AMENAZARON A TESTIGOS DEL JUICIO A LOS GENOCIDAS DE LA UNIDAD 9 – LA PLATA

En una conferencia de prensa se denunciaron amenazas e intimidaciones a testigos de la causa “unidad 9”. Este tipo de prácticas no solo buscan amedrentar en el presente, sino a todos los testigos de las decenas de juicios que todavía no se llevaron a cabo.

Las denuncias refieren a cuatro casos:

- el testigo Juan Scatolini, cuyos familiares recibieron la “visita” de dos desconocidos el 12 de abril, primer día del juicio, dejando un claro mensaje intimidatorio;


- el testigo Eduardo Caldarola, que vive en España y llegó a la Argentina para testificar hace pocos días, alojándose en un lugar que conocían muy pocas personas, pese a lo cual fue localizado y amenazado telefónicamente;


- el caso de Enrique Fidalgo, psicólogo integrante del Comité para la Defensa de la Salud, la Ética y los Derechos Humanos (CODESELDH) que se encarga de la contención y asistencia psicológica a los ex detenidos declarantes. Su domicilio fue violentado y vaciado tres veces en los últimos meses, sustrayéndole abundante información sobre la causa;


- por último en la casa de Eleonora Mogilner, hija de padres desaparecidos y sobrina de Guillermo Mogilner quien ya declaró como testigo en el juicio, la noche del pasado sábado 12 de junio, mientras la organización HIJOS La Plata celebraba sus 15 años, desconocidos ingresaron a su casa, revolvieron ostensiblemente todo sin robar nada y le dejaron un cuchillo sobre su cama.


El abogado de la CTA también consideró que en los hechos “hay una cuestión de símbolos y señas que trascienden a los 14 acusados en este proceso. Por lo tanto nosotros también queremos dar símbolos y señas de que existe una fuerte unidad de este lado”. Y convocó a “la movilización social para impedir que se debilite la voluntad de todos los testigos que restan participar, tanto en este como en los otros siete procesos que se están dando en Argentina”.


Los testigos amenazados sostuvieron que: “en la Argentina siguen existiendo zonas de funcionamiento opaco y un corporativismo criminal”, consideró Eduardo Caldarola, que reside en España desde hace 32 años “cuando me sacaron de la Unidad 9, me pusieron en un avión y me llevaron para allá”. “Quiero decir que me he sentido respaldado”, continuó, y “en este caso se está demostrando que la razón siempre la tuvimos las víctimas. Nunca hay que fiarse, hay que mostrar que uno no está solo y se puede defender ante este tipo de presiones, que uno sabe donde empiezan pero no sabe donde terminan”.


Seguidamente, Guillermo Mogilner detalló que “lo que le paso a mi sobrina fue en la misma casa donde fue secuestrada su madre, y donde ella misma estuvo un día entero en manos de los represores. Evidentemente es gente que conocía el lugar y los hechos anteriores, no tiene otra lectura, tiene un fuerte contenido simbólico y dejan una clara señal que los dos hechos están relacionados, y que los autores de aquellos hechos y los actuales también lo están”.


“Esto no es una amenaza ni a mi ni a mi familia”, consideró, “porque yo ya testifiqué. El hecho sucedió la misma noche en que conmemoraban el aniversario de HIJOS en La Plata y por ello, atrás de esta amenaza, hay una señal a todos los que van a testificar y a los que van a formar parte de otros juicios en una ciudad donde sigue desaparecido Jorge Julio López”.


“Nosotros tenemos esperanza y por eso este altavoz”, sostuvo Juan Scatolini, “porque después de éste vendrán otros juicios. Queremos testificar en la causa 1 y 60, queremos testificar en ‘La Cacha’. Esto tiene una línea de recorrido y por eso ponemos este punto, este mojón aquí, para que quede claro que esto no terminó, ni para nosotros ni para ellos”.


De la conferencia también participaron representantes de las secretarías de Derechos Humanos provincial y nacional. En nombre de la primera, Alejo Ramos Padilla afirmó que “a veces no hay mecanismo que alcance para prevenir estas cosas pero está comprometido el programa de protección y las organizaciones. Hay que idear nuevos sistemas, pero tiene que avanzar la Justicia y la decisión de que los juicios van a continuar, y no hay amenazas que los frenen”. En tanto que por la secretaría nacional Inti Pérez Aznar consideró que “estando acá todos juntos damos un mensaje de que los juicios van a continuar, que se van a llegar a sentencias y va a haber verdad y justicia”.

Fecha de publicación : 17-06-2010