26 DE JUNIO: ASESINATO DE KOSTEKI Y SANTILLÁN

Antecedentes
La crisis de diciembre de 2001, provocó la renuncia del presidente Fernando de la Rúa dejando la presidencia en manos del presidente de la Cámara de Senadores, Ramón Puerta, quien convocó a una asamblea legislativa para elegir un nuevo presidente. Allí comenzó la seguidilla con Adolfo Rodríguez Saá, quien solo permaneció en el cargo una semana, Eduardo Camaño y finalmente, Eduardo Duhalde.

El 5 de enero de 2002, el Senado de la Nación aprobó un proyecto de ley que ordenaba la devaluación del peso argentino que agudizó la crisis y con ellas las protestas, cacerolazos y cortes de ruta que terminaron en brutal represión por parte de las fuerzas policiales.

El asesinato de Kosteki y Santillán
El 26 de junio de 2002 se produjo un hecho que todavía hoy estremece: Maximiliano KostekI de 25 años y Darío Santillán de 21 años, ambos militantes de la Coordinadora Aníbal Verón, estaban cortando el Puente Pueyrredón, en una jornada de protesta en reclamo de planes sociales y fueron asesinados a manos del comisario Franchiotti y el oficial Carlos Quevedo en el hall de la estación Avellaneda.

Se supo después que Maximiliano estaba socorriendo a Darío, ya caído en el suelo, cuando el policía le disparó por la espalda. El diario Clarín tituló el hecho simplemente así: "La crisis causó dos nuevas muertes".

Si bien los ejecutores fueron condenados, todavía falta que se juzguen a los entonces funcionarios de los gobiernos nacional que dieron la orden de reprimir.

Darío y Maxi se convirtieron en la expresión más genuina de una juventud militante, dispuesta a dar pelea por una sociedad más justa. Ambos son símbolos de lucha que el pueblo hizo propios después de sus asesinatos.


Fuente: Secretaría de Formación Político Sindical, Libro "Clase Trabajadora, nuestra historia".