SUTEBA ESTUVO EN EL INICIO DEL 8VO JUICIO DE LA MEGACAUSA DE CAMPO DE MAYO

El SUTEBA estuvo presente en el inicio del octavo juicio de la Megacausa de Campo de Mayo en el Tribunal Oral Federal N°5 de San Martín, donde asistieron estudiantes de Derecho de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora Sede Campana-Zárate, alumnos y profesoras de la Escuela Secundaria N°22 de Campana e integrantes de agrupaciones político-sociales.

12/06/2013

Se inició el octavo juicio de la Megacausa de Campo de Mayo en el Tribunal Oral Federal N°5 de San Martín. El juicio oral y público implica los delitos de lesa humanidad por secuestros y torturas que se cometieron en Zárate y Campana y en el que están imputados los represores Santiago Omar Riveros, ex Comandante de Institutos Militares; Sergio Buitrago, ex Jefe del Arsenal Naval de Zárate; Juan Fernando Meneghini, ex Comisario de Escobar y el prefecto Servando Ortega.

Este evento fue una buena oportunidad para que alumnos y estudiantes presenciaran cómo es el desarrollo de los juicios de lesa humanidad, con la necesidad de estar presentes y vivir una experiencia histórica que no se refleja en los libros de historia y que, para los chicos, son parte importante del entendimiento en la búsqueda de justicia y en el ejercicio constante de la memoria con respecto a los delitos de lesa humanidad que se llevaron a cabo durante el último golpe cívico-militar.

Estudiantes de la Facultad de Derecho de Lomas de Zamora Sede Campana-Zárate se hicieron presentes en el juicio y compartieron sus experiencias con respecto a esta valiosa oportunidad de presenciar esta clase de juicios.
Raúl Argarañaz fue uno de ellos y dijo: “Este es al primero que venimos, coordinando con el centro de estudiantes de Zárate y autoridades del centro de extensión. Es una experiencia muy linda y sirve para poder informar a los alumnos y a nosotros mismos porque no tenemos el conocimiento y lo adquirimos a través de estas audiencias”.
Esteban Pérez Udambides, también estudiante, compartió: “Hay que tener en cuenta que esta es la historia de nuestros padres o abuelos en algunos casos. Esto no se tiene que olvidar nunca, son juicios históricos y la posibilidad de presenciarlos es algo único”.
Por último, Mariana Quiroga, asesora legal de la Subdirección de Derechos Humanos de Campana, acompañó a los estudiantes y declaró: “La idea surgió cuando me enteré del trabajo que el SUTEBA estaba haciendo, lo pensé porque en la zona tenemos la facultad de derecho y hablé con el director del Centro de Extensión, le comenté la idea e hicimos una conferencia con los abogados de este juicio en la facultad. Tuvimos mucha repercusión y pudimos venir con un grupo importante de estudiantes que quisieron participar”.

A su vez, asistió Paola Garello, integrante de HIJOS Escobar-Campana-Zárate, quien dio su opinión con respecto a la asistencia a estos juicios y contó sobre su lucha constante por la recuperación de los restos de su padre, quien había sido secuestrado y desaparecido durante la última dictadura: “Hace bastante que venimos militando la asistencia a los juicios y la difusión en cada uno de los territorios, este juicio nos toca por nuestra zona ya que tiene como actores principales a sobrevivientes de Campana y Zárate, ellos han estado por los 12 o 13 centros clandestinos que formaban parte de Campo de Mayo. Tengo a mi papá que es un desaparecido recuperado, a él lo secuestraron desde nuestro domicilio el 25 de agosto de 1976 y sus restos fueron encontrados en el cementerio de San Andrés de Giles. Tenía un trabajo sindical muy importante en lo que era la empresa Petrosur. Zárate y Campana es una zona muy industrializada donde la gran mayoría de los desaparecidos, alrededor de 200, tenían una gran participación en actividades gremiales o sindicales y la mayoría de ellos pertenecía a Dálmine-Siderca, hoy Tenaris-Siderca, siendo gremialistas, sindicalistas o delegados de la UOM”.

Además, los alumnos de 4to año de la Escuela Secundaria N°22 de Campana estuvieron presentes, junto con sus profesoras, en el transcurso del juicio. Una de ellas, Lourdes Leiva, compartió sus sensaciones con respecto a esta experiencia: “Es una buena experiencia para todo mi curso, que venimos de Campana a presenciar un juicio sobre los desaparecidos en la dictadura. Estamos trabajando con la materia Historia, hicimos afiches y carteles relacionados al tema, vimos “La noche de los lápices” y también fue un sobreviviente al colegio y nos contó su historia.
Dentro del mismo grupo, estuvo presente Cecilia Brun Bértolo, profesora titular de Historia, y explicó el trabajo que se está realizando con esta temática: “Estuvimos trabajando sobre los desaparecidos y la importancia que tiene, más allá que es una historia que nos compromete en todo el país, que se da en la zona donde nosotros vivimos. Todo este seminario empezó fue cuando trabajamos con ellos sobre este tema y pudimos llevar un protagonista para ver la historia más allá de los libros, con una historia más cercana y reciente. Para los chicos fue importante hablar con alguien que les explicara su experiencia y les fue bastante llamativo. Como parte final, presencian el juicio para ver cómo funciona el aparato judicial. Por mi parte, nunca estuve en ningún juicio y les decía lo que importante de estar ahí, de presenciar esta parte de la historia que no la vemos en la televisión ni en un libro, sino que es real. Ellos vienen entusiasmados, con muchas energías y con ganas de ver este hecho histórico”.

Una vez adentro del juzgado, el Dr. Ciro Annicchiarico, abogado de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y María Fernanda García, abogada de la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, en una especie de clase, les explicaron a los estudiantes de Derecho y a los alumnos de la ES N°22 de Campana los procedimientos en los juicios de lesa humanidad, las particularidades a nivel jurídico que los separan de los juicios normales, explicando cómo se da el desarrollo de los mismos detalladamente y el rol que cumplen el estado y la provincia en estos juicios. Además, relataron el accionar de la justicia argentina con el retorno de la democracia para investigar y penar a aquellos genocidas que fueron parte del golpe cívico-militar de 1976 y los avances que se fueron dando con el correr de los años al respecto, tanto en leyes que promueven los derechos humanos como en investigaciones de niños apropiados. Para finalizar, elogiaron esta posibilidad que tienen los estudiantes de derecho de poder presenciar los juicios por ser algo que no se puede lograr fácilmente durante la carrera y destacaron el compromiso de los alumnos al interesarse por asistir y trabajar sobre los delitos de lesa humanidad.




Fecha de publicación : 12-06-2013