DENGUE: MEDIDAS DE PREVENCIÓN Y CÓMO ERRADICAR LOS CRIADEROS

El Aedes aegypti es un mosquito, de hábitos domiciliarios y que necesita de recipiente (naturales o artificiales) que contengan agua limpia y quieta para reproducirse. Es de tamaño mediano, color oscuro, con rayas más claras en las patas y un dibujo similar a una lira detrás de la cabeza.

El dengue no se contagia de persona a persona, sino a través de estos mosquitos que previamente han picado a un individuo enfermo. Por ello, se considera al mosquito vector transmisor de la enfermedad.

 

AFICHE: INGRESAR ACÁ

 

 

 

MEDIDAS DE PREVENCIÓN


Aplicar repelentes contra insectos a la piel expuesta, en poca cantidad. Usar aerosoles en espacios abiertos para evitar la inhalación.
Evitar aplicar repelente en las manos de los niños.
Rociar su ropa con repelentes que contengan "permetrina" o "DEET" ya que los mosquitos pueden picar a través de la ropa de tela fina. En lo posible usar camisas de manga larga y pantalones largos cuando se encuentre en exteriores.
Rociar permetrina o un insecticida similar en su habitación antes de la hora de acostarse.
Si tiene síntomas se debe consultar con el médico. Nunca automedicarse, en particular no consumir ácido acetilsalicílico (aspirina).
Ataca preferentemente a las personas al comienzo de la mañana y en las últimas horas de la tarde.
Una vez que el mosquito se alimentó de la sangre de alguien enfermo, el virus empieza a multiplicarse y desarrollarse en el interior del mismo y después de unos 8 a 11 días, su picadura transmite el virus del dengue a las personas y continúa haciéndolo durante toda la vida del mosquito (7 a 30 días).
La medida más efectiva de prevenir esta enfermedad, es cortar el ciclo evolutivo del mosquito mediante la erradicación y eliminación de los criaderos donde depositan sus huevo

 


ELIMINACIÓN DE CRIADEROS


Mantener bien tapados los recipientes donde se almacene agua, como los tanques de agua. Se puede poner un plástico que tape la boca y un hilo o soga atado alrededor.Eliminar el agua de los recipientes, huecos de árboles, rocas, paredes y tapias, objetos, pozos, letrinas abandonadas, depresiones de terreno, blocks de construcción, objetos o instrumentos.
De existir piletas de natación y no vaciarlas, mantenerlas con bastante cloro para evitar el desarrollo de larvas.
Cortar la maleza de la cercanía de las casas previa fumigación.
Cambiar cada tres días el agua de los recipientes para que las larvas no puedan desarrollar en ellos, poner especial atención a los floreros. Utilizar arena húmeda en lugar de agua en floreros de cementerio.
 Lavar con esponja los bebederos de animales y cambiarles el agua todos los días.
Perforar huecos en las llantas que se utilizan, como en los juegos de los niños en los parques, para que no se acumule agua.
Eliminar todo tipo de basura, sobre todo aquella que puede almacenar agua: botellas, cáscaras, llantas y demás recipientes.
Limpiar periódicamente canaletas de desagües y controlar que no se acumule agua por estar desniveladas.
Reducir el contacto hombre-mosquito colocando mallas protectoras en aberturas.