CONNIVENCIA ENTRE MILITARES Y EMPRESARIOS

21-03-2012 La CTA de la provincia de Buenos Aires considera necesario desenmascarar la complicidad de empresas, empresarios y el poder económico con la última dictadura militar. Por tal motivo, Rosana Merlos, secretaria de Derechos Humanos de la CTA bonaerense señaló que “este año vamos a trabajar para poner al descubierto la complicidad civil, eclesiástica, empresarial y judicial con la dictadura militar”.

Por Duilio Ferro

Nosotros -prosiguió la dirigente- estamos convencidos que los militares actuaron en sociedad con el poder económico de la Argentina y que muchas empresas cedieron sus instalaciones para transformarlo en centros clandestinos de detención y tortura como el caso de la FORD en Pacheco”.

En efecto, en la semana de la memoria, militantes de organizaciones de derechos humanos, sociales y la CTA colocaron, en la entrada de la fábrica Ford de esa localidad, una placa en memoria y reconocimiento a los trabajadores y delegados gremiales detenidos-desaparecidos. Además denunciaron que allí funciono un centro clandestino de detención.

“Esta complicidad empresarial y militar pone en relieve el sufrimiento de la clase trabajadora que debió padecer como ningún otro sector la atroz dictadura de los últimos tiempos” aseveró Merlos.

Cabe destacar que la Ford no fue la única empresa cómplice de la dictadura, también se suman Astilleros Astarsa, Ledesma, Techint, La Veloz del Norte, Mercedes-Benz y Loma Negra, entre otras tantas.

El caso de Loma Negra fue ventilado en un juicio que se consustanció en la ciudad de Tandil por el asesinato del abogado Carlos Alberto Moreno, que fue secuestrado, torturado y asesinado por defender los derechos de los trabajadores de la cementera.

En ese contexto, Merlos indicó que “ese fallo fue ejemplar porque dio cadena perpetua a los tres militares que participaron del crimen y también a los hermanos Méndez que prestaron su chacra para ser usada como centro clandestino de detención y tortura”.

“Además -continuo la dirigente de los trabajadores- esa sentencia abrió el camino para descubrir la complicidad del directorio de la cementera Loma Negra, de ese entonces, con la desaparición de nuestro compañero Moreno”.

Merlos explicó que la CTA esta en una etapa de avanzar sobre civiles porque “sabemos muy bien que fue una dictadura cívico militar. En donde el poder económico se apoyo en la dictadura para poder implantar un modelo de retroceso para las clases trabajadoras que estallo en mil pedazos en el 2001”.

Por último, la referente de los derechos humanos de la CTA indicó que “si no somos capaces de saldar el tema de la memoria, la verdad y la justicia completa, no vamos acontar con un país con libertad para profundizar un modelo que nos contenga a todos”.

Fecha de publicación : 23-03-2012