CTERA Y CTA EXIGEN QUE SOBISCH SEA JUZGADO POR EL ASESINATO DE CARLOS FUENTEALBA

A los pies del obelisco, a las 11 de la mañana se empezaban a agrupar las distintas organizaciones  sindicales y gremiales que marcharían hasta la Casa de Neuquén, ubicada en Maipú 48, para exigir el juicio y castigo a los responsables intelectuales y políticos, con el ex-gobernador de la provincia Jorge Sobisch a la cabeza, del asesinato del docente neuquino Carlos Fuentealba.

Al frente de la columna iban dos banderas. Una decía “No a la impunidad Carlos Fuentealaba Presente!!!” y la otra “Justicia por el maestro Fuentealba”, ambas eran de CTA y CTERA, quienes convocaron a la movilización. Las demás organizaciones que estaban presentes eran: SUTEBA, UTE, MBB, HIJOS, Agrupación Agustín Tosco, Segundo Centenario, Agrupación Pocho Lepratti, MILES, MTL, ATE, entre otras.

Mientras la columna avanzaba por Diagonal Norte, por los altoparlantes ubicados en la camioneta que dirigía la marcha, se recordaba al docente asesinado hace cuatro años. "Es un asesinato que no tendría que haber sucedido nunca en la democracia", opinó el Secretario General de la CTA, Hugo Yasky.

Al llegar a la esquina de Maipú y Bartolomé Mitre, el frente de la columna se encontró con un vallado policial que le impedía acceder a la entrada de la Casa de Neuquén. Fue por eso que se improvisó un escenario en la intersección de ambas calles y allí comenzó el acto.

Hubo una gran cantidad de oradores, entre ellos: Hugo Yasky (Secretario General de CTA), Roberto Baradel (Secretario General de SUTEBA y CTA Prov. Buenos Aires), Fabián Alessandrini (Adjunto de la CTA Prov. Buenos Aires y Secretario General de ATE), Carlos Girotti (Integrante de Carta Abierta y miembro de la mesa nacional de la CTA), Eduardo López (Secretario General de UTE), Gerardo Maturet (Ex-Secretario de Derechos Humanos de la CTA) Luis D'Elía (líder de la Federación de Tierra, Vivienda y Hábitat), Marcelo Ramal (compañero de militancia de Mariano Ferreyra), Carlos Pisoni (de la agrupación HIJOS), representantes de SIMeCa (Sindicato Independiente de Mensajeros y Cadetes), Chapu Reli (miembro del MTL), Arnold Moreyra (MBB) y Víctor Juarez (referente de la agrupación Segundo Centenario).

Durante el discurso, Roberto Baradel estableció una comparación con el militante Mariano Ferreyra: “Así como en el caso de Mariano Ferreyra, que no solamente están presos los autores materiales, sino también quienes lo financiaron: la cúpula de la Unión Ferroviaria. Queremos que se siente en el banquillo de los acusados a Jorge Sobisch, que tiene clara responsabilidad en el asesinato de Carlos Fuentealba”. Y agregó: "Carlos no solamente peleaba por los derechos de los trabajadores de la educación, sino que defendía y era consecuente con la defensa de la escuela pública. Cuando los docentes salimos a luchar, no salimos solamente a reclamar salario, salimos a defender la escuela pública, porque entendemos que todos los pibes de nuestro país tienen que tener las mismas posibilidades".

Para cerrar el acto, Yasky hizo referencia a la causa Fuentealaba I, que terminó en la condena a prisión perpetua para el Cabo José Darío Poblete, que fue el autor material del asesinato por disparar una granada de gas lacrimógeno a tres metros de distancia de Fuentealba, produciéndole así el hundimiento de cráneo. Sin embargo, el Secretario General de la CTA fue por más, explicó y pidió esclarecer y profundizar la causa Fuentealaba II: “Estaba dirigida a esclarecer la responsabilidad intelectual y política de todos lo que ordenaron que hubiera un cabo primero que disparara a matar. Esa causa tenía en la mira principalmente a Sobisch. Por eso decimos: Tiene que ser condenado Sobisch”.
?




Fecha de publicación : 04-04-2011