FIEBRE CHIKUNGUNYA: QUÉ ES, CÓMO SE TRANSMITE Y CÓMO SE PREVIENE

Es una enfermedad viral transmitida por el mismo mosquito que el dengue (Aedes Aegypti) y también el Aedes Albopictus. Tiene baja mortalidad y se puede prevenir.


En diciembre del 2013, surge, en la región del Caribe los primeros casos autóctonos de esta enfermedad producida por el virus Chikungunya –descubierto en brote de fiebre en Tanzania en 1953-.

Si bien en nuestro país no se ha reportado ningún caso hasta ahora, dado diversas factores que facilitarían la introducción y transmisibilidad de esta fiebre, hay que iniciar acciones de concientización, prevención y cuidado.

Estas condiciones son, principalmente, la presencia en nuestro país de los mosquitos vectores Aedes aegypti y Aedes albopictus y los viajes desde regiones endémicas.

Esta fiebre es una enfermedad viral que tiene poca mortalidad, que en general resuelve favorablemente, pero que puede generar dolores articulares que pueden permanecer por meses o años.  Es rara la mortalidad causada por esta enfermedad pero se han dado casos. Por ello, es necesario estar alertas y tomar las medidas preventivas adecuadas.

¿Cómo se transmite?
A través de la picadura de mosquitos Aedes aegypti  (el mosquito de las patas con rayas blancas) o el Aedes albopictus -que también son los transmisores del dengue –ver información sobre DENGUE- que han picado previamente a persona enferma. También se puede transmitir al bebé  de una madre embarazada picada en los últimos días del embarazo cercanos al parto.
No se transmite a través de agua, vía aérea u objetos de personas infectadas.

¿Quiénes son los más expuestos a enfermar?
Todas las personas ante la picadura de mosquito infectado son suceptibles a enfermar pero los riesgos se aumentan en los mayores de 65 años, recién nacidos, las embarazadas y las personas que padecen hipertensión arterial, diabetes o enfermedades cardíacas.  Por ello las medidas preventivas deben ser tomadas por toda la comunidad a fin de evitar la diseminación de esta enfermedad

¿Cúales son los síntomas?
Luego de tres a siete días de haber sido picado por mosquito infectado aparece fiebre mayor a 38 grados e intenso dolor en articulaciones (en general en ambas manos y ambos pies, pero puede afectar otras articulaciones), cefalea, dolores musculares, sarpullidos, náuseas y vómitos.  En general los síntomas agudos ceden  entre 7 a diez días y pero puede haber complicaciones como fallo hepático, fallo renal, hepatitis, miocarditis, encefalitis, Sindrome de Guillan Barre, hemorragias, uveítis, retinitis.  Hay casos reportados donde los dolores articulares y tendinitis continuaron a lo largo de meses posteriores a haber sido afectados por el virus Chikungunya.


¿Qué hacer ante la aparición de los síntomas?
Apenas aparecen síntomas es necesario concurrir al centro de salud o a médico para el adecuado control.  Si bien no existe medicación ni tratamiento específico, es aconsejable acudir al médico que indicará el medicamento adecuado para aliviar los síntomas (no se indicarán aspirinas ni otros antiinflamatorios no esteroides)  y confirmar el diagnóstico a fin de evitar la diseminación de la enfermedad.  También indicará si lo considera conveniente otros análisis además del que posibilite el diagnóstico.

¿Cómo se previene?
Por el momento no se puede prevenir la enfermedad a través de vacunas y las medidas preventivas son de dos tipos diferentes:

A) por un lado las que evitan la proliferación de los mosquitos:
1) Desmalezar y mantener los jardines y patios limpios.  
2) En el exterior, descartar todos los recipientes en desuso que pueden acumular agua.
3)  Cambiar el agua de los floreros todos los días cmo asimismo los recipientes para las mascotas que contengan agua.
4) En los espacios públicos, reclamar a las autoridades pertinentes el desmalezamiento si es que no lo hubiere  y demás medidas que prevengan la proliferación de mosquitos.
5) Tapar tanques y recipientes exteriores que se usen para la acumulación de agua.

B) por otro lado las medidas preventivas para evitar la picadura de insectos:
1) en la medida de lo posible evitar la exposición sin protección en las horas donde mayormente pululan los mosquitos (a la mañana o al atardecer).
2) usar ropa con mangas largas y pantalones largos de colores claros (que ahuyentan naturalmente los mosquitos):
3) Usar repelentes ante la exposición a lugares donde puede haber mosquitos.  
Recuerde, no se automedique, concurra a los centros del salud del Suteba ante síntomas o dudas y reforcemos la descacharrización para poder decir adiós al DENGUE Y AL CHIKUNGUNYA!