1 DE DICIEMBRE: DÍA MUNDIAL DE LA LUCHA CONTRA EL SIDA

Esta jornada se ha convertido en una de las efemérides de salud más reconocidas en el planeta y una oportunidad clave para crear conciencia sobre esta epidemia. La Organización Mundial de la Salud (OMS ) cree que controlar la enfermedad para 2030 es posible si los países aplican una estrategia de prevención combinada.

El Día Mundial de la Lucha contra el Sida se conmemora cada 1 de diciembre para llamar la atención sobre el VIH/sida. Es una oportunidad para diseminar información y para dar a conocer la situación e impulsar avances en materia de prevención, tratamiento y atención a las personas que viven con el virus tanto en los países con elevada prevalencia, como también en el resto del mundo.

 

ESTADÍSTICAS MUNDIALES (Fuentes: Naciones Unidas y Organización Mundial de la Salud)

-Alrededor de 20.9 millones de personas tenían acceso a la terapia antirretrovírica a mediados de 2017

-Unos 36,7 millones de personas vivían con el VIH en 2016 en todo el mundo

-Aproximádamente, 1,8 millones de personas contrajeron la infección por el VIH en 2016

-Cerca de un 1 millón de personas fallecieron a causa de enfermedades relacionadas con el sida en 2016

-Unos 76,1 millones de personas contrajeron la infección por el VIH desde el comienzo de la epidemia

-Alrededor de 35,0 millones de personas fallecieron a causa de enfermedades relacionadas con el sida desde el comienzo de la epidemia


Qué es el VIH, cómo se transmite y cuál es su tratamiento

El VIH (virus de inmunodeficiencia humana) infecta las células del sistema inmunitario causándole un deterioro progresivo que reduce la capacidad del organismo para combatir algunas enfermedades. En etapas avanzadas de esta infección, sobreviene el SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) que se define por la aparición de una o varias infecciones oportunistas o cánceres relacionados. El VIH es un problema de salud que reproduce una lógica de desigualdad e inequidades en el mundo: los millones de personas que viven en los países que no garantizan el acceso al medicamento se mueren por esta enfermedad.

Se puede transmitir de diferentes maneras, por relaciones sexuales o contacto buco genital sin protección con una persona infectada; transfusiones de sangre contaminada; intercambio de jeringas u otros objetos punzocortantes contaminados; transmisión de la madre al hijo durante el embarazo, parto o amamantamiento.

El tratamiento con una combinación de antirretrovíricos evitan que el VIH se multiplique en el organismo, cuando se detiene esta reproducción, las células del sistema inmunitario pueden vivir más tiempo. Por otra parte, si una persona está bajo este tipo de tratamiento, la posibilidad de transmisión del virus a su pareja sexual disminuye.

 

MÁS INFORMACIÓN EN PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE VIH

 

Prevención

Para prevenir la transmisión del VIH, es importante no correr riesgos al tener relaciones sexuales utilizando preservativos; someterse a las pruebas de detección y al tratamiento de las enfermedades de transmisión sexual; si es necesario inyectarse, debe hacerse siempre agujas desechables y nuevas y asegurarse de que toda sangre o producto sanguíneo que se necesite haya pasado por pruebas de detección del VIH.

 

En América Latina

 

Casi 600.000 personas más que en 2003 reciben tratamiento antirretroviral en América Latina y el Caribe, según datos de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

El informe Tratamiento Antirretroviral bajo la Lupa: un análisis de salud pública en América Latina y el Caribe 2014, publicado por la OPS/OMS, da cuenta de este avance en el acceso al tratamiento antirretroviral en la región. Según el documento, mientas en 2003 se estimaba que 210.000 personas de todas las que vivían con VIH recibían la medicación, en 2013 el estimado ascendió a 795.000. Estos últimos representan el 56% de todos los que necesitan tratamiento, y el 44% de todas las personas con VIH.


Acciones de SUTEBA

 

Suteba viene trabajando sostenidamente en consonancia con las líneas estratégicas de trabajo en Prevención de VIH-SIDA que lleva adelante la Dirección Nacional de Sida y ETS del Ministerio de Salud.

El acceso a la información y a los recursos preventivos a través de la implementación de puestos fijos de distribución de preservativos en nuestros centros de atención primaria se mantiene en forma estable desde su definición en el año 2010.

Estas acciones facilitaron el contacto con los referentes locales de este tema en municipios y regiones sanitarias de la provincia, pudiendo profundizar el trabajo local y participar en acciones de capacitación de nuestros equipos de salud y de docentes de diversos distritos.

El eje de la no discriminación de personas que viven con VIH se aborda también en términos de política gremial y de derechos humanos, así como las acciones de capacitación en Educación Sexual Integral, que se trabajan con equipos locales de los que participan compañeros de salud y de derechos humanos.

Los Centros de Salud promueven, además, acciones de información y acceso a salud sexual y derechos reproductivos que también contribuyen a las acciones preventivas en VIH y ETS.