12 DE MAYO: DÍA INTERNACIONAL DE LA ENFERMERÍA

El 12 de mayo de 1911 nacía en Florencia, Italia, Florence Nightingale, pionera de la enfermería. Florence aportó conocimientos nuevos y contribuyó a la organización de la práctica de la enfermería.

En todas las áreas de trabajo en salud lxs enfermerxs aportan un componente indispensable en la tarea que es el cuidado. Por eso, en este día, saludamos especialmente a lxs enfermerxs de nuestros Centros de Salud y a todxs en cada lugar donde realizan su tarea. 

El lema que propone este año la Organización Panamericana de la Salud es:

 Sin Enfermeras y Enfermeros = sin Cuidados. Es preciso invertir en la formación, el empleo, el liderazgo y la práctica de la enfermería.

Las tareas de enfermería alcanzan todas las etapas del proceso de trabajo en salud, promoción, prevención, asistencia y rehabilitación en todas las etapas de la vida y todos los momentos de atención a las personas enfermas. Los escenarios de trabajo van desde el domicilio de las personas, clubes u organizaciones sociales, escuelas, lugares de trabajo o recreación e instituciones de salud de todos los niveles de complejidad. 

Esa capacidad de singularizar los procesos técnicos de trabajo en salud y hacerlos accesibles y aceptables para cada persona en particular, es casi privativa de su función y muchas veces de las características humanas y personales con las que cada enfermero o enfermera aporta su impronta distintiva al trabajo. 

La formación de personal de enfermería es una necesidad en todo el mundo. En 2021, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó el documento Orientaciones estratégicas mundiales sobre la enfermería y partería 2021-2025, en el que se incluyen recomendaciones para la formación y la creación de puestos de trabajo, entre otras. La OMS estima que en el mundo hay 28 millones de profesionales de enfermería y un déficit de casi seis millones en todos los continentes.

En nuestro país tenemos un déficit significativo de profesionales de enfermería en los equipos de salud; y la relación de profesionales de enfermería cada 10 mil habitantes (que alcanza apenas 4,24) es de las más bajas de América Latina. Brasil tiene 7, Uruguay 18, Chile 22 y Cuba 81 cada 10 mil habitantes.

La relación de enfermerxs / médicxs también es insuficiente, apenas la mitad de lo recomendado por la Organización Panamericana de la Salud.

La enfermería en nuestro país está profesionalizándose en los últimos años, con numerosos ingresantes a las carreras técnicas y universitarias en las que se forman Enfermerxs Profesionales y Licenciadxs en Enfermería.

Un aspecto que limita la elección de esta vocación es el de las condiciones laborales. La precarización, la remuneración escasa y la exigencia intensa en los puestos de trabajo que se agrega al multiempleo, al que la mayoría de estxs trabajadorxs se ven forzadxs, deteriora su calidad de vida y su salud.

La necesidad del tiempo actual de jerarquizar las tareas de cuidado en la sociedad y en los sistemas de salud, pone a lxs trabajadorxs de la enfermería en un lugar importantísimo, con potencial para instituir cambios y transformaciones sociales en salud. 

Para quienes no lo habían advertido antes, la pandemia COVID 19 dejó en claro que lxs profesionales de la enfermería son ESENCIALES en la conformación de cualquier equipo de salud.

¡Trabajadorxs imprescindibles, los saludamos en su día, y en cada día de trabajo solidario y comprometido!