CTERA REPUDIA EL FALLO DE LA CORTE SUPREMA DE ESTADOS UNIDOS

La CTERA repudia enérgicamente el fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos que favoreció a los fondos buitre.

19/06/2014

CTERA

Este fallo vulnera la soberanía de Argentina, cuya decisión fue pagar la deuda con una quita - que aceptaron el 93 % de los acreedores - demostrando voluntad de pago pero privilegiando el interés del pueblo.Este fallo niega el poder de un Estado soberano de negociar su deuda.

Este fallo es una extorsión hacia la Argentina por abusivo y desconsiderado.

La Corte Suprema de Estados Unidos privilegió intereses particulares por sobre la decisión soberana de nuestra Nación, poniendo en riesgo las políticas públicas que se vienen implementando y que revirtieron la extrema pobreza que se vivía a fines de la década de los 90, producto de las políticas neoliberales que hundieron al pueblo argentino en la miseria.

CTERA rechaza este fallo enfáticamente y seguirá sosteniendo los intereses del pueblo sobre los intereses financieros usureros.

 

 


CTA NACIONAL

REAFIRMAMOS LA AUTODETERMINACIÓN NACIONAL

Contundente rechazo de la CTA a los buitres financieros

En conferencia de prensa, Hugo Yasky, acompañado por miembros de la conducción nacional de la Central y por el prestigioso intelectual brasileño Emir Sader, condenó la extorsión de la justicia norteamericana. "Los dos fallos de la Corte Suprema de Justicia de los EE.UU -dijo- respaldan a los buitres financieros en detrimento de los intereses soberanos de Argentina, pero también son la luz verde para que los neoconservadores yankys, los del Tea Party y todos los que fueron sus socios locales, desde los ministerios de Economía, desde las consultoras privadas, las bancas parlamentarias y los grandes medios de comunicación, inicien una gran embestida global para intentar llevarse por delante al gobierno de la Argentina y de los otros países de América Latina que buscan ponerle límites al capital financiero internacional."

HUGO YASKY:
En la sede del Sindicato de los maestros porteños, acompañado por la conducción de la CTA, hemos convocado a esta conferencia de prensa para expresar su posición frente a esta embestida de los fondos buitres, que significa el intento de poner a nuestro país otra vez de rodillas, ante lo que es la voracidad sin límites de los sectores financieros.

Para nosotros esto no es un episodio más en la triste historia de la deuda externa. Es una situación gravísima que implica dar por tierra con todos los esfuerzos que ha hecho nuestro pueblo, porque los esfuerzos han sido de los argentinos, para terminar con esta hipoteca que nos queda de las épocas en que los gobernantes títeres que tenía la Argentina, se entregaban con complicidad a las demandas del sector financiero internacional.

Lamentablemente esta historia tiene el corolario de que otra vez pretenden que los argentinos paguemos con hambre, con reducción del presupuesto educativo, del presupuesto de la salud, con desamparo para los jubilados; con desocupación, con miseria otra vez, para pagarles a los que se dicen tenedores de bonos de la deuda externa argentina. Se ha hecho un inmenso esfuerzo durante diez años. Salimos de una crisis prácticamente destruidos como país. Costó un enorme esfuerzo recuperar un lugar en el mundo y un lugar para los argentinos. Y hoy nuevamente nos quieren llevar otra vez a fojas cero, porque ceder ante los fondos buitres implicaría tener que renegociar todo lo que se pagó hasta ahora y tener que volver a poner al país, prácticamente de rodillas frente a las imposiciones de los sectores financieros internacionales.

La CTA cree firmemente que en estas circunstancias es necesaria la unidad del pueblo argentino, que es necesario que todos los sectores que quieren este país, que se dicen nacidos en este país, sean capaces de tener un gesto de grandeza y de demostrarle a los poderosos del Norte que esta es una Nación unida para defender, el único interés común que tenemos para defender, que son nuestras futuras generaciones.

Pagarle a los fondos buitres, implicaría hipotecar por lo menos cinco generaciones de argentinos. Además es necesario que la Argentina se rodee de la solidaridad de los gobiernos populares democráticos de la región y de América Latina. Este no es un tema solamente del gobierno argentino. Esto es una embestida en la cual la Argentina es el caso ejemplificador que le quieren mostrar al resto de los gobiernos progresistas que existen en la región y que puedan existir en el mundo para que nadie tenga la osadía de desafiar los dictados de quienes se sienten dueños del planeta.

Llámense FMI, Banco Mundial o como quiera que se llame. Por eso la CTA además de las acciones que va a encarar dentro del país va a iniciar una campaña para que la Confederación Sindical de las Américas se pronuncie en contra de esta embestida de los fondos buitres y del capital financiero internacional. Sería muy imporrtante que las centrales de trabajadores de toda América Latina se pronuncien con firmeza frente a esto. Vamos a solicitar a la Confederación Sindical de las Américas una convocatoria inmediata para generar una acción solidaria en toda América Latina.

Queremos proponerles a los trabajadores de toda América Latina, una acción simbólica en un día que signifique que los trabajadores del continente, le dicen no a los fondos buitres, no a este mecanismo perverso de la deuda externa, que nunca se termina de pagar, no a que sea el hambre, la privación de derecho, el retraso en términos sociales, el precio que haya que pagar generación tras generación, para que la voracidad del capital financiero internacional sea satisfecha.

Tenemos acá la presencia de un compañero que es un referente en los movimientos populares democráticos de América Latina, el profesor Emir Sader que ha sido titular de CLACSO, que hoy acompaña este inmenso esfuerzo de los pueblos de América Latina como uno de sus referentes en el terreno del pensamiento. Así que antes de darle la palabra a Stella Maldonado, la secretaria general de Ctera, que también va a anunciar algunas acciones en relación con este tema vamos a escuchar a Emir Sader.

EMIR SADER:
Buenos días, vemos esta decisión del lunes como un capítulo más de la contraofensiva internacional en contra de los gobiernos progresistas de América Latina que se rehúsan a arrodillarse frente a la hegemonía del capital especulativo.
Cuando empezó la crisis internacional en 2008 se decía: "hay que salvar los bancos", sino los techos van a caer sobre toda la gente. Se salvaron los bancos y los bancos no han salvado los países, se han salvado a sí mismos. En 2011 empezaron a quebrar los países. A quebrar Grecia, España, Portugal, lo que quieren ellos. Esa ofensiva, esa actitud representa eso. Los voceros internacionales: Financial Times o The Economist, El país, están en una ofensiva durísima porque les duele mucho. Que ellos no crezcan, estén en recesión. Están tirando alcohol al fuego. Cortando con austeridad, recursos sociales. América Latina resiste, y sigue creciendo en lo posible, distribuyendo renta. Eso es durísimo para ellos. Es un golpe que se hace a Argentina, pero se hace a América Latina. Para proteger lo que es ese sector hegemónico a escala mundial. Un sistema financiero que no financia la producción. No financia el crédito, no financia la investigación. Vive de comprar y vender papeles. Es parasitario. Eso es lo que está en juego hoy. Proteger a ellos o mantener la capacidad de resistencia del gobierno argentino, en sus últimos diez, once años frente a este tipo de ofensiva.

Creo que Argentina no puede ir a esa reunión, cualquiera que sea en Estados Unidos sola. No puede repetirse, siquiera, el marco de discusión con el Club de París. Todo el Club de París sentado y un gobierno solito. Solito con la solidaridad. Pero ahora hay que tener la presencia. De Parlamentos, de gobiernos, de líderes populares, para demostrar que no está en juego simplemente el pago de esos papelitos de ellos sino una solidaridad latinoamericana. Porque ese tema de liberarnos del capital especulativo no se resuelve a nivel de un país. Tiene que resolverse a nivel de la integración latinoamericana. Del Banco del Sur, del Mercosur. Entonces creo que los sindicalistas son fundamentales para que convoquen a sus sectores. Pero hay que decirle también al gobierno argentino que convoque la solidaridad no abstracta, sino concreta, con cuadros económicos incluso, que demuestre que no es un tema argentino. Es, como dijo Yasky el "mal ejemplo argentino". Como Cuba fue "mal ejemplo", había que destruir a Cuba. Como otros países de América Latina son ejemplo de país que les cae mal. Para que Grecia no se atreva a tomar el camino del no pago. Para que Portugal no se atreva, para que Ucrania no se atreva. Este es el tema que está en juego.

Ese ocho por ciento son el punto, la palanca que tienen para sabotear una arquitectura extraordinaria que hizo Argentina con un país quebrado, lograr revertir. Cuando uno sale por el mundo, lo primero que preguntan los países Africa, es cómo ha hecho América Latina para revertir la deuda con el FMI, salir adelante, crecer y distribuir renta. Eso es lo que quieren destruir. El ejemplo latinoamericano del cual Argentina fue foco más central, por las condiciones de la Deuda Externa heredada por este gobierno. Por eso hay que traer la solidaridad, el apoyo, la capacidad de poder movilizar otros sectores porque no está en juego sólo Argentina. Está en juego la capacidad del capital financiero de impedir que logremos seguir creciendo. Porque el tema fundamental hoy no es pagar o no pagar. Es quebrar la hegemonía del capital especulativo para que las economías nuestras hagan una reversión global de inversión a sectores productivos y retomen niveles más altos de crecimiento.

STELLA MALDONADO:
La Ctera, entendiendo que uno de los aspectos que hay que hacerse cargo en esta lucha contra el capital financiero hegemónico a nivel mundial, es la batalla cultural vamos a continuar con la tarea que ya para nosotros tiene muchos años, que es la tarea de difundir y explicar y que se haga muy claro en qué consiste el poder financiero y cómo está actuando en estos momentos a través d el fallo de la Corte, con materiales acerca de la evolución de la deuda externa en esta etapa. Anoche hemos tenido ya varios materiales publicados en otros momentos para difundir y trabajar con nuestros estudiantes de todo el país y reeditaremos con un nuevo capítulo que es este momento que efectivamente significa lo que acaba de explicar tan claramente Emir, y lo desarrollaremos en forma didáctica para que pueda llegar a nuestros estudiantes y sea un vehículo importante en esta batalla cultural.

YASKY:
Mañana se reúne el Plenario Nacional de Secretarios generales de la Central vamos a definir en ese plenario nacional, acciones que tienen que ver con expresar el rechazo al pago a los fondos buitres, el rechazo a este intento de hipotecar el futuro de la Argentina, generación tras generación, para que paguemos con hambre.

Decimos No a la imposición de los sectores internos de nuestro país que quieren que vayamos otra vez de rodillas,que quieren otra vez mostrar un país dividido. Así como estamos unidos, atrás de esa camiseta, la de la Selección Nacional, así como gritamos con orgullo "Argentina" y se nos eriza la piel, cuando vemos los colores de nuestro país, sobre el verde de una cancha de fútbol, de la misma manera, ahora, en esta situación mucho más grave, tenemos que tener conciencia de que la unidad de los argentinos, de que nuestra Patria, es una cuestión que tenemos que poner por encima de cualquier otra bandería. Acá se trata de defender no un gobierno. No una negociación. Hay que defender a un país y hay que decirle No al capital financiero internacional. Hay que marcar un camino distinto. Así como lo explicaba Emir. Como lo empezamos a hacer hace diez años. Cuando por un camino que muchos decían era imposible de transitar, logramos saldar gran parte de nuestra deuda externa con autodeterminación. De la misma manera con autodeterminación hay que enfrentar hoy a estos fondos buitres.

Porque hoy es la Argentina, mañana va a ser Brasil, Bolivia y así van a seguir.
Además vamos a convocar a la Confederación Sindical de las Américas a una acción solidaria en todo el Continente.

No podemos admitir ni el silencio ni podemos admitir las frases cómplices de algunos políticos, que lamentablemente se ponen el traje de cipayos cada vez que desde el Norte les hacen un guiño.

Hay que terminar con los que entregan a nuestra Patria. Hay que poner de pie a los argentinos. Hay que sentir el orgullo de haber sido parte de un país que fue capaz de dar los pasos que se dieron para pagarle a los acreedores, pero también para recuperar la autonomía, la independencia. Y hay que pensar que si hoy se cede hay por lo menos cinco generaciones de argentinos que van a quedar hipotecados, que van a tener que pagar con privación y con hambre el desapego por la Patria, de los que entregaron este país al mecanismo de la deuda externa