9 DE AGOSTO: DÍA DE LA EDUCACIÓN ESPECIAL

La inclusión educativa es un derecho de todas las personas, tengan o no alguna discapacidad. Todos los sujetos en situación de discapacidad están contemplados y pueden ejercer su Derecho a la Educación en  todas las Escuelas de los distintos Niveles y Modalidades. La Modalidad de Educación Especial despliega diferentes estrategias de intervención para sostener y acompañar la inclusión educativa en diferentes espacios e instituciones educativas. 

Una de sus estrategias educativas es la integración escolar, esta es una experiencia donde los y las Estudiantes transcurren la escolaridad y desarrollan sus procesos de aprendizaje en una Escuela de cualquier Nivel y/o Modalidad; estando presente la Educación Especial para acompañar a cada Estudiante a través de la Maestra Integradora o el Maestro integrador y el equipo docente. Otro espacio para la atención educativa es el que se da en las sedes de Escuelas Especiales, con las niñas, los niños, adolescentes y jóvenes que lo necesitan por sus situaciones de discapacidad.

Desde hace tiempo algunos sectores vienen planteando una falsa discusión entre inclusión e integración. 

Ambos conceptos expresan dimensiones diferentes y sentidos que están en relación. La inclusión es un derecho de todos y todas a recibir una Educación, no es solo un derecho de las personas con discapacidad. Y la integración es la estrategia escolar que permite sostener la inclusión de Estudiantes con discapacidad en las Escuelas de los Niveles y/o Modalidades.

Sostenemos la inclusión educativa y la entendemos como un derecho. Como acción educativa, no es   automática, algo que se resuelve mágicamente por decreto. Su desarrollo requiere de las condiciones materiales necesarias y suficientes. Las instituciones educativas no son inclusivas o excluyentes por pertenecer a un Nivel o Modalidad; lo que existe o no son prácticas pedagógicas inclusivas y para avanzar en ellas, además de los conocimientos necesarios, se requieren convicciones,  persistencia y una actitud crítica para revisar, imaginar y construir otros por-venires. 

Muchos pibes y pibas con discapacidad tienen en las Escuelas de Educación Especial un lugar en el que se enseña y se aprende. La Escuela Especial es uno de los espacios educativos posibles, no es el único lugar. Cada Estudiante con discapacidad tiene derecho a su Educación y a participar en las decisiones acerca de cuál es el mejor lugar para educarse.

La Educación Especial construye sus líneas de trabajo en el marco del Derecho Social a la Educación, de un Estado garante en el marco de la Ley de Educación Nacional y Provincial; y teniendo en cuenta el deseo, las necesidades, características, condiciones y posibilidades de cada sujeto. 

 

Fuente: Entrevista a Néstor Carasa, ex Secretario de Educación Especial del SUTEBA y actual Representante Docente en el Consejo General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires.