TRANSFORMAR LA EDUCACIÓN, EL TRABAJO DOCENTE Y LA REALIDAD DE NUESTRO PUEBLO: POSICIONAMIENTOS POLÍTICO-PEDAGÓGICOS DEL SUTEBA

Desde 1986 la construcción del SUTEBA ha estado direccionada por una concepción de sindicalismo docente que, trascendiendo el plano de la lucha reivindicativa, se propone involucrar activamente a los trabajadores de la educación en la disputa histórica por ligar el sentido y el contenido de su trabajo y de la educación pública a un proyecto de emancipación nacional y latinoamericano.

Recogiendo lo mejor de la experiencia del movimiento obrero argentino en cuanto a ligar la defensa de los trabajadores a la pelea por un modelo de país para todos,  SUTEBA plantea la lucha por los derechos docentes estrechamente inscripta en la lucha por una educación al servicio de los intereses populares.

Es por esta concepción que aún en lo más álgido de la ofensiva neoliberal de los 90 por vaciar de sentido, de contenido y de condiciones materiales a las escuelas públicas, la tenaz oposición de SUTEBA y CTERA a estas políticas siempre estuvo acompañada del esfuerzo por elaborar ideas y propuestas alternativas, y construir una correlación de fuerzas que permitieran avanzar hacia una escuela efectivamente pública -en cuanto inclusiva de todas y todos-, popular en sus contenidos y democrática en sus relaciones. Elaboración de conocimiento y alternativas, y construcción de fuerza social para pelear por su materialización, asumidas como partes inseparables de la lucha por volver a poner, resignificado, el derecho a la educación en el horizonte de las expectativas sociales.

Ver en Notas Relacionadas:

La escuela y el Derecho Social a la Educación


La Ley de Educación Nacional reconoce el Derecho Social a la Educación. La inclusión de todos los sujetos y de todos los conocimientos en la escuela es condición para el cumplimiento del derecho social a la educación. Para ellos la escuela tiene que tener condiciones; una de ellas, fundamental, es la posibilidad del trabajo colectivo.