CENTROS DE SALUD: ATENCIÓN CUIDADA EN TIEMPOS DE COVID-19

La pandemia nos enseñó que las formas de garantizar el cuidado de la salud van más allá de la presencialidad, aunque algunas veces esta sea irreemplazable.

La pandemia también nos enseña que nadie se salva solx y que el cuidado de cada unx es el de todxs. Así es que el resguardo de la salud del Equipo de Salud es la de todxs. Y el cuidado de cada paciente es prioridad, incluso si eso demanda tiempos más prolongados en la organización de la atención y de la asistencia.

Asistir al Centro de Salud no puede ser un riesgo de exposición al virus, ese es nuestro compromiso.

La atención a distancia en todas sus formas ha sido constante y aliada de los cuidados en esta pandemia. Eso también es aprendizaje y ampliación de perspectivas de cuidado para todxs.


CUIDADOS A LO LARGO DE LA PANDEMIA

En la pandemia y dada la necesidad de cumplir con el aislamiento (ASPO) y luego con el distanciamiento social preventivo obligatorio (DISPO) para reducir la propagación de la enfermedad, los Centros de Salud debieron reorganizarse brindando atención a distancia en Clínica Médica, Psicología, Psicopedagogía y Fonoaudiología para poder sostener la atención de la población a cargo con los cuidados necesarios para evitar los contagios.

Actualmente se mantiene la Atención Presencial y a distancia en Clínica Médica, Pediatría y Ginecología.

La Atención profesional a distancia en Psicología, Psicopedagogía y Fonoaudiología se mantuvo durante la etapa de ASPO y se mantiene de esa manera, facilitando el acceso a la atención sin tener que viajar o asistir a lugares concurridos cuando eso se puede evitar.

Se restableció la atención presencial en Odontología General, Ortodoncia y Ortopedia.

La disponibilidad y duración de los turnos presenciales de las distintas especialidades se estableció en función de los tiempos necesarios para que la consulta cumpla con todos los protocolos de cuidado en la atención y limpieza posterior de los consultorios, atendiendo a la importancia de mantener la mínima cantidad de personas posible en las salas de espera.

En la medida que la pandemia se extendió en el tiempo, puso en evidencia la necesidad de dar continuidad a los cuidados de las personas con enfermedades crónicas no transmisibles que, además de tener riesgo aumentado de desarrollar cuadros de gravedad en la infección por COVID-19, también requerían poder acercarse a los efectores de salud para la atención de sus enfermedades de base.

El conocimiento del padrón de pacientes en cada CAP facilitó ese seguimiento, pudiendo organizar modalidades que propiciaran el cuidado en forma virtual y reservando la atención presencial a los casos en que fuera necesario. De esta manera, también se puede realizar un acompañamiento y asesoramiento en casos sospechosos y confirmados de COVID-19.

Actualmente se prioriza poder brindar atención presencial programada a las personas con patologías crónicas no transmisibles que durante el ASPO pudieron acceder a las recetas para sostener sus tratamientos farmacológicos y que, dado el tiempo transcurrido, ya requieren controles clínicos con examen físico y entrevista presencial. Para ello, desde septiembre de 2020 en adelante, según criterios de riesgo/criticidad definidos por el equipo tratante, se fue citando a lxs pacientes que están incluidxs en los padrones de personas con patologías crónicas que se atienden en los CAPs del SUTEBA.

Los procesos de atención que se extienden en el tiempo y se debieron interrumpir los primeros meses de la pandemia, se han ido restableciendo en los últimos meses al ritmo que marca la situación epidemiológica, permitiendo restablecer tratamientos sin dejar de priorizar que puedan realizarse en las condiciones de seguridad que permitan evitar o disminuir el riesgo de contagio.


  • 1) Centros de Salud
  • 2) Centros de Salud.