25 DE NOVIEMBRE: DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA POR RAZONES DE GÉNERO

"Todo acto de violencia basado en el género que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la prohibición arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la vida privada" se enmarca en violencia.

La violencia hacia las mujeres es una problemática mundial que afecta (en mayor o menor medida) a millones de niñas, adolescentes y mujeres adultas que padecen discriminación, desarraigo, padecimiento físico y psicológico, perdiendo no solo posibilidades de desarrollo pleno como personas, sino la vida por el solo hecho de ser mujeres.

LA VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES, UN PROBLEMA SOCIAL

Durante años, los movimientos de Derechos Humanos y el Movimiento de Mujeres en nuestro país han desplegado enérgicas luchas por lograr una legislación adecuada a los compromisos asumidos por el Estado argentino en los pactos internacionales de Derechos Humanos.

A pesar de la visibilidad que ha tomado la violencia de género en nuestra sociedad, en los barrios, en las comunidades, en las Escuelas; sigue siendo un problema sentido y una demanda constante.
La Escuela representa un lugar de prevención, con un enfoque integrador de la sexualidad, desprendido del componente moralista o meramente biologicista desde una perspectiva de género, que debe contribuir a la problematización de las distintas formas de violencia, interpelando representaciones y prácticas, buscando en la práctica cotidiana la ruptura de estereotipos, promoviendo un trato igualitario.


¡Todas las personas tenemos derecho a vivir la vida libre de violencias!