BOLÍVAR

HOMENAJE A DESAPARECIDOS

30/09/2013

María Julia, Matilde y Raúl Daroqui, hermanos de Jorge Arturo, Daniel Alberto y Juan Carlos, organizaron en conjunto con Suteba y la Secretaría de Derechos Humanos de la Municipalidad local, un acto durante el cual se homenajeó a los bolivarenses detenidos desaparecidos y se colocó una nueva placa en su recuerdo.

Juan Carlos Daroqui, conocido como "Cacho", fue detenido el 12 de septiembre de 1977 y luego desaparecido. El 15 de julio del mismo año, en la ciudad de Buenos Aires, Jorge Arturo Daroqui, tenía 25 años cuando desapareció junto a su hermano menor, Daniel Alberto, de 23.

El locutor recordó diferentes hechos que hicieron que el mes de septiembre tenga un sabor amargo en la memoria de los argentinos. Aparte de la desaparición de Juan Carlos, "en 1930 se dio el primer golpe de estado, donde el asesino Uriburu estrenó la picana eléctrica, un golpe que, como todos, tuvo una participación civil; en septiembre de 1955 nuevamente las Fuerzas Armadas, comandadas por el asesino Aramburu, en concubinato con la prensa y con ciertos partidos políticos autodenominados democráticos, voltearon un gobierno popular".

"Fue septiembre también testigo de la Noche de los Lápices; en Chile, en el 73 el mes vio como caía y moría el presidente revolucionario Salvador Allende y a los pocos días, lleno de tristeza, murió su entrañable compañero y amigo Pablo Neruda", agregó.

El intendente, Eduardo Bucca, presente en el acto que recordó a los hermanos Daroqui y junto a ellos también a los otros siete desaparecidos bolivarenses, reconoció la organización del homenaje y a "este hermoso grupo de docentes que componen SUTEBA, que realmente lleva a cabo un trabajo fundamental en nuestra ciudad y ha sido artífice de mantener viva y encendida la llama de la memoria a través de todos estos años".

"Ya en 1977 nuestro querido Rodolfo Walsh con su inmortal carta abierta, hablaba de los 15 mil desaparecidos, 10 mil presos y 4 mil muertos. En esta evocación, Daniel, Jorge y Juan Carlos estarán presentes cuanto más viva esté nuestra memoria histórica y será posible un día entre los días que verdad y justicia sean luminosidad genuina. No estamos lejos, hacia allá vamos", fueron las palabras de Alabart antes de interpretar el segundo poema, en la ocasión el elegido fue Nota II, de Juan Gelman.

El Coro Municipal de Adultos Mayores "Nuestro Tiempo", dirigido por el profesor Daniel Nieva, entonó Como la cigarra y Honrar la vida, y los familiares de los hermanos Daroqui, entre ellos María Julia, Matilde y Raúl, el intendente Eduardo Bucca y la coordinadora de Derechos Humanos de la municipalidad, Isabel Peralta, descubrieron la placa recordatoria ubicada en el monolito a los desaparecidos.

Acto seguido, Alabart leyó una carta firmada por Delia Barrera. "Conocí a "Cacho" en la primavera de 1977, no lo conocí en un trabajo, en una fiesta, en una charla de amigos ni en una casa de estudios, tampoco pude hacerlo profundamente ya que el lugar donde nos encontrábamos y sus cuidadores no lo permitían, pero compartimos el encierro, el miedo y esa solidaridad que flotaba entre los que habitábamos esos submundos. Pequeñas muestras, pequeños hechos, una mano en el hombro, un golpe en las paredes de las celdas, una palabra a escondidas nos permitía seguir y sobrevivir", fueron los primeros párrafos.

"Cuando paso al sector de celdas éramos casi vecinos, nunca pude verlo como los veo hoy a ustedes, sólo tengo en mi memoria imágenes borrosas espiadas por debajo del tabique. Cacho compartía la celda con "El Meta", Hugo Clavería y cuando "Poca Vida", represor del campo, traía la guitarra, "El Meta" tocaba la guitarra y él cantaba una canción que tardé 36 años en encontrar y gracias a un compañero pude volver a escucharla. Al hacerlo sentí su presencia como siempre siento la presencia de nuestros ausentes, su canción, la que siempre cantaba, se llamaba Volvé", fue otro fragmento de las líneas escritas por la compañera de prisión de Juan Carlos Daroqui.

Opiniones de Juan Gelman fue el tercer y último poema leído por José María para luego dar paso a la integrante del grupo Hermanos de Desaparecidos, María Inés Monzoni, quien leyó una carta que conmemoró a los bolivarenses detenidos desaparecidos y terminó con la frase "no olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos".

Por otra parte, María Julia Daroqui, en representación de Matilde y Raúl, emocionada hasta las lágrimas recordó a sus hermanos. "Como siempre, pero hoy más que nunca, siento la necesidad de escuchar los testimonios de secuestros, desapariciones, torturas, asesinatos, robos de niños, es decir, todo ese enorme murmullo que penetra y carcome los cimientos de nuestra sociedad, no como una masa de sonidos, informes de lo acontecido en la última dictadura cívico-militar, sino como el aliento de los que ya no tienen voz, ese aliento posterior a la palabra, la palabra sofocada. Esa que reemplaza a todas las demás palabras y termina por abrirse paso y alojarse en nosotros como un suspiro, nuestro suspiro entrecortado".

La bolivarense que actualmente reside en Barcelona, España y volvió a su ciudad natal para concretar el acto homenaje, agregó "tiemblo de no encontrar la palabra que transmita mis sentimientos porque temo excederme o quizá no alcance su sentido y de pronto descubro que aquello que me parecía indecible y me paralizaba, me atrapa en el medio que hay entre las palabras, el suspiro entrecortado".

Más adelante, María Julia prometió a sus hermanos detenidos desaparecidos "conservar el sonido de las palabras y luchar para que memoria, justicia y verdad tengan siempre la plenitud de su sentido".

Para terminar, la oradora agradeció a SUTEBA, a Patricia y Marianela que son quienes "han luchado por la memoria, por construir la memoria en Bolívar", al intendente local, a Isabel Peralta, Francisco de la Serna, sus familiares, vecinos y a todos los que colaboraron con el acto.

"Bolívar es la ciudad donde nacimos y nos hizo posible la colocación de esta placa con los nombres de Juan Carlos, Jorge Arturo y Daniel Alberto. Nos hizo posible también que hoy estemos los seis hermanos juntos", expresó María Julia.

Por último, integrantes de la familia Daroqui interpretaron la cancón Como la cigarra de María Elena Walsh.




Fecha de publicación : 01-10-2013