4 Y 5 DE NOVIEMBRE: NO AL ALCA

Otra América es posible. No al ALCA, No a Bush

"Es tal la magnitud de esta estrategia de embestida de los grandes capitales sobre nuestros pueblos que requiere la imprescindible unidad de las diversas organizaciones y sectores de nuestra sociedad. Es por ello que en representación de nuestra Central, participamos activamente de la "auto convocatoria NO al ALCA" espacio destinado a agrupar a organizaciones gremiales, políticas y sociales, partidos, asambleas, etc., en un movimiento de carácter nacional que se oponga a la instalación del Área de Libre Comercio y se vincule con el resto de los movimientos continentales de lucha".

Despacho de la Comisión de Relaciones internacionales. 6o Congreso Nacional de Delegados de la CTA. Mar del Plata. Diciembre 2002.

La Cumbre de los Presidentes

La "Cumbre de las Américas" fue un ámbito multilateral convocado por la OEA en el que participaron los presidentes del continente americano. Ha sido una herramienta que EEUU utilizó en su estrategia de imponer -para su beneficio- el "libre comercio" a toda el área continental, tal como lo hizo con el NAFTA (firmado con México y Canadá).

La primera Cumbre de los Presidentes de las Américas se celebró en Miami, de la cual fue excluida Cuba. Las siguientes Cumbres transcurrieron en Santiago de Chile (1998) y Quebec (2001). En esta última el presidente Fernando de la Rúa se comprometió a que la Argentina fuera sede de la Cumbre en la que se debía firmar el ALCA.

Allí se instaló la idea de firmar un "Acuerdo para el libre Comercio de las Américas" (ALCA) que debía quedar suscripto por todos los países en 2005.

Hacia otra América

En Mar del Plata el 4 de noviembre de 2005 se llevó a cabo La Cumbre de las Américas tal como estuvo previsto.

EEUU no consiguió imponer su voluntad de que en este encuentro se firmara el Acuerdo de apoyo al ALCA.

"Estoy un poco sorprendido, acá pasó algo que no tenía previsto, le dijo George Bush (hijo) a Néstor Kirchner".

En la Declaración final de la Cumbre, después de duros cruces entre los presidentes del bloque que respondía a EEUU por un lado, y el formado por Mercosur y Venezuela por el otro, se acordó dejar las dos posiciones opuestas en el documento final; los argentinos y sus socios buscaron en todo momento que la agenda no se les moviera del lema de la Cumbre: "Crear trabajo para enfrentar la pobreza y fortalecer la gobernabilidad". Una formidable estrategia política llevada adelante por los presidentes Luiz Inàcio Lula da Silva, Hugo Chávez y Néstor Kirchner.

¡ALCARAJO!

La Cumbre de los Pueblos de América fue convocada por la Alianza Social Continental (ASC), una coalición de organizaciones sindicales, religiosas, campesinas, de derechos humanos, de género, y otros movimientos sociales, con presencia en todos los países del hemisferio, incluyendo a EE.UU, Canadá y Cuba. Desde 1997 ha protagonizado la lucha por impedir la ratificación del proyecto del ALCA.

La III Cumbre de los Pueblos fue un "no" rotundo al intento de EEUU de imponer el ALCA en nuestra región, participaron más de 500 organizaciones en los 10 foros temáticos, más de doce mil personas y mil periodistas. Un "no" a la militarización, un "no" al intento de expropiación de los recursos naturales de nuestro continente.

Otra América es posible dejó de ser una consigna proyectada hacia un futuro indefinido y pasó a formar parte de un presente asentado en las luchas y los avances que el movimiento popular comenzó a construir en varios países del Sur.

El Tren del ALBA (Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América) que partió de Buenos Aires -con Diego Maradona a la cabeza- fue saludado por decenas de miles de personas a lo largo de su trayecto hacia Mar del Plata, en simultáneo, multitudinarias marchas se llevaban a cabo en todo el país.

La categórica participación de los docentes a través de las distintas medidas de fuerza -incluidos los paros masivos en varias regionales de CTERA- expresaron el rechazo abrumador del pueblo argentino a la presencia de Bush, al grito de: No al Alca! No a Bush!

La Avenida Independencia fue la principal espectadora de una movilización pacífica y sin precedentes, que a lo largo de dos kilómetros se dirigió hacia el estadio caminando en medio de sus negocios cerrados y tapiados con planchas de metal al frente. Un acto cerró la Cumbre con más de 40 mil personas en el estadio Mundialista de Mar del Plata, que tuvo al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, como único orador.

"Cada uno de nosotros llegó aquí con una pala, sí señor, una pala de enterrador, porque en Mar del Plata está la tumba del ALCA", dijo Chávez en el cierre de la Cumbre. Los días de la Cumbre impregnaron a nuestro país de una mística de transformación que se sustentaba en la reafirmación de una identidad latinoamericana en búsqueda de un destino de justicia y de igualdad para nuestros pueblos.

IV Cumbre de los Pueblos

Al año siguiente, en la jornada final de la IV Cumbre de los Pueblos, en la Ciudad de Córdoba los dos únicos oradores fueron el Comandante Fidel Castro y el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

(...) El ALCA quedó enterrado en la Cumbre de los Pueblos de Mar del Plata y ahora nace un nuevo Mercosur", dijo Fidel Castro, en rechazo al Acuerdo de Libre Comercio impulsado por Estados Unidos.

Hugo Chávez y Fidel Castro se pronunciaron por un nuevo Mercosur "más fuerte y más unido", y en contra del "imperialismo de Estados Unidos", al cerrar un multitudinario acto frente a casi 100 mil personas en el Campus de la Ciudad Universitaria.

El nuevo escenario en Suramérica

El escenario político de las democracias suramericanas, al finalizar el mandato de Néstor Kirchner, era el siguiente:

En Uruguay ganó el Frente Amplio que postuló como presidente a Tabaré R. Vázquez. Asume en marzo del 2005.

Michelle Bachelet ganó en Chile por el 53,5% de los votos, siendo la primera mujer que accedió a la presidencia de ese país, el 15 de enero de 2006.

El 22 de enero asumió Evo Morales en Bolivia y aseguró que el petróleo y el gas pasarían a manos del Estado.

Ollanta Humala ganó en primera vuelta las elecciones en Perú con posicionamientos contrarios a las políticas neoliberales pero perdió en segunda vuelta y volvió a ser presidente de Perú Alan García, en junio de 2006.

Lula fue reelecto en Brasil en segunda vuelta por 58 millones de votos el 5 de noviembre del mismo año.

Hugo Chávez fue reelecto por el 61,35% de los votos. Asumió el segundo mandato el 10 de enero de 2007.

Fuente: Secretaria de Formación Político Sindical Libro "Clase trabajadora, nuestra lucha".