 por ciento de las urnas escrutadas, con un total de 1.345.703 votos en todo el país. La proyección del número de electores para el 100 por ciento de las urnas en estos tres primeros días de la Consulta es así de 1.989.140 votos. El balance final de la consulta se dará a conocer hoy, a las seis de la tarde, en una conferencia de prensa en el local de Rivadavia 1944. El domingo ofreció postales de todos los sectores sociales. En la Capital Federal se vio votar a caras conocidas, algunas previsibles como Mercedes Sosa o los actores Daniel Fanego y Raúl Rizzo; otras que causaron cierto revuelo, como la jueza federal María Romilda Servini de Cubría. En los barrios más postergados de La Matanza, grupos de cartoneros se organizaron para llevar la Consulta a sus vecinos, recorriendo calles y pasillos de villas y asentamientos con la urna arriba de sus carros tirados a caballo. Ocurrió en Villa San Antonio, en la zona de altos de Laferrere y en el asentamiento El Tambo, según repasó Luis D’Elía, de la Federación de Tierra y Vivienda. Los piqueteros abrieron 337 urnas en todo el partido y caminaron barrios (Villa Adriana, La Loma, Don Juan, Independencia, San Cayetano) para invitar a votar a la gente casa por casa. En Concordia, la ciudad con mayor índice de desocupación de Entre Ríos, el padrón se fue completando mientras a unas pocas cuadras se producía un nuevo saqueo a un supermercado. Vale la pena contar cómo se originó el disturbio: “El viernes, los presidentes de 16 comisiones vecinales de las zonas más pobres organizaron una jornada solidaria en la plaza para pedir donaciones de alimentos para repartir en la Navidad”, relató Beba Tribulatti, integrante del Frenapo local. “La convocatoria, sin embargo, no dio resultado. Ocurre que los que tienen trabajo están sin cobrar y entonces nadie puede dar mucho. Los saqueos empezaron después de que en esos barrios se viera que el festival había sido un fracaso y que no habría bolsas de Navidad. Los supermercados donde la gente entró para llevarse comida están cerrados hace mucho tiempo y todo el mundo sabe que tienen mercadería adentro.” El responsable de la Consulta en El Hoyo (Chubut), telefoneó a la sede central del Frenapo el sábado: –Bueno ya está, listo, anoten los resultados –anunció. –¿Cómo que ya está? –se fastidiaron del otro lado de la línea–; la consulta termina el lunes, así que traten de mantener las urnas hasta el final. –Es que no vale la pena –se ufanó el chubutense–. Acá ya votó todo el pueblo. No quedó nadie sin participar. Con la Consulta en la Argentina se usa por primera vez un mecanismo de democracia directa por una iniciativa que no fue convocada desde el Gobierno. Sin el respaldo del Poder Ejecutivo, sin el apoyo de las mayorías en el Congreso y sin usar las maquinarias de los partidos políticos, las mesas de votación se sostienen a pulmón, con el impulso de los 60 mil militantes del Frente. La falta de grandes aparatos partidarios se nota a simple vista y si bien eso dificulta el proceso (ayer, por ejemplo, hubo menos mesas que el viernes y el sábado), en todos los puntos que recorrió este diario el detalle era rescatado como un dato positivo por los votantes, casi sin excepción. “En general, la mayoría de los que se acercan conocen la propuesta”, apuntó en el centro de votación de la Costanera Sur Julio Gambina, de Attac Argentina, “pero los que no, quieren saber antes de votar quiénes están detrás del Frenapo. Hay mucho insulto hacia la clase política, la gente incluso se molesta al saber que, aunque éste es un frente no partidario, algunos políticos lo apoyan”. El Frenapo reúne organizaciones empresariales, universitarias, de trabajadores, de derechos humanos, culturales. Lo integran también intelectuales, artistas y por supuesto, políticos, como las diputadas nacionales Elisa Carrió, Alicia Castro, Marcela Bordenave, Graciela Ocaña y sus pares Alfredo Bravo, Jorge Rivas y Patricio Echegaray. Entre los representantes de los organismos de derechos humanos está la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto; el del Centro de Estudios Legales y Sociales Horacio Verbitsky; el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel. Por la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios, Francisco Dos Reis y Edgardo Form por el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos. Su planteo central es que el principal problema del país es la desigual distribución de la riqueza que se produce. El Frenapo sostiene que la pobreza es la consecuencia de la desocupación, y que la desocupación se ha convertido en el instrumento de disciplinamiento social más fuerte, tanto en lo político como en lo cultural y económico. “Económicamente –puntualizan– porque la desocupación sirve para sobreexplotar a los ocupados, en lo social porque fractura a las familias y diluye a las organizaciones populares; en lo político, porque ¿qué clase de ciudadanía es la que se ejerce en un país con la mitad de la población viviendo por debajo de la línea de pobreza? En lo cultural, finalmente, porque apela al terror de aquel genocidio que fue la hiperinflación se continúe con este genocidio que es la planificación de la desigualdad actual.” Los organizadores esperaban que la Consulta lograra un piso de un millón de votantes. Ya lo duplicaron.

Fuente: Página 12

Frente al anuncio presidencial sobre la Asignación Universal por Hijo - Septiembre de 2009 Yasky: “Es un avance trascendental”

Hoy por la tarde, integrantes de la mesa nacional de la Central saludaron la decisión presidencial de implementar “el histórico reclamo” y evaluaron los alcances que tendrá la medida. En conferencia de prensa, el secretario general de la CTA, Hugo Yasky, expresó: “Esta decisión significa un avance trascendental y es parte de una lucha histórica de los trabajadores de esta Central”. A las 15,30 comenzó en el salón Azul de la sede nacional de la Central una conferencia de prensa convocada por la mesa nacional. Estuvieron presentes, junto a Yasky, el secretario adjunto de la CTA, Pedro Wasiejko, y otros dirigentes como: Daniel Barragán, Stella Maldonado, Adolfo “Fito” Aguirre, Victorio Paulón. Francisco Nenna, Edgardo Depetri, José Urrelli, Gustavo Rollandi, Cecilia Martínez y Pablo Reyner. También estuvo presente el adjunto de la CTA bonaerense, Roberto Baradel.

“Hace unos días atrás nuestra Central anunció su voluntad de presentar, junto a los diputados Claudio Lozano y Edgardo Depetri, un paquete de proyectos legislativos que configuran el llamado blindaje social. Y planteábamos como uno de los ejes centrales la implementación de una asignación universal por hijo. Por eso, entendemos que dentro de ese blindaje social está el anuncio que se acaba de hacer por parte de la Presidenta de la Nación”, comenzó diciendo Yasky.

El dirigente reconoció que a partir del anuncio comenzaron a llegar a la Central llamados de salutación de distintas organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos que “junto a la CTA formamos el Frente Nacional contra la Pobreza y que hoy vemos como esta medida rescata esa historia y ese reclamo”.

El dirigente evaluó como un “avance importantísimo” la implementación de esta asignación y aseguró que “la lucha contra la pobreza y contra la indigencia requiere más avances, más medidas progresivas, poner más la mano en la concentración de la riqueza, y vamos a luchar por impulsar medidas de fondo”. Y agregó: “Sabemos que esto no resuelve la desigualdad social en la Argentina, pero también somos conscientes y por eso lo reclamamos durante años, que la medida va a significar una inmensa ayuda para aquellos que están viendo la peor cara de la pobreza y de la indigencia”.

Yasky también reconoció como positiva la propuesta de que la asignación tenga como contraprestación la educación y la salud pública para los menores. “Vincular este derecho constitucional con la contraprestación de la escuela pública y la salud era también nuestro reclamo del FRENAPO”, recordó.

La letra fina

Acerca de los alcances que tendrá el decreto, Yasky consideró que “hay un artículo que nosotros creemos que debe eliminarse. Se trata del que limita la percepción de este salario por hijo a aquellos trabajadores que, siendo informales, tengan un salario mayor al que marca el salario mínimo, vital y móvil. Esto convierte en un instrumento imperfecto el objetivo de la universalización. Y reclamamos que ese articulo sea modificado porque no puede haber otra limitación que la que el mismo decreto establece para aquellos trabajadores de la cuarta categoría que pagan impuestos a las ganancias”.

Además, la CTA reclamó “a los gobernadores y a los municipios, que están pagando en concepto de salario por hijo cifras mucho menores que la de 180 pesos, que rápidamente adecuen esos valores para que sea realmente universal la asignación”, dijo el secretario general. Y agregó: “También reclamamos al Gobierno nacional que sea incorporado en el decreto un artículo que establezca la necesidad de que en un tiempo perentorio se garantice la universalización en todas las provincias y municipios del país”.

Sobre el final de la conferencia, Yasky indicó que “sigue en pié todo nuestro compromiso de luchar por el resto de las cuestiones que están incorporadas en el paquete del blindaje social: el seguro de empleo y formación; la movilidad de las jubilaciones; la suspensión de los despidos sin causa; la homologación del articulo 158 de la OIT; la implementación de la Tarifa Social y por supuesto, hoy más que nunca, reivindicar el derecho a la personería gremial para la Central. Porque esta medida demuestra que formamos parte de las fuerzas que en este país luchan por una vida más digna”.

Ahora vamos por más

Finalmente, Yasky recordó que mañana, viernes 30 de octubre, durante todo el día, se reunirá la conducción nacional de la Central, integrada por la mesa nacional y los secretarios generales de las CTA de todo el país para “delinear las acciones y las iniciativas que tienen que ver con concretar los otros puntos del blindaje social”. Y reconoció: “Mañana estaremos todos analizando esto, pero sin lugar a dudas vamos a estar sintiendo que un paso adelante, importante, se puede dar. Y ahora vamos por más”.