7 DE MARZO: DÍA DE LA VISIBILIDAD LÉSBICA

El 7 de marzo de 2010, en Córdoba Argentina, Natalia "Pepa" Gaitán fue fusilada a los 27 años por ser lesbiana.

El asesino, Daniel Torres, pareja de la madre de la novia de Pepa Gaitán, rechazaba la relación que tenían al punto de dispararle por la espalda con una escopeta, con la intención de matarla.

Este crimen permitió visibilizar la violencia que sufren miles de mujeres todos los días en nuestro país por tener una orientación sexual, expresión de género o identidad de género diferente a la heterosexual. Pepa Gaitán, como muchxs otrxs, no respondía a los estereotipos de hombre y mujer que este sistema binario nos exige cumplir para no quedar excluidxs de la sociedad.

Daniel Torres fue condenado a 14 años de prisión con un fallo de Homicidio simple calificado por el uso de arma de fuego. La invisibilización del odio por razones de orientación sexual y expresión de género que han llevado al fusilamiento de Pepa Gaitán es un factor más que refuerza la violencia y discriminación que día a día se ejerce en nuestras identidades que no enmarcan en la heteronorma impuesta socialmente.

Gracias a la fuerza de Graciela Vázquez, madre de Pepa Gaitán, este día se convirtió en una jornada de lucha que permite reflexionar que la invisibilidad y la negación de nuestra existencia es la violencia cotidiana que recibimos las lesbianas.

En muchas localidades de nuestro país, este día es declarado como "Día de la Visibilidad Lésbica, en memoria de Pepa Gaitán" con el objetivo de generar campañas de difusión, prevención y promoción de los derechos de las lesbianas en todos los ámbitos.