RECOMENDACIONES GENERALES PARA DOCENTES Y DESTINATARIOS ANTES, DURANTE Y LUEGO DE LA DISTRIBUCIÓN DE ALIMENTOS

Frente al avance del Coronavirus, en las Escuelas que cuentan con Servicio Alimentario Escolar, lxs Trabajadorxs de la Educación realizan la distribución de alimentos a la comunidad.Compartimos una serie de recomendaciones para el cuidado de lxs docentes y lxs destinatarios de alimentos.

 

La tarea que realizan lxs Docentes que asisten día a día a las Escuelas se desarrolla cumpliendo con todas las recomendaciones de los Ministerios de Salud y de Educación.

Desde el SUTEBA sostenemos que es urgente y necesario que, desde cada Municipio bonaerense y desde el Gobierno Provincial, se garanticen los insumos y las condiciones para resguardar la salud de cada Trabajador/a de la Educación que está yendo a la Escuela a cumplir con esta importante tarea.
 
Compartimos una serie de recomendaciones para el cuidado de lxs docentes y lxs destinatarios de alimentos.

 

Condiciones a tener en cuenta para el resguardo de la salud de la comunidad educativa:

 

Garantizar la infraestructura e insumos mínimos necesarios

  • Agua segura, jabón líquido o espuma en un dispensador.
  • Toallas descartables o secadores de manos por soplado de aire.
  • Alcohol en gel, solución de alcohol al 70%.
  • Lavandina de uso doméstico al 55 g/litro.
  • Artículos de limpieza.

 

Organizar el lugar de almacenamiento y distribución de alimentos 

Almacenamiento:

  • Higienizar envase por envase con un paño húmedo embebido en una solución desinfectante. 
  • Lavar el paño, enjuagarlo y volver a cargarlo con desinfectante a medida que se van limpiando los envases de los alimentos. 
  • Desinfectar con una solución de agua con alcohol en proporción 70/30 o de 1 cucharada sopera 15 cm³ de lavandina /5 litros de agua.
  • Realizar la correcta rotación de las materias primas y alimentos tanto en la alacena como en la heladera, aplicando el principio "Lo Primero que Entra es lo Primero que Sale". 

Distribución:

  • Garantizar una distancia mínima de un metro entre cada persona durante la recepción, verificación, recolección y salida de los destinatarios del lugar de entrega de alimentos.
  • Verificar el correcto estado de los alimentos teniendo en cuenta la naturaleza de los mismos.
  • Planificar una distribución de alimentos que minimice la manipulación. 
  • Sectorizar las operaciones en zona recepción y control, zona almacenamiento, zona armado de módulos/cajas alimentos, zona de despacho/ entrega/retiro y zona de residuos. 
  • Utilizar tarima para el apoyo de alimentos a una distancia mínima de 15 cm del piso, o disponer de mesada para punto de apoyo en procesos. NO APOYAR LOS ALIMENTOS EN EL PISO. 
  • Definir un área de lavado de manos con un suministro adecuado de un dispenser con jabón líquido o espuma, toallas descartables o secadores de manos por soplado de aire y agua segura (la misma podrá ser portátil) y/o solución desinfectante a base de alcohol. 
  • Señalizar los puntos de entrada y salida claramente marcados.
  • Organizar y separar las raciones de alimentos antes de realizar el circuito de distribución.
  • Indicar con una cinta un área perimetral de un metro alrededor de la mesa de entrega de alimentos.  

Circulación de personas:

 

  • No permitir aglomeraciones de personas.
  • Establecer que el retiro de las raciones se realiza por persona, no por grupos. 
  • Recomendar la no asistencia de personas mayores de 60 años, embarazadas y personas con enfermedades crónicas. 
  • Organizar la distribución, por ejemplo, de acuerdo a los números de finalización de DNI. Por ejemplo: Lunes 0-1; Martes 2-3; Miércoles 4-5, Jueves 6-7; Viernes 8-9.
  • Informar con antelación si alguna persona del equipo de trabajo muestra algún síntoma de COVID-19. No acudir al lugar de trabajo y articular con la autoridad sanitaria. 
  • Dirigir a un área protegida a las personas que muestran algún síntoma de Covid 19 y realizar articulación con la entidad sanitaria para seguir los protocolos correspondientes.

 

Lavado de manos y recomendaciones sobre uso de alcohol en gel

  • Asegurar que el sector de lavado de manos esté disponible con la cantidad adecuada de insumos tanto para el personal como los destinatarios. 
  • Informar la importancia del lavado de manos con agua y jabón al menos por 40-60 segundos; o con alcohol en gel por 20-30 segundos. 
  • Colocar a la vista una cartelera explicativa con los pasos del correcto lavado de manos. 
  • Tener en cuenta que el alcohol en gel, es tan inflamable como su versión líquida, por no acercarse al fuego (hornallas de la cocina, encender fósforos) después de colocado. 
  • Dirigir a los destinatarios al sector de lavado de manos para su higiene antes de recibir los alimentos. 

 

Las personas que entregan los alimentos deberán lavarse manos correctamente

  • Después de comer, beber o fumar. 
  • Después de manejar dinero. 
  • Lavarse con frecuencia recomendada de 30 minutos durante las tareas de manipulación de alimentos.
  • Indicar a los destinatarios y al personal tomar las medidas de higiene respiratoria al toser o estornudar, cubriéndose la boca y la nariz con el pliegue interno del codo o usando un pañuelo descartable. 
  • Tirar el pañuelo usado en el cesto de basura más cercano y limpiar las manos inmediatamente. 
  • Asegurar que el lugar y las mesas utilizadas se limpien y se rocíen con desinfectante al finalizar la distribución del día. 
  • Retirar todas las señalizaciones
  • Limpiar el área de lavado de manos y el sector de residuos. 
  • Antes de comenzar el turno de trabajo.
  • Antes de manipular alimentos cocinados o listos para comer.
  • Antes y después de manipular o preparar alimentos crudos. 
  • Después de manipular residuos. 
  • Después de manipular productos y paños de limpieza, escobas y trapeadores. 
  • Después de tocar equipos y superficies sucias, limpiar mesadas y utensilios.
  • Después de usar el baño. 
  • Después de sonarse la nariz, estornudar o toser. 

 

Desinfección de superficies y ventilación de ambientes 

  • Desinfectar regularmente todas las superficies: mesas, barandas, picaportes, puertas, vehículos de trasporte, recipiente de residuos, entre otros.
  • La desinfección debe realizarse diariamente y esta frecuencia depende del tránsito de personas. 
  • Desinfectar todos los utensilios de cocina, platos, tazas y cubiertos con regularidad. 
  • Limpiar las superficies con agua y detergente antes de aplicar cualquier desinfectante.

 

  • Realizar un procedimiento sencillo, denominada técnica de doble balde y doble trapo que consiste en los siguientes pasos: 

Desinfección 

- La solución desinfectante puede hacerse a partir de una variedad de bases de desinfectantes disponibles en el mercado. Todas las soluciones de lavado y desinfección deben prepararse antes del envío al punto de distribución y rotularse claramente. Una vez realizada la limpieza de superficies se procede a su desinfección: esta solución (hipoclorito de sodio diluido en agua) produce rápida inactivación de los virus y otros microorganismos.

Enjuagar con agua

- Enjuagar con un segundo trapo (trapo 2) sumergiéndolo en el segundo recipiente con agua (balde 2). Dejar secar. 

Limpiar

- Preparar en un recipiente (balde 1) una solución con agua y detergente de uso doméstico suficiente para producir espuma. 

- Sumergir el trapo (trapo 1) en la solución preparada en balde 1, escurrir y friccionar las superficies a limpiar. Siempre desde la zona más limpia a la más sucia. Repetir el paso anterior hasta que quede visiblemente limpia.

Se recomienda la siguiente concentración de la solución de hipoclorito de sodio para desinfección:

 

Lavandina comercial 

(leer en el rótulo la cantidad de Cloro/l)

Cantidad de la lavandina  Cantidad de agua
25 g Cl/litro   40 ml o 4 cucharadas soperas llenas En 1 litro de agua
55 g Cl/litro o 60 g Cl/litro 20 ml o 2 cucharas soperas llenas En 1 litro de agua

 

Si se quiere hacer un balde (10 litros) multiplicar por 10 los valores enunciados en la tabla. 

– Sumergir el trapeador o paño en la solución preparada, escurrir y friccionar las superficies a desinfectar. 

– Dejar secar la superficie, sin utilizar trapo o rejilla para secar. 

 

  • Tener en cuenta que el cloro concentrado o en mezcla con otros productos de limpieza o con agua caliente es una sustancia tóxica que puede causar irritación e inflamación en los ojos, la garganta y la nariz. Al preparar y usar una solución desinfectante se debe tener en cuenta que el personal tome las medidas de protección establecidas por la autoridad sanitaria. 
  • La materia orgánica (suciedad) reduce la efectividad de los clorados para desinfectar, por eso es importante que las superficies estén limpias antes de colocar la solución diluida de cloro. 
  • Las soluciones preparadas de hipoclorito de sodio con agua corriente tienen una vida útil máxima de 24 horas, no deben conservarse en envases destapados y deben ser descartadas si no son utilizadas. 

 Ventilación: 

- Realizar la ventilación de ambientes cerrados con regularidad para permitir el recambio de aire.

- Asegurar el recambio de aire mediante la apertura de puertas y ventanas que produzcan circulación cruzada del aire, previendo que el mismo provenga de espacios/áreas limpias.

 

 

Sugerencias:

- Organizar la asistencia del equipo docente que realiza la entrega de módulos alimentarios por mitades para no coincidir todxs en la misma jornada de trabajo. Esta medida permite resguardar la continuidad de las actividades en caso de tener que indicar aislamiento por resultar afectado por COVID-19 algunxs de lxs integrantes del equipo.

- En la jornada prevista de entrega de módulos alimentarios, puede resultar facilitador tener establecido el contacto con un efector cercano de salud, para realizar cualquier consulta que se requiera por eventos de salud surgidos en esa circunstancia, relacionados o no a COVID-19. 

 

¡FRENTE A LA ADVERSIDAD, LXS DOCENTES RESPONDEMOS CON RESPONSABILIDAD, COMPROMISO Y SOLIDARIDAD!