13 DE OCTUBRE: A TRES AÑOS, ¡POR SIEMPRE STELLA!

El 13 de octubre del 2014 nos dejaba, sólo en el plano terrenal porque continúa junto a nosotrxs, nuestra querida e inolvidable compañera Stella Maldonado, por entonces Secretaria General de CTERA. Su partida nos causó mucho dolor, pero ella se convirtió en bandera de todo lo que anhelamos, de todos los sueños que nos quedan cumplir para alcanzar una Educación Pública que incluya a todxs lxs pibxs y les dé un futuro mejor. Su amor hoy es nuestro motor y desde nuestro lugar, militando, en las calles, en cada batalla, en cada pelea, en cada conquista, le rendimos un merecido homenaje por todo lo que nos dio y nos compartió.

Stella Maldonado fue una militante política, social y sindical de un compromiso enorme por la justicia social y la Educación Pública.

Estudió como Maestra Normal Nacional en el colegio Inmaculada Concepción de La Plata; se desempeñó como asistente social y maestra en la Provincia de Buenos Aires. En la década de los '70 fue maestra de adultos en el programa DINEA.

Maldonado sostuvo a lo largo de su trayectoria gremial la necesidad de mejorar las condiciones de trabajo, ampliar la formación de base y en servicio, y generar tiempos específicos para reflexionar sobre las propias prácticas educativas. Fue una de sus más explícitas preocupaciones "la pérdida de la autoridad pedagógica", consecuencia de "las políticas educativas neoliberales que desautorizaron a los docentes en sus saberes y sus prácticas".

Del 2000 al 2006 se desempeñó como Secretaria de Derechos Humanos del SUTEBA y Secretaria de Educación de CTERA del 2004 al 2007. Se destacó también como férrea militante de los Derechos Humanos, fue miembro del CELS y con mucho orgullo acompañó la lucha de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y de la Agrupación HIJOS.

Para la docente, que era maestra y asistente social, el desafío de transformar la escuela "absolutamente atravesada por el conflicto social propio de cada época" tenía que ver con superar el "núcleo duro de la pobreza". Esta brecha entre los que más tienen y los que menos tienen "produce en sí misma una situación de violencia que tiene su correlato en situaciones que llegan a la escuela", opinaba la dirigente gremial que asumió como Secretaria General de CTERA en 2007.

Al momento de su fallecimiento, se desempeñaba como Secretaria General de CTERA y Secretaria de Formación de la CTA Nacional. También formaba parte del Consejo Ejecutivo de la Internacional de la Educación.

Stella le otorgó siempre un papel preponderante a la juventud y su inserción en la vida política y sindical.

Su preocupación por los Derechos Humanos, la situación del país y de la Educación Pública hicieron de Stella Maldonado una militante incansable y una luchadora imprescindible para el movimiento obrero y para lxs Docentes argentinxs.

Con la partida de Stella quedó un vacío enorme, no sólo por su compromiso y militancia, sino por la calidad humana de esta compañera que infatigablemente nos enseñó, con amor y humildad, una nueva forma de militar.

"Dilucidar en qué consiste y qué produce el trabajo de enseñar aquí y ahora forma parte de nuestra lucha. Lxs Trabajadorxs de la Educación necesitamos transformar el trabajo, pero no podemos transformar lo que conocemos sólo empíricamente; tampoco lo haremos si lo hacemos desde la perspectiva del discurso hegemónico. (...) En la disputa por el sentido del trabajo docente se pone en juego la pelea por el sentido de la Escuela Pública, que siempre soñamos: popular, democrática y un lugar de construcción de derechos".

Stella Maldonado