PROGRAMA DE ATENCION INTEGRAL DEL NIÑO Y ADOLESCENTE

CONDUCTA Y DESARROLLO EN LOS NIÑOS DE 6 A 9 AÑOS

En esta etapa, la consulta al médico se recomienda en forma anual. Se evalúa la agudeza visual. También se realiza anualmente el control odontológico. El niño de 6 años ha culminado un proceso evolutivo con profundos cambios físicos y psicológicos. El ingreso escolar es un paso de gran trascendencia y muy movilizador.

Ingresa a un escenario social con costumbres extrañas que lo pueden desorientar, pero que lentamente contribuirán a su autoorganización al brindarle una escala de valores y exigirle consideración de los demás.
Al comenzar a transitar de los 8 a los 9 años de vida, el niño desarrolla progresivamente una mayor independencia del grupo familiar, al que igual sigue necesitando como base segura para su despegue. Deja de vivir emocionalmente inmerso en su familia para dirigirse hace el afuera (“los otros”), en búsqueda de reconocimiento, normas, sanciones, premios, aceptaciones o rechazos.
El fenómeno más característico hacia el final de esta etapa es la aparición del “grupo de pares”, casi siempre del mismo sexo: su grupo de amigos, del deporte, el barrio, la escuela.

Durante esta etapa se recomienda:

Escolaridad:
Concurrir a la escuela regularmente, observar si hay problemas de aprendizaje.

Sueño:
En edad escolar es recomendable que los niños duerman ocho horas diarias en una cama individual

Socialización:
Se espera que en esta etapa de la vida tenga amigos y un grupo de pares para jugar a cosas acordes a su edad. Observar conducta social en el hogar y escuela.

Higiene:
Fomentar la higiene corporal en forma diaria

Deportes y prevención del sedentarismo:
Realizar alguna actividad deportiva extracurricular. Se recomienda que los niños de esta edad no pasen más de dos horas diarias frente a el televisor, video juegos o computadora.

DESARROLLOS Y CONDUCTAS HABITUALES

De los 6 a los 7 años

  • Gran destreza y actividad motora
  • Se baña, peina, se ata los zapatos, se viste y desviste sin ayuda.
  • Siente temor por ruidos desconocidos, enfermedades y heridas. Respeta las reglas de la escuela.
  • Regula su atención y conocimiento.
  • Empieza a conocer calles y ubicarse geográficamente.
  • Deseos y gustos más definidos (por ejemplo, la elección de la ropa)
  • Continúa con explosiones emocionales que irán disminuyendo con la edad.


De los 8 a los 9 años

  • Mayor destreza y coordinación motora
  • Realiza su cuidado personal sin ayuda
  • Comienza a tener pensamiento lógico y realiza operaciones abstractas, con lo que progresa en el conocimiento de la matemática.
  • Disfruta de las actividades grupales.
  • Cuida sus objetos personales
  • Asume responsabilidades dentro y fuera del grupo familiar.
  • Hacia los 9 años inicia proyectos que logra completar. Desarrolla la automotivación.



Fecha de publicación : 01-08-2010