FINALIZÓ EL PRIMER SEMINARIO "EDUCACIÓN INTERCULTURAL" EN RAUCH

Concluyó el primer seminario de "Educación Intercultural" que se desarrolló en la Casa de la Cultura Museo Municipal de Artes Plásticas en Rauch y donde estuvieron presentes 130 Trabajadores de la Educación de los distritos de Rauch, Tandil, Las Flores y Bolivar.

06/12/2013

Este seminario se da en el marco de la iniciativa impulsada, hace un año, por la Central de los Trabajadores de las Argentina Provincia de Buenos Aires (CTA Bs As) bajo la consigna "Ni Genocidas, Ni Explotadores" y cuenta con el apoyo de Osvaldo Bayer y un conjunto de organizaciones sociales y de derechos humanos.

El objetivo de la campaña es desterrar los nombres de los represores, de los explotadores, genocidas, esclavistas y vende patrias de la historia para cambiarlos y, así, renombrar todos los espacios públicos con los nombres de los verdaderos militantes populares latinoamericanos.

Durante el seminario transitaron historiadores como Marcelo Valko y Juan Balduzzi; así como también contó con la presencia de Carlos Alvarez, de la Agrupación Afro Xangó; Benito Espíndola, representante de pueblos originarios; el Grupo Wixaleyín (Nación Mapuche); Comunidad Urbana Pillán Manke (Nación Mapuche), entre otros.

Los ejes temáticos trabajados fueron: "Crónicas y estrategias del genocidio invisible. La crueldad innecesaria. Estatuaria oficial y dialéctica disciplinadora"; "Cultura y lenguaje"; "Diversidad, cultura, cosmovisión e identidad"; "Educación, cultura y lenguaje"; "Educación y cultura en la Escuela"; "Cultura y conocimiento"; y "Movimiento Pedagógico Latinoamericano. Un nuevo Paradigma de la Educación Intercultural".

La particularidad que tuvo la campaña en Rauch es que generó la organización de una multisectorial que se propuso y tiene como objetivo por un lado, hacer visible la verdadera historia sobre los pueblos originarios en la Provincia de Buenos Aires y, particularmente, develar que hay detrás de la historia de Rauch.

Se realizó, en conjunto con el grupo Cultura Vallese, una escultura que representa a Arbolito (jefe ranquel de nombre Nicasio Maciel que mató al genocida Federico Rauch con una lanza en la batalla de Las Vizcacheras) como símbolo de libertad de los pueblos y de solidaridad con su pueblo.

Sobre esto, la Secretaria de Educación y Cultura de SUTEBA, Silvia Almazán, comentó: "Esto nos parece que forma parte de un hecho histórico para Rauch porque es la historia invisibilizada. En general, la historia que circula es la "mitrista" y no lo que significó la denominada "Campaña del Desierto" para los pueblos originarios, la cual fue sostenida con los recursos de la Sociedad Rural".

Asimismo, detalló: "Esos recursos, al final del proceso de exterminio de los pueblos originarios de lo que hoy es la Provincia de Buenos Aires, terminaron en la adjudicación de millones de hectáreas por parte de familias como las de Martinez de Hoz, que históricamente van a tener vinculación con procesos dictatoriales y con políticas económicas y sociales que produjeron como consecuencia hambre, desocupación y otras tantas terribles situaciones para nuestro pueblo".

"En el ADN de la CTA, la CTERA y el SUTEBA ha estado históricamente la lucha por los derechos de los pueblos originarios y seguir bregando por el pasado reciente en relación a los Derechos Humanos, que muchas veces son cuetionados por su "lejanía" en el tiempo, pero para nosotros siguen siendo Derechos Humanos del presente porque están totalmente vinculados. Si nosotros podemos hacer justicia y conocer la verdad de la historia en este presente, vamos a tener la posibilidad de comunicar a las próximas generaciones como poder ir diseñando el futuro".

Por último, Almazán dijo: "Fue un seminario que tuvo que ver con la lucha, con el compromiso, con la militancia y, fundamentamente, con un trabajo muy bien organizado por la Multisectorial y el protagonismo del SUTEBA Rauch y de la CTA".
Por su parte, Liliana Cirullo, Secretaria General SUTEBA Rauch, sostuvo: "Desde el SUTEBA pudimos visibilizar esto en las escuelas. El colectivo de la docencia donde el SUTEBA es una herramienta muy importante, logró instalar el compromiso de los docentes con una educación popular, liberadora y donde los actores principales son los pibes y los docentes".

"Generó un gran impactó que los pibes estén en la plaza siguiendo el proceso de la construcción de la escultura de Arbolito", dijo Cirullo y agregó: "Los docentes decían que realmente se ha hecho un clic y hay un futuro en este compromiso que tenemos nosotros para que, a través de la educación, vayamos logrando una educación y cultura popular, pública y democrática".

Desde el SUTEBA seguiremos militando para comunicar a las próximas generaciones la historia de nuestros pueblos originarios porque estamos convencidos que es la única forma de construir una sociedad más justa e igualitaria.





Fecha de publicación : 11-12-2013